Ensalada César

Ensalada César. Como todos sabéis y si no lo sabéis os lo cuento yo, no porque yo lo diga sino porque lo he leído en la wikipedia y en otros muchos libros y blogs de cocina, el mejicano César Cardini fue quien se cree, o por lo menos se asocia con él la creación de esta famosa salsa para ensalada, de la que se dice que es probablemente una de las ensaladas más populares a nivel internacional.

El ingrediente principal de esta Ensalada César es evidente la Salsa César, que con su peculiar sabor no sólo aliña ensaladas sino que enriquece multitud de platos, desde una triste pechuga a la plancha hasta un buen plato de pasta, pasando por acompañar un pescado… La textura también cobra un papel importante, el crujiente del pan, el intenso sabor del parmesano en láminas, el pollo… ¡Delicioso!

Hay infinidad de recetas para esta Ensalada César no obstante casi todas tienen una base común que es la lechuga romana y unos ingredientes que pueden o no variar como es el pollo por bacon, el pan tostado o frito, la salsa con sus diferentes formas de hacerlas… De todas las ensaladas que he ido haciendo a lo largo de mucho tiempo, probando unas y otras salsas, he ido quedándome con los ingredientes que más me gustaban para hacerla a mi gusto, no sé si mi ensalada será afín a la original pero lleva su idea, la base la tomé del libro “vamos a cocinar” de José Andrés.

Esta ensalada césar es ideal como plato único o para compartir con amigos. Puedes tener la salsa y los ingredientes preparados con antelación y sólo tendrás que servirla en el momento que se vaya a comer.

¡Ponte el delantal!

Ingredientes para la receta de ensalada césar

Para la ensalada

  • Una (1) lechuga romana (o una bolsa de ensalada gourmet)
  • Dos (2) rebanadas de pan
  • Unas láminas de queso parmesano
  • Aceite de oliva virgen extra Gil-Luna
Para la salsa césar
 
  • Un (1) huevo
  • Seis (6) filetes de anchoas
  • Una (1) cuchara de mostaza de Dijón (o cualquier otra)
  • Una (1) cuchara pequeña de salsa Inglesa Perrins
  • Medio (½) limón (su zumo)
  • 50 gr. de queso Parmesano
  • Un (1) diente de ajo pequeño
  • Una (1) cuchara de aceite de oliva virgen extra
  • Pimienta negra
  • Sal
Para el pollo
 
  • Una (1) pechuga de pollo cortada en filetes
  • Un poco de harina de trigo
  • Un (1) huevo
  • Panko (o pan rallado) (*ver en curiosidades)
  • Aceite de oliva virgen extra para freir
 

Elaboración de la receta de Ensalada César

  1. Comienza poniendo al fuego una sartén con un dedo de aceite de oliva virgen extra para freír el pan.
  2. Corta las rebanadas de pan en dados de más o menos un (1) cm, fríelo y reserva sobre papel absorbente.
  3. Lava muy bien la lechuga y córtala en trozos a tu gusto.
  4. Para la salsa césar pon en el vaso de la batidora el huevo, los filetes de anchoa, la cuchara de mostaza, el zumo de medio (½) limón, una cucharada de aceite de oliva virgen extra, la salsa inglesa, el diente de ajo y un poco de pimienta negra, bate todo hasta emulsionarlo como si fuese una mahonesa, añade el queso parmesano y sigue batiendo. Si ves que te queda demasiado espesa la salsa añade un poco de agua. Prueba y rectifica de sal si hiciese falta.
  5. Para hacer el pollo sólo tienes que empanar los filetes de pollo con harina, huevo y panko (o pan rallado) y freírlos hasta dorarlos. Resérvalos sobre papel absorbente y córtalos en tiras.
  6. Coloca la lechuga en un bol y alíñala con la salsa, sobre esta reparte los picatostes de pan, unas láminas de parmesano y las tiras de pollo crujiente.

¡Plato único, que aproveche!

Curiosidades de la receta de ensalada césar

El pollo lo puedes hacer como yo hago o simplemente puedes ponerle pollo a la plancha, pollo asado que quieras aprovechar o pollo de un puchero.

¿Qué te parece si cambias el pollo por bacon? Dora a fuego lento unas lonchas de bacon para que se ponga bien crujiente.

Si te sobra salsa césar, puedes aprovecharla para otras recetas o elaboraciones como pueden ser unas patatas cocidas como guarnición de un pescado a la plancha, una ensalada de arroz, acompañar unas croquetas, combinar unos ahumados o unos dips de verduras a la plancha o en tempura.

Si la salsa césar la quieres hacer con antelación métela en un bote o biberón de cocina y resérvala en el frigorífico, sólo tendrás que agitarla al servirla.

El pan en vez de freírlo puedes pintarlo con aceite de oliva y meterlo en el horno para tostarlo de forma que absorberá menos aceite y será un poco más ligero.

¿Quieres intensificar el sabor del pollo? Déjalo marinar toda una noche en salsa de soja o salsa teriyaki como en la receta de Pollo Teriyaki Panko.

Como dice José Andrés, si con un ajo pelado y cortado por la mitad frotas el bol o bandeja donde vayas a servir la ensalada le darás un aroma estupendo al servir tu ensalada.

*Si no encuentras Panko ponle pan rallado, pero si quieres que te quede bien crujiente te recomiendo un pan rallado crujiente como el crujiente pan cracker de Santa Rita.

Dale una vuelta a la ensalada césar y cambia el parmesano por un buen queso curado que quizás tengas más a mano, el sabor será espectacular.

