Tarta Comadre

Print Friendly

 

Tarta Comadre. Como sabéis suelo publicar pocos dulces y postres, pero esta receta es muy sencilla, y fresquita. Un final estupendo para una comida ligera. Aunque estemos en la operación bikini no hay que quitarse todos los dulces de un plumazo, vaya que nos dé un bajón de azúcar, y eso no queremos ¿verdad?

Mi cuñada Silvia es la culpable de que yo conociese este postre. Ella lo suele hacer desde hace mucho tiempo y aprendió a elaborarlo en el Hotel Restaurante Ciudad del Sol, de Écija (Sevilla), al que todo el mundo conoce con el nombre de “Pirula“, de donde creemos que es la receta original.

La receta, mejorada por ella bajo mi punto de vista, se trata de un postre más que de una tarta, con la textura de mousse. Yo le he puesto algo de mi cosecha, presentándola en forma de tarta en vez de en moldes o cuencos y añadiéndole una capa de ganaché de chocolate -que me ha enseñado a hacer mi socia Carmen– y que le aporta la parte crujiente.

¡Ponte el delantal!

Ingredientes para la receta de tarta comadre

  • Un (1) litro de nata para montar (35% materia grasa)
  • Una (1) lata pequeña de leche condensada (370 gr.)
  • Nueve (9) hojas de gelatina neutra
  • Un (1) paquete de galletas maría (200 gr.)
  • 100 gr. de mantequilla (cuatro cucharadas)
  • Canela en polvo

Para el ganaché de chocolate

  • 128 gr. de chocolate negro (minimo 50% cacao)
  • 100 gr. de nata para montar (35% materia grasa)

Elaboración de la receta de tarta comadre

  1. Comienza metiendo el brick de nata en el congelador, para que se enfríe bastante. Con 30 minutos será suficiente, no dejes que se congele.
  2. Tritura las galletas hasta dejarlas hechas polvo, ayúdate de un robot de cocina, Thermomix o similar. Si no tienes, mira en curiosidades, que te digo como triturarlas fácilmente.  Reserva unas pocas cucharadas de este polvo de galletas para decorar.
  3. Derrite la mantequilla y mezclala en un bol con las galletas. No tienen que formar una pasta, quedarán con una textura suelta. Cuando enfríe se endurecerá.
  4. Forra el fondo de una fuente con las galletas, apretando bien para que se compacte. Yo usé un molde desmontable para que quedase con forma de tarta.
  5. Prepara la ganaché de chocolate, para ello trocea los 100 gr. de chocolate negro. Pon a hervir la nata y en cuanto rompa a hervir la retiras y viertes sobre el chocolate. Mezcla bien con unas varillas manuales hasta que forme una pasta homogénea y deja enfriar a temperatura ambiente antes de meter en la nevera para obtener la textura deseada. Vigilar de vez en cuando la consistencia.
  6. Pon las hojas de gelatina en agua fría para hidratarlas. Mientras tanto calienta la leche condensada. Silvia me dice que la caliente hasta que tenga una temperatura tal que te temes las yemas de los dedos. Yo lo hago en el microondas a baja temperatura y la voy poniendo poco tiempo, removiendo y comprobando la temperatura.
  7. Escurre muy bien las hojas de gelatina. Ayúdate de papel de cocina para eliminar todo el agua que puedas. Incorpora las hojas a la leche condensada y mezcla muy bien para que se deshaga.
  8. Es el momento de montar la nata. Sácala del congelador, si no lo habías hecho con anterioridad, y móntala con ayuda de una batidora o robot de cocina.
  9. Cuando tengas montada la nata, añade poco a poco, sin dejar de batir la mezcla de leche condensada y gelatina.
  10. Cubre el fondo de la fuente donde pusiste las galletas con una fina capa del ganaché de chocolate y sobre este la nata montada. Tapa la tarta con papel film transparente y métela en el frigorífico durante unas horas. Yo la suelo dejar hasta el siguiente día para que enfríe, cuaje bien y tenga consistencia.
  11. Mezcla el polvo de galletas que tenias reservado con un par de cucharadas de canela. Espolvorea con un colador sobre la tarta una vez la saques del frigorífico para consumirla.

¡Que la disfruteís!

Curiosidades la receta de tarta comadre

Si no tienes robot de cocina para triturar las galletas, mételas en una bolsa de plástico (yo uso las típicas para congelar, que tienen cierre hermético, así si sobra se puede conservar algún tiempo) y sobre la encimera de la cocina, golpéalas con la mano del mortero hasta que tengan el tamaño que quieras. A mi me gustan que sean los trozos tan pequeños como el polvo, que puedan pasar por un colador.

Para hacer la ganaché de chocolate puedes usar cualquier tableta de chocolate para postres y triturarlo o, comprar pepitas de chocolate. Así te será mas fácil, no las tienes que trocear y derriten todas por igual. No pongas demasiado ganaché, sólo una fina capa.

Para montar la nata es recomendable tener muy fríos todos los utensilios, desde el vaso de la batidora hasta las varillas de montar. Puedes meterlos en el congelador un rato antes de montarla. Si no tienes robot de cocina o varillas eléctricas para montar la nata, no te eches las manos a la cabeza. Puedes montarla con unas varillas de mano y armándote de paciencia. Ayúdate para estabilizar la nata montada de un poco de azúcar glas.

¡Espero que os guste amig@s!

Ralu

PD: Todo el contenido y fotografías están bajo una licencia.

 

3 pensamientos en “Tarta Comadre

  1. Buenas! Encontré este blog através de google y me parece
    que está muy bien, lo he agregado a favoritos
    y volveré asiduamente a leer lo que escribais

  2. Si se corta la nata al mezclar con la gelatina y la leche se puede salvar?? Yo no calenté la leche condensada….

Los comentarios están cerrados.