Salsa Bechamel

Print Friendly

La salsa bechamel tiene una elaboración muy sencilla y nos sirve para multitud de recetas, el único inconveniente que podemos encontrar al hacerla es que nos queden grumos, pero con esta receta espero poder explicaros la forma para que no os salgan y poderla utilizar en próximas recetas que iré publicando.

No se sabe a ciencia cierta el origen de esta salsa pero se ha hecho muy popular por utilizarse en recetas como gratinados de pasta o verduras, croquetas y otras muchas. La salsa tiene muchas variantes ya que si le echamos cebolla, tenemos la base de las croquetas o el relleno de unos pimientos, también admite la incorporación de quesos y queda muy sabrosa. Ya la venden hasta envasada pero con lo fácil que es hacerla y el tiempo que se tarda no merece la pena sacrificar el sabor y la textura de una salsa recién hecha.

¡Manos a la harina!

Ingredientes

  • Un (1) litro de leche entera
  • 60 gr. de mantequilla sin sal
  • 60 gr. de harina de trigo
  • Pimienta blanca molida
  • Nuez moscada
  • Sal

Elaboración

1.- Pon un cazo o sartén antiadherente a fuego medio y echa la mantequilla cortada a trocitos.

2.- En otro cazo pon a calentar la leche sin que llegue a hervir. También la puedes ir calentando en el microondas.

3.- Tamiza la harina, con un tamiz o un colador y resérvala. (ver curiosidades)

4.- Cuando esté derretida la mantequilla echa la harina tamizada y remueve bien con una varilla. Ten la precaución de que si la sartén es antiadherente tendrás que utilizar una de goma o plástico para no rallarla ya que puede perder su cualidad antiadherente. Tuéstala un par de minutos, el tiempo suficiente para que pierda el sabor a harina cruda y se despegue de las paredes de la sartén.

5.- Vierte en la sartén poco a poco tres cuartas partes (750 ml.) de la leche caliente sin dejar de remover con la varilla. Es posible que te queden grumos pero no te preocupes, no dejes de remover e irán disolviéndose. Cuando espese la salsa, remueve fuertemente con la varilla y añade el resto de la leche hasta que se integre bien.

6.- Apaga el fuego y cuando se disuelvan todos los grumos, échale un poco de sal, muele un poco de pimienta blanca y ralla un poco de nuez moscada.

¡Ya tienes tu salsa bechamel lista para utilizarla en las recetas que próximamente publicaré!

Curiosidades

Es conveniente el tamizar la harina cada vez que vayamos a utilizarla en salsas o pasteles, de esta forma eliminaremos las posibles bolitas que se forman al compactarse la harina y minimizaremos el riesgo de que se formen grumos. Para tamizarla simplemente tienes que pasar la harina por un colador dando unos golpecitos sobre este o con un tamiz o tamizador. Cualquiera de estos elementos los puedes encontrar en supermercados o grandes almacenes con relativa facilidad.

La mantequilla la suelo utilizar sin sal y corregir al final de la elaboración probando un poco de la salsa.

Como ya he dicho en otras ocasiones la pimienta me gusta que sea recién molida con el molinillo pero si no tienes, puedes echarle pimienta molida, eso si, perderá frescura y aroma. De la misma forma rallaremos la nuez moscada con un rallador en el momento de utilizarla, si no tienes rallador, puede pasar el cuchillo por su superficie arañándola, no es lo mismo pero te puede solucionar el problema.

Para que la salsa te salga mas o menos espesa, según para que la vas a utilizar, sólo tienes que adaptar la cantidad de harina y mantequilla pero siempre manteniendo la misma proporción de estas.

Si vemos que a pesar de hacer la receta como te indico no logras deshacer los grumos, siempre puedes utilizar de la batidora de brazo y eliminarlos, pero si sigues los pasos no creo que te vaya hacer falta.

Cuando tengas hecha la salsa y no la vayas a utilizar en el mismo momento, viértela sobre un bol o cuenco y tápala con papel transparente film pegando el plástico a la superficie de la salsa, de esta forma evitaremos que se seque la superficie formándose una costra. La puedes volver a calentar en el momento de su utilización o simplemente utilizarla fría para la receta que quieras.

 Espero que os sea útil!

Ralu

PD: Todo el contenido y fotografías están bajo una licencia.

16 pensamientos en “Salsa Bechamel

  1. Me encanta el blog, la verdad es que viniendo la recomendación de Javi estaba claro que era una buena apuesta. Los platos que he visto son, como dice Arguiñano, con fundamento. Me suscribiré para ver tus nuevas entradas. Enhorabuena. Un saludo

    Isabel

    • Me alegra que te guste Isabel, pronto iré colgando cositas con fundamento para que le “pongais peguitas” como dice Sergio Fernandez. Gracias.
      Un saludo.

  2. Encantada de haber conocido tu blog,vengo de parte de Javi Recetas, te animo a seguir ya que en principio me han gustado mucho las recetas que has puesto y como lo explicas.Este año he descubierto el salmorejo, jamás lo había hecho y nos ha gustado…Pues nada adelante!

  3. Yo también llego por sugerencia de Javi y me alegro un montón de haber pasado por aquí porque voy a aprender un montón. Esta receta básica me hace mucha falta porque no sé hacerlo. Tengo taaaanto que aprender de vuestros blogs. A ver si logro hacerla.

    bss

  4. A ver si con tanta explicación domino esta salsa de una vez por todas. Normalmente tengo que recurrir a “mi santo esposo”, que la borda.

  5. En principio,me parece un interesante blogs.Pero me gustaria que me dijeras
    si hay mucha variacion de al no poder incorporar en mi receta,pimienta blanca y
    nuez moscada

    • Hola Manu, si no le echas pimienta blanca y nuez moscada, mermará en sabor y aroma pero perfectamente puedes hacerla sin echarsela. Los ingredientes principales son la grasa, en este caso la mantequilla, la harina y la leche. Me cuentas que tal.
      Un saludo.

  6. ¡Por fin conseguí hacer la bechamel! Y sin grumos!!
    Gracias por tu receta, y con tus buenas explicaciones no es nada díficil.
    Te animo a seguir con tu blog, y que nos deleites con tan buenas recetas!!

    • Juana, no sabes el orgullo que me da el que hayas conseguido hacerla con mi receta. Enhorabuena! Muchas gracias por tus ánimos.
      Un saldudo

    • José Antonio, le suelo echar cebolla si es para un relleno o para unas croquetas pero no si es como complemento de otra receta, como para gratinar. Aunque es muy buena opción. Gracias por tu aportación. Un saludo

  7. Muy buena y muy tradicional la receta.
    Yo la hago con los mismos ingredientes pero los mezclo todos en frío y los paso por la batidora hasta que la superficie forme una especie de espuma.
    Lo coloco a fuego no muy fuerte y revuelvo hasta que se espesa y está hecha la salsa. Suelo dejarla cocer un poco más para que el sabor sea más intenso.
    No sale un solo grumo y el sabor es buenísmo

Los comentarios están cerrados.