¡Espero que os guste amig@s!

Ralu

PD: Todo el contenido y fotografías están bajo una licencia.

Nuggets de pollo con guacamole. Sazonador para guacamole.

Esta es una entrada o tapa que mezcla de alguna forma oriente y occidente, el pollo marinado en teriyaki y empanado con panko, y la salsa guacamole. La mezcla salada -por la salsa teriyaki- y dulce -por el aguacate combinan estupendamente, no es difícil de hacer y puede sorprender a tus comensales. En esta entrada os explico tanto cómo hacer los nuggets pollo teriyaki panko como una salsa de aguacates con sazonador de guacamole.

Hay ciento una formas de hacer el guacamole, a esta salsa no se si se le podría llamar guacamole, es mas bien una salsa de aguacate porque de guacamole sólo lleva el aguacate aunque acompañado con algunos de los ingredientes tradicionales, pero en casa me gusta hacerlo así y lo llamo de esta forma por su similar en comida rápida que venden envasado como sazonador de guacamole.

La receta del sazonador se la he cogido prestada a mi amigo Javi Recetas que la explica paso a paso como de costumbre y triunfa en casa como la cocacola en lata 😉

¡Ponte el delantal, pero el pequeño que hoy es tapal!

Ingredientes para los nuggets pollo panko con guacamole

Para los nuggets de pollo

  • Una pechuga de pollo
  • Dos (2) cucharadas de salsa teriyaki (*ver en curiosidades)
  • *Panko (o pan rallado) (*ver en curiosidades)
  • Harina de trigo
  • Un (1) huevo

Para el sazonador de guacamole (cantidad para un tarrrito)

  • Una (1) cucharada pequeña de jengibre molido
  • Tres (3 cucharadas pequeñas de azúcar
  • Una (1) cucharada pequeña de pimentón dulce
  • Una (1) cucharada pequeña de pimienta blanca molida
  • Una (1) cucharada pequeña de sal fina
  • Una (1) cucharada pequeña de ajo en polvo desidratado
  • Una (1) cucharada pequeña de cebolla en polvo
  • Dos (2) guindillas o cayena

Para el guacamole o salsa de aguacate

  • Dos (2) aguacates maduros
  • Una (1) lima o medio (1/2) limón pequeño
  • Dos o tres (2-3) cucharadas pequeñas del sazonador de aguacate
  • Una (1) ramita de cilantro fresco
  • Una (1) cebolla morada fresca u otra cualquiera.
  • Unos tomatitos cherry

Elaboración de la receta de nuggets de pollo con guacamole

  1. Limpia la pechuga de telillas y grasas. Córtala en bastoncitos de al menos un centímetro y la pones a marinar al menos una hora en un cuenco con la salsa teriyaki.
  2. Mientras marina el pollo prepara el sazonador de guacamole, para ello pon todas las especias en el almirez y trituralas hasta hacerlas polvo fino, un par de minutos será suficiente. Guarda en un tarro o botecito para especias y lo tendrás siempre listo para próximas elaboraciones.
  3. Marinado el pollo lo sacas del frigorífico, bates el huevo en un bol, pones harina en un plato y en otro panko (o pan rallado) para empanar el pollo. Pasa el pollo por la harina, después por el huevo y termina pasándolo por el panko.
  4. Pon una sartén con abundante aceite de oliva virgen extra y cuando esté bien caliente frie el pollo empanado por tandas para que no se enfríe el aceite, se hacen en un momento. Reserva sobre papel absorvente para eliminar el exceso de aceite.
  5. Corta los aguacates por la mitad, vacíalos en un bol, añade el zumo de una lima o de medio limón, unas hojas de cilantro fresco y dos o tres cucharadas del sazonador de guacamole que has hecho anteriormente. Tritura bien con un tenedor o si te gusta la salsa mas fina pásala por la batidora o Thermomix.
  6. Yo suelo guardar la salsa una vez triturada en una manga pastelera desechable así además de evitar que se oxide rápidamente y tenerla hecha con algo mas de antelación, también sirve para repartírla en los cuencos donde lo vayas a servir.
  7. Presenta la salsa en un cuenco y sobre esta un par de bastoncitos de pollo. Decora con cebolla picada y tomate cherry.

¡A disfrutar del #diadelatapa!

Curiosidades de la receta de nuggets de pollo con guacamole

*La salsa Teriyaki es una salsas mas utilizadas de origen Japonés que contiene cuatro ingredientes básicos: Mirin, azúcar, salsa de soja y sake. La puedes hacer tu mism@ calentando y disolviendo los ingredientes a partes iguales o a tu gusto, o comprarla . Hoy día se encuentra fácilmente en grandes almacenes o tiendas orientales. Si no la encuentras, puedes obviarla o utilizar sólo salsa de soja.

*El panko es una especie de pan rallado Japonés sin corteza y con leche en su elaboración, se pica cuando aún está fresco y no se tuesta. Al utilizarlo para freír le da una textura muy crujiente y aireada. Puedes encontrarlo en tiendas de productos orientales o sustituirlo por pan rallado.

El sazonador para guacamole una vez hecho tienes para varias recetas tanto de guacamole como para aderezar carnes, pescados, ensaladas, tacos, fajitas, burritos, ceviches, etc. le da un punto mexicano a tus recetas. Si no quieres hacerlo siempre puedes comprar un sazonador de los que venden envasados pero con este cuentas con la ventaja de que además de saber los ingredientes que lleva (que los puedes encontrar fácilmente) le puedes dar tu punto, mas o menos aromático o picante.

 Para el guacamole utiliza aguacates que estén maduros sino además de no triturarse bien el sabor cambiará con un aguacate duro. Haz la salsa sólo unos minutos antes de consumirla pues se oxida fácilmente y se oscurece dando un mal aspecto, auque añadiendole la lima o limón ayudas a que no se oxide tan pronto.

Espero que os guste la receta.

Ralu

PD: Todo el contenido y fotografías están bajo una licencia.

Falafel con Salsa de Yogur

Falafel es una especie de croqueta o albóndiga de garbanzos de origen árabe-hindú sin que se sepa exactamente su procedencia. Siguiendo con esta temática árabe-oriental te voy a enseñar como hago la receta de falafel acompañado con una salsa de yogur que es como tradicionalmente se acompaña aunque también se acompaña de Tahina, de la que ya te he hablado en la receta de Hummus.

Aunque estas croquetas de garbanzo las he probado en varios lugares del mundo, donde más me han gustado es curiosamente aquí en España, en un restaurante de la Villa Medieval de Vejer de la Frontera (Cádiz) “La casa del Califa“. Este restaurante/hotel es digno de la visita del foráneo, sus patios, rincones y habitaciones están decoradas con aires árabes, convirtiendo tanto la estancia en el hotel como en el restaurante en toda una experiencia.

Independientemente del origen de estas croquetas, la tendencia a lo vegetariano y a la comida sana ha popularizado esta elaboración, adoptándola en la dieta al no contener mas que legumbre y verdura. Si nunca las has probado te sorprenderán y si ya las conocías seguro que sorprendes a tus familiares y amigos.

¡Ponte el delantal!

Ingredientes para la receta de Falafel

Para el Falafel

  • 400 gr. de garbanzos remojados (no cocidos)
  •  Dos (2) cebollas frescas pequeñas
  • Dos (2) dientes de ajo
  • Un (1) manojito de cilantro fresco
  • Un (1) manojito de perejil fresco
  • Una (1) cucharada pequeña de comino
  • Un poquito de canela en polvo
  • Un poquito de pimentón picante o cayena molida
  • Un par de vueltas del molinillo de pimienta negra
  • Dos cucharadas pequeñas de levadura en polvo (tipo Royal, del mercadona no contiene gluten)
  • Cuatro (4) cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • Dos (2) cucharadas pequeñas de sal
  • 100 gr. de harina de garbanzos o 100 gr. de garbanzos secos para hacerla

Para la Salsa de Yogur

  • Un (1) yogur natural
  • Dos (2) cucharadas de zumo de limón
  • Un (1) diente de ajo
  • Una (1) ramita de tomillo fresco
  • Una (1) cucharada pequeña de Fulful bhar* (mira en curiosidades)
  • Dos (2) cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • Unas hojas de menta fresca o hierbabuena
  • Sal

Elaboración de la receta de Falafel tradicional y con Thermomix.

  1. Pon los garbanzos en agua a remojar el día anterior. Esta receta es con garbanzos hidratados y no sirven los garbanzos cocidos.
  2. Lava bien las verduras, pela y trocea las cebollas y los ajos en trozos grandes. Quítale al ajo la semilla central.
  3. Si no tienes harina de garbanzos tritura los 100 gr. de garbanzos secos en la thermomix a velocidad progresiva 5-7-9 durante treinta (30”) o hasta que esten hechos harina.
  4. Pon en el vaso de la batidora o Thermomix los garbanzos hidratados y escurridos, las cebollas, los ajos, el perejil, el cilantro, la cucharadita de comino, una pizca de canela molida, el pimentón o cayena, la sal, la pimienta y el aceite de oliva. Tritura veinticinco (25”) segundos a velocidad 5. Abre la tapa y con ayuda de una lengua o espátula baja los restos salpicados por el vaso y la tapa. Cierra y programa de nuevo diez (10”) segundos a velocidad 6. En el caso de que sea con batidora, muele hasta conseguir una pasta ligeramente grumosa.
  5. Añade al vaso una cucharada colmada de harina de garbanzos y la levadura química. Programa diez (10”) segundo a velocidad 5. Con la batidora sólo tienes que batir para mezclar bien. La masa quedará un poco basta, pero fácil de moldear.
  6. Echa la masa en un recipiente y la dejas reposar en la nevera al menos media (30′) hora.
  7. Pasado ese tiempo haz bolas como para hacer albóndigas, úntate las manos con un poco de aceite para que no se te pegue la masa a ellas. También las puedes aplastar como si fuesen pequeñas hamburguesas.
  8. Pon harina de garbanzos en un plato y las pasar por ella para freírlas en abundante aceite bien caliente hasta que estén bien doradas. Resérvalas sobre papel absorbente para retirar el exceso de aceite.

Elaboración de la receta de Salsa de Yogur

  1. Pela el ajo y lo echas en un mortero con el tomillo, las especias, una pizca de sal y una cucharada de aceite de oliva. Muele bien todo hasta que forme una pasta.
  2. Pica la hierbabuena muy finita.
  3. En un bol o cuenco echa el yogur y lo bates bien, añádele una cucharada de zumo de limón, la cucharada de aceite de oliva, lo que has triturado en el mortero y la hierbabuena, mézclalo todo muy bien.
  4. Si te gusta que la salsa esté muy fina puedes pasarla por la Thermomix o batidora.

¿Listos para comer?

Curiosidades de la receta de Falafel con Salsa de Yogur

La receta puede hacerse perfectamente tanto en batidora como en Thermomix ya que sólo se utiliza para triturar los ingredientes, no lleva cocción alguna.

El fulful bhar es una mezcla de especias parecida al ras el hanout, la puedes comprar, hacer tu o sustituirla por unos pocos ingredientes triturados en el mortero o Thermomix. La mezcla de ingredientes varía según quien la hace pero suele contener: Pimentón, cayena, clavo, comino, canela, cúrcuma, pimienta negra, cilantro y nuez moscada entre otros. Haz la mezcla con mas o menos ingredientes según te guste o si te gusta la salsa de yogur suave no se la eches.

Las especias las puedes encontrar en el mercado de tu ciudad o en los grandes supermercados donde segun el fabricante les llaman especies morunas, mezcla de especies oriental o algo parecido.

Con estas cantidades salen aproximadamente veinte (20) albóndigas, por lo que perfectamente pueden comer cuatro personas, te aseguro que llenan mucho así que no pongas demasiado acompañamiento. Si sólo sois dos en casa como es mi caso, divide por dos los ingredientes o congela la mitad para otra ocasión.

Además de acompañar el falafel con la salsa de yogur también puedes hacer unos panes de pita y en vez de hacer albóndigas, aplastarlos un poco como si fuese una hamburguesa y rellenarlos. El hummus, la tahína o una ensalada ligera hacen que sea un completo menú árabe.

Esta receta está 100% libre de gluten y por ello es apta para celíacos además de para vegetarianos.

Espero que os guste amig@s!

Ralu

Nota: El autor no tiene ninguna relación comercial o de otra índole con “La casa del Califa”, este enlace es puramente informativo.

PD: Todo el contenido y fotografías están bajo una licencia.

Mejillones Tigre. Croquetas de Mejillón.

Mejillones Tigres o Croquetas de Mejillón. Esta receta es una masa de bechamel enriquecida con mejillones, muy fácil de hacer y con una buena presentación al colocar la masa sobre las conchas de los mismos mejillones que cocemos para hacer la Receta de Mejillones Tigre.

Los Mejillones Tigre en casa siempre han gustado y tengo costumbre de hacerlos por Navidad pero se me quedó en cartera las pasadas navidades, y como cualquier época del año es buena para este delicioso manjar la publico ahora para que la podaís disfrutar cuando os apetezca, una reunión con la familia, amigos o porqué no, con tu pareja celebrando vuestro aniversario o San Valentín que está a la vuelta de la esquina.

Esta receta de mejillones tigre es mas bien la receta gallega que hace la bechamel enriquecida con el mejillón y no un sofrito de mejillón cubierto con bechamel como lo hacen en otros sitios. Cómo si fuese una masa para croquetas pero friéndolas en la concha del mejillón. Así que si quieres puedes desechar la concha y freír unas estupendas croquetas de mejillones.

¡Ponte el delantal!

Ingredientes para la receta de Mejillones Tigre

  • Dos (2) kg. de mejillones frescos
  • Una (1) cebolla
  • Un (1) diente de ajo
  • Una (1) guindilla
  • Medio (1/2) litro de bechamel
  • Una (1) cucharada de aceite de oliva
  • 50 ml. de vino fino o blanco
  • Una (1) ramita de perejil fresco
  • Un (1) huevo
  • Pan rallado
  • Sal

Elaboración de la receta de Mejillones Tigre

  1. Lo primero que tienes que hacer es cocer los mejillones, para ello límpialos muy bien bajo el grifo de agua fría y los pones en una olla o cazuela con un dedo de agua para abrirlos. También puedes sustituir el agua por vino blanco o cava, que le darán un aroma estupendo.
  2. Una vez se abran las conchas, las separas y reserva una de las dos conchas para hacer de soporte de la masa que vas a preparar. El mejillón (el bicho) lo troceas y también lo reservas. Los trocitos como más te gusten, si te gusta encontrarte trozos hazlos mas grandes y si quieres una masa con sabor pero no tropezones, hazlos muy pequeños.
  3. Haz una bechamel, si no sabes o no te acuerdas pincha aquí: Receta de Salsa Bechamel. La reservas.
  4. Pon una sartén a fuego medio-bajo con la cucharada de aceite de oliva, mientras calienta  pica la cebolla y el ajo en trocitos muy pequeños (brunoise).
  5. Cuando esté caliente el aceite pocha la cebolla, el ajo y la guindilla hasta que esté la cebolla blandita y transparente, echa el vino fino y déjalo reducir. Puedes retirar la guindilla cuando esté la cebolla pochada ó picarla y dejarla si te gusta el punto picante.
  6. Añade a la sartén los mejillones troceados, saltéalos un momento con el perejil picado y seguidamente añade la bechamel, mezcla bien todos los ingredientes.
  7. Con esta masa ve rellenando las conchas que has reservado,  con una buena cucharada será suficiente, las pasas por huevo y pan rallado para rebozarlos y los metes en la nevera al menos una (1h) hora envueltos en papel transparente (film).
  8. Pasado el tiempo de enfriado, fríe los mejillones en aceite de oliva bien caliente y los escurres en un plato con papel absorvente.

¡Rápido, sírvelos calentitos!

 Curiosidades de la receta de mejillones tigre

Los Mejillones los puedes comprar ya cocidos con su agua de cocción que los venden en los grandes supermercados, y si son de buena calidad te ahorrarás una cocción, lógicamente no será lo mismo, pero te puedes apañar en un caso concreto.

Una vez hechos, los mejillones tigre se pueden congelar sin problemas antes de freírlos, así podrás comerlos en el momento que se te apetezca sin tenerte que meter en la cocina.

Si los mejillones los has cocido con vino, cuélalo y lo puedes reutilizar en la receta sustituyendo al vino que te pongo en los ingredientes. El vino con el líquido que suelta el mejillón al cocerlo dará un sabor extra a tu receta.

 ¡Espero que os guste amig@s!

Ralu

PD: Todo el contenido y fotografías están bajo una licencia.

Saquitos de carrillada iberica con coulis de frambuesa

Saquitos de Carrillada Ibérica con Coulis de Frambuesa es la receta navideña que complementa a a la anterior. Si bien ya sabes hacer una buena carrillada, también has de saber otras formas de presentación para sorprender a tus comensales en Navidad o cualquier otra ocasión, además de acompañarla con alguna salsa que destaque sus sabores y vistosidad del plato.

El coulis de frambuesa es una salsa ligera hecha con frambuesas, muy simple y rápida de hacer, sólo tendrás que hacer un almíbar y poco mas, abajo te detallo el procedimiento. Esta salsa combina estupendamente con la carne y realza los sabores de esta y si acompañas el plato con un buen vino tinto ¿Qué más se puede pedir?

¡Ponte el delantal!

Ingredientes (para 6 saquitos)

Para los saquitos

  • Carrillada Ibérica en salsa
  • Ocho (8) láminas de pasta brick
  • Un (puerro)

Para el coulis de frambuesa

  • 100 gr. de frambuesas frescas
  • 60 gr. de azúcar
  • 50 ml. de agua
  • Una (1) cucharada de zumo de limón

Elaboración

  1. Para hacer el coulis de frambuesa, pon a calentar los 50 ml. de agua en un cazo, añade el azúcar y remueve bien hasta que esté bien diluido.
  2. Tritura las frambuesas con la cucharada de limón y echa sobre estas el almíbar que has preparado, déjalo reposar  unos minutos y tritura bien con la batidora.
  3. Para que te quede una salsa fina pásala por un colador y así eliminarás todas la pepitas. Guárdala en el frigorífico hasta que la vayas a utilizar.
  4. Pon un cazo al fuego con agua. Corta unas tiras de puerro (preferiblemente de la parte verde que es mas consistente) y cuando el agua empiece a hervir las introduces en el agua un minuto para blanquearlas. Retira del fuego y enfría las tiras en un bol con agua y hielo. Resérvalas para atar los saquitos.
  5. Extiende una lámina de pasta brick sobre la encimera, corta un trozo de una de las láminas y colócalo en el centro para darle consistencia al saquito.
  6. Desmenuza la carne y mézclala con un poco de salsa.
  7. Sobre la lámina pon un par de cucharadas de carne, coge todas las puntas del saquito y únelas, cierra con cuidado el saquito y átalo con una tira de puerro. Haz lo mismo con los demás.
  8. Pon el horno a calentar a 180º arriba y abajo, coloca un papel para horno en una bandeja a media altura. Cuando esté caliente coloca sobre el papel pintado con una gotita de aceite de oliva los saquitos y hornea unos minutos hasta que esté dorado el saquito.
  9. Sirve el saquito sobre una cama de salsa y lo acompañas con el coulis de frambuesa. Como guarnición yo he puesto arroz basmatti pero combina muy bien con cualquier tipo de patata, arroz o verdura.

 

A sorprender a vuestros comensales!

Curiosidades

Si quieres hacer mas cantidad de coulis sólo tienes que duplicar o triplicar las cantidades.

Siguiendo la misma receta puedes cambiar las frambuesas por fresas, moras,  frutos del bosque u otra fruta que se te antoje o tengas a mano. Yo las he usado frescas pero también las hay congeladas y dan muy buen resultado.

He usado pasta brick pero si no la encuentras puedes usar pasta filo, obleas de empanadillas y hasta hojaldre, no se saldrá tan fino pero te puede solucionar el saquito y también sale muy bueno.

El relleno lo he puesto de Carrillada Ibérica al vino tinto que la tenía hecha pero puedes rellenarlo con lo que quieras, carne, gambas, pescados o quesos, hazlo a tu gusto.

Como te he dicho antes para acompañar, además de un buen trozo de pan, puedes poner arroz, verduras salteadas, ensalada o cualquier tipo de patata, ya sea puré de patata, patatas duquesa, o lo que tu imaginación te marque.

¡Espero que os guste amig@s y Felices Fiestas!!

Ralu

PD: Todo el contenido y fotografías están bajo una licencia.

Muslos de pollo rellenos en salsa de cava

Los muslos o contramuslos de pollo rellenos son una delicia al estar mas tiernos y jugosos que la típica pechuga, por eso el elegir esta pieza del pollo, que además de barata, está exquisita. El relleno es un poco al gusto pero las frutas desecadas y los frutos secos combinan estupendamente con el pollo y con la salsa de cava, aunque también le iria muy bien una salsa al Pedro Xímenez o al oloroso.

Esta Receta Navideña, es como dije en mi propuesta de intenciones barata, fácil y resultona. Los ingredientes son fáciles de encontrar y la unica “pega” por llamarlo así es atar bien el pollo para que no se nos salga el relleno pero con un poco de maña y paciencia seguro que os sale de maravilla.

¡Ponte el delantal!

Ingredientes

  • Ocho muslos o contramuslos de pollo deshuesados
  • ciruelas pasas
  • pasas
  • almendras
  • Una (1) trufa negra en conserva
  • Una (1) copa de vino oloroso
  • 200 gr. de bacon ahumado
  • Una (1) manzana
  • 300 ml. de nata
  • Una (1) botella pequeña de cava  (benjamín)
  • Una cucharada de mantequilla
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Pimienta
  • Sal
  • Hilo de cocina, para atar los muslos.

Elaboración

1. Lo primero que tienes que hacer es deshuesar los muslos, yo en este caso utilicé contramuslos que suelen ser mas grandes y jugosos. Salpimentalos al gusto y reserva un par de ellos.
2. Pica en trocitos muy pequeños dos de los seis muslos, haz lo mismo con las ciruelas y las almendras trocealas con las manos. Mezcla todo esto en un bol con las pasas, una cucharada de vino oloroso y la trufa rallada.
3. Rellena los muslos con cantidad suficiente, pero que no sobresalga. Enrolla los muslos y con hilo de cocina atalo firmemente para que el relleno no se salga. Coloca los muslos rellenos en una fuente y riegalos con el reso del vino oloroso. Déjalo macerar al menos una (1 h.) hora.

4. Pon una cazuela al fuego con la cucharada de mantequilla y un poco de aceite de oliva. Corta el bacon en trocitos pequeños y saltealos en la cazuela. Añade los muslos de pollo rellenos y dóralos. Ve pelando y cortando en trocitos pequeños la manzana.
5. Cuando estén bien dorados los muslos añade la manzana y rehoga bien.
6. Es el momento de echar el cava y la nata, dejalo reducir y cocinar durante treinta (30′) minutos y pasado ese tiempo rectifica de sal y pimienta.

7.Retira los muslos de pollo de la cazuela y déjalos enfriar para poder cortarlos sin que se nos deboronen. Si la salsa te ha quedado muy líquida puedes seguir reduciendola, sino retirala del fuego.
8. Cuando estén frios los muslos de pollo rellenos, córtalos en rodajas con un cuchillo bien afilado y ya puedes servirlos con la salsa.

¡Qué aproveche!

Curiosidades

Puedes pedirle a tu carnicero que lo haga por tí o comprarlos deshuesados en pollerías y grandes supermercados. No es complicado deshuesarlos pero ahorras mucho tiempo si te los dan limpios.

Si tienes picadora o thermomix puedes triturar la mezcla ayudandote de esta y te quedará una mezcla mas homogénea. Aunque si te gusta encontrarte trocitos picalos tu mism@ con el cuchillo bien afilado.

Si la salsa te parece demasiado ácida por acción del cava, puedes añadir algo de azúcar para suavizarla.

El vino oloroso le da un punto muy bueno pero si no tienes puedes cambiarlo por un oporto, un Pedro Xímenez u otro vino blanco añejo que tengas a mano.

¡Espero que os guste amig@s!

Ralu

PD: Todo el contenido y fotografías están bajo una licencia.

Coctel de marisco. Salsa Rosa.

El Cóctel de Marisco, llamado también cóctel de gambas o langostinos,  es todo un cásico de las comidas Navideñas, cierto es que hay gente que piensa que está pasado de moda, que ya no se hace o debe hacer, que es retro y hortera, a tenor de lo que piensen algunos, en muchos hogares sigue haciéndose como entrante,  por tradición, por lo sencilla que es  y porque bien hecho es un plato exquisito.

Si bien el tradicional Cóctel de Marisco, como su nombre indica  lleva marisco, en cada casa se le ponen los ingredientes adaptados al gusto o bolsillo de cada uno y al final de marisco sólo lleva el nombre pero,  como está el tiempo… por no decir la economía, hay que ser ingeniosos y elaborarlo para que quede rico sin perder la esencia del cóctel.

Este entrante lo voy a elaborar como normalmente se ha comido en mi casa, con langostinos y cola rape ó merluza. Mi madre solía ponernos una sopita de pescado, con rape y el resto del rape lo ponía en el cóctel y por supuesto estaba exquisito.

¡Ponte el delantal!

Ingredientes

Para el Cóctel

  • Trocitos de rape desmenuzados
  • Doce (12) langostinos cocidos
  • lechuga tierna
  • Una (1) manzana amarilla (tipo golden)

Para cocer el rape

  • Un (1) rape
  • Una (1) cebolla
  • Un (1) tomate
  • Una (1) zanahoria
  • Un (1) puerro
  • Una (1) hoja de laurel
  • Unos granos de pimienta negra
  • Sal

Para la Salsa Rosa

Elaboración

  1. Lo primero que haremos será la Salsa Rosa, para ello tomaremos de base una salsa mahonesa, que puedes hacerla según la receta de alioli  quitándole el ajo.
  2. Una vez la tengas echa, le añades las dos cucharadas de ketchup, unas gotas de tabasco (según te guste mas o menos picante), un par de vueltas del molinillo de pimienta blanca, la cucharada de brandy, la de zumo de naranja y unas gotas de salsa Perrins. Remueve o bate bien hasta que todos los ingredientes estén bien integrados y la reservas en el frigorífico.
  3. Cuece el rape en agua hirviendo con los ingredientes que te indico unos quince (15′) minutos. Cuando esté cocido, lo desmenuzas con cuidado de que no quede ninguna espina y lo reservas.
  4. Pela los langostinos, corta la manzana en taquitos pequeños, corta la lechuga en juliana (tiras finas) y reserva.
  5. Ahora sólo tienes que montar el plato o las copas. Coloca la lechuga en el fondo, sobre esta los langostinos troceados, unos trocitos de rape y otros de manzana, termina con la salsa rosa al gusto.

Ya tienes tu copa lista para servir. ¡Qué aproveche!

Curiosidades

Yo he puesto langostinos pero puedes poner, gambas o cualquier otro marisco que te guste, lógicamente si el marisco es de calidad mejorará el coctel, si quieres también puedes ponerle palitos de cangrejo, aunque a mi no me gustan demasiado, a los niños les encanta.

Si no encuentras rape o si lo han puesto por las nubes de precio en Navidad, puedes poner merluza u otro pescado blanco que encuentres a buen precio y el cóctel también te saldrá riquisimo.

Cuando cuezas el rape, si no tienes los langostinos puedes cocerlos ahí mismo en último momento para que no se cuezan demasiado. Cuela el caldo y tendrás una estupenda sopa de pescado que podrás aprovechar para empezar con un caldo calentito o guardar para un fumé de pescado en otras recetas. Las verduras puedes deshecharlas.

La salsa rosa es muy fácil de hacer y me gusta hacerla casera, pero si prefieres comprarla ahora en navidad hay muchos establecimientos que te la venden en formato gigante, es señal de que la gente la compra bastante pero, como la casera “na de na”. Si no encuentras o no tienes salsa perrins, simplemente no se la eches, lo mismo con el tabasco si no te gusta el picante.

Ya he comentado que hay muchas formas de hacer el cóctel y que se le pueden echar muchos ingredientes, échale los que mas te gusten así tu plato tendrá tu toque personal. Opta por echarle aguacate, piña natural (o en su jugo), maiz…

La lechuga fresca es la que queda mas tierna y rica pero, hay quien le echa lechuga iceberg que aguanta muy bien para tenerlo preparado con antelación ó echarle escarola ó rúcula que tienen un punto amargo que le va muy bien.

¡Espero que os guste amig@s!

Ralu

PD: Todo el contenido y fotografías están bajo una licencia.

Tenderloin with Cider (Solomillo a la sidra).

Amig@s, me han invitado a participar en el calendario internacional de recetas navideñas (International Recipe Advent Calendar 2011) de Lexiophiles, en este calendario se incluyen recetas navideñas en inglés de todo el mundo y yo no he querido ser menos así que me han ayudado a traducir la receta de Solomillo a la Sidra que publíqué la pasada semana y saldrá en su blog el día 6 de diciembre, no dejeis de visitar el blog Lexiophiles y disfrutar de las recetas que día a día se irán publicando. Aquí os dejo la receta en cuestión.

Espero que os guste amig@s!

As Christmas is getting closer, I will try to publish some recipes for this special celebration where we all gather together with our family and friends.

I would like to publish simple yet delicious recipes, suitable to all budgets so that everyone is able to find the ingredients without any complication and surprise all your guests. I will also try to also publish some recipes especially for sybarites.

To begin with, today I’ll share with you the Tenderloin with Cider, simple and suitable to any budget, ideal for those who don’t have enough time to cook. Who said you need lots of money to eat properly?

Put on your apron!

Ingredients

  • 1 Tenderloin
  • 2 Garlic Cloves
  • A bottle of Cider (Suggestion: “Llagar de la Ferrería”  Natural Cider from Asturias)
  • 200 ml. Milk Cream (also known as the skin formed over warm milk)
  • White Pepper
  • Extra-virgin olive oil
  • Mashed Potatoes

Preparation

  1. Clean the tenderloin and completely eliminate the fat. Cut it in 2cm slices.
  2. In a hot pan, add two spoons of olive oil and roast the tenderloin slices. Do not leave them too much time in the pan otherwise they will get dry. Put them in a safe place.
  3. Peel the garlic gloves and cut them into thin sheets.
  4. Using the same pan, add one more olive oil spoon and brown the garlic but do not toast it otherwise it will get bitter. Once they are brown add 20cl of cider and let it reduce for a couple of minutes.
  5. When you notice that cider has reduced to half, add the milk cream, some salt according to your taste and a bit of white pepper.
  6. Season the milk and let it reduce; add the tenderloin slices to temper them before being served.
  7. Serve with mashed potatoes or Duchesse Potatoes.

Enjoy!

Solomillo a la sidra

Ya mismo están aquí las navidades y como no, voy a intentar ir publicando una serie de recetas para estas fechas tan entrañables en las que aprovechamos para reunirnos con familiares y amigos.

Las recetas que publicaré quiero que sean sencillas, sin demasiada complicación para que cualquiera pueda elaborarlas sin problemas de encontrar algún ingrediente y con un presupuesto ajustado a los tiempos que corren, pero a la vez resultonas para que podáis sorprender a vuestros comensales. Aunque quizás publique alguna con algún punto de más para los mas sibaritas.

Para comenzar, hoy os traigo un solomillo de cerdo a la sidra, simple, sencillo y como ya he dicho ajustado a todos los bolsillos, ideal para quien no tiene mucho tiempo ¿Quién dijo que para comer bien hay que gastar mucho ?

 ¡Ponte el delantal!

Ingredientes

  • Un (1) solomillo de cerdo
  • Dos (2) dientes de  ajo
  • Una (1) botella de sidra asturiana natural
  • 200 ml. de nata
  • Pimienta blanca
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Puré de patatas o Patatas Duquesa

Elaboración

  1. Limpia el solomillo de posibles restos de grasa. Córtalo en rodajas de unos dos centímetros.
  2. Pon una sartén al fuego con un par de cucharadas de aceite de oliva y cuando esté bien caliente dora los medallones de solomillo. No los hagas demasiado para que no se te queden secos. Resérvalos.
  3. Pela los ajos y córtalos en láminas.
  4. En la misma sartén, echa otra cucharada de aceite y dora los ajos, pero no los tuestes o amargarán. Una vez dorados añade unos 20 cl. de sidra, déjala reducir unos minutos.
  5. Cuando veas que la sidra haya perdido fuerza y haya reducido a la mitad añade la nata, corrige de sal y echa un par de vueltas de molinillo de pimenta blanca.
  6. Cocina la nata y redúcela, añade los filetes para atemperarlos antes de servirlos.
  7. Acompaña con un puré de patatas o patatas duquesa*.

¡A comer!

Curiosidades

Esta receta también suelo hacerla con cava, pero en este caso he  utilizado la sidra ya que además de tener una estupenda botella por cortesía de la tienda gourmet  Universo Sibarita, me gusta poner en valor algunos de los estupendos productos que tenemos y variar un poco para no caer en la monotonía de los clásicos ingredientes. De todos modos tu puedes utilizar un cava o espumoso si no tienes sidra asturiana ya que en estas fechas es fácil encontrarlo y a un precio muy asequible.

Si quieres realzar todavía más esta receta utiliza un solomillo ibérico, le dará la categoría que merece una receta navideña y tus comensales lo agradecerán.

Para hacer el solomillo también puedes dejarlo entero, dorarlo y terminarlo de hacer metiendolo unos minutos en el horno, te quedará jugoso y exquisito.

Para la guarnición, puedes cambiar el puré de patatas por unas patatas duquesa, darán mas vistosidad al plato y están deliciosas. Para hacerlas sólo tienes que partir de la receta de puré de patatas, añadirle un una yema de huevo y mezclarlo bien. Mete en una manga pastelera con una boquilla rizada. En una placa de horno pon un papel encerado y sobre este ve formando pequeños montoncitos con la manga pastelera, pinta cuidadosamente con un huevo batido y mete en el horno a 180º unos veinte minutos para que se doren. Si todavía tienes dudas mira la receta de mi amigo Javi recetas: Patatas Duquesa.

¡Espero que os guste amig@s!

Ralu

PD: Todo el contenido y fotografías están bajo una licencia.

Tallarines con setas al Pedro Ximénez

Me gusta la pasta en todas sus formas y variantes, hoy os traigo estos Tallarines con setas al Pedro Ximénez, y como estamos en temporada de setas voy a aprovechar para utilizar productos del tiempo, aunque estas son de cultivo ya que todavía no he tenido la oportunidad de tener unas de las de “verdad”.

En esta ocasión he usado pasta fresca, pero de la que venden envasada, ya colgaré alguna receta con pasta fresca casera y vereís que no tiene complicación ninguna, y queda de categoría, además de sorprender a vuestros comensales.

Esta receta es muy facilita y no se tarda mucho en hacerla de modo que es ideal para quien no tiene mucho tiempo o están empezando en la cocina así que,

¡Ponte el delantal!

Ingredientes para dos (2) personas

  • Una bandeja de Tallarines frescos
  • Media cebolla
  • Una cucharada de azúcar moreno
  • 200 ml. de nata
  • 125 ml. de vino pedro ximénez (PX)
  • 150 gr. de setas variadas frescas
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Pimienta negra
  • sal

Elaboración

1.- Pon una sartén antiadherente a fuego suave con una cucharada de aceite de oliva.

2.- Corta la media cebolla en juliana o brunoise, como mas te guste, yo la piqué muy fina y así la salsa me gusta más porque se integra en ella sin destacar. Ponla en la sartén y déjala pochar lentamente, si la ponemos a fuego fuerte se quemaría y daría un sabor desagradable al plato.

3.- Cuando coja color añade la cucharada de azúcar moreno y déjala caramelizar unos minutos, que se vaya poniendo oscura la cebolla.

4.- Pasados esos minutos incorpora el vino PX y déjalo reducir hasta que quede con una textura parecida al caramelo, entonces añade la nata, remueve bien hasta que quede integrada y déjala cocinar a fuego suave. Reserva la salsa.

5.- En otra sartén con una cucharada de aceite de oliva, saltea las setas con un poco de sal y una vuelta del molinillo de pimienta. No hace falta que las hagas demasiado. Que tenga el fuego fuerte es muy importante porque sino, empezarán a soltar agua y en vez de saltear lo que haremos será cocer. Resérvalas.

6.- Pon una olla con agua a fuego fuerte, cuando comience a hervir echa una cucharada de sal. Introduce los tallarines y cuece durante cuatro (4) minutos o guiate por lo que indique el fabricante en el envase del producto.

7.- Escurre los tallarines, y sírvelos inmediatamente rociándolos con un poco de salsa y las setas.

¡A la mesa!

Curiosidades

Yo he usado tallarines pero si te gusta mas otro tipo de pasta no dudes en usarla, te quedará igual de rico.

Si tienes la posibilidad de usar setas naturales como unas chantarellas, suerte la tuya, aprovéchalas, darán muchísimo sabor y aroma al plato. Si no encuentras setas, los champiñones son muy socorridos, eso si, mejor frescos que envasados.

Si te gusta con un sabor mas potente, puedes ponerle una cucharada pequeña de salsa Bovril, realzará todavía mas si cabe los sabores.

¡Espero que os guste amig@s!

Ralu

Nota: El autor no tiene ninguna relación comercial o de otra índole con “Bovril, este enlace es puramente informativo.

PD: Todo el contenido y fotografías están bajo una licencia.