Muffins de Calabacín y Chocolate

Print Friendly

Muffins de Calabacín y Chocolate. Hoy traigo una receta dulce, pensada para hacerla con vuestro hijos, aprenderán no sólo a cocinar sino a valorar los alimentos que más tarde comerán. Hacer unos muffins es una idea estupenda para pasar una tarde de invierno compartiendo la actividad con ellos, se divertirán ayudándote preparando los ingredientes, mezclando la masa y poniendo la cocina patas arriba, pero un día es un día, dejadlos disfrutar como lo que son, niños. Cuando los niños manipulan los alimentos los hacen parte de su juego y de esta forma disfrutan mucho mas de la comida y tu te divertirás con ellos, creando un vínculo difícil de romper y trasmitiendo valores jugando.

La receta está pensada, entre otras cosas, para hacer atractivos ciertos alimentos como puede ser el calabacín, fácil de hacer con su colaboración y que se vayan acostumbrando a ciertos sabores y texturas, de tal forma que coman los alimentos que quizás no lo hacen de otra forma. Si te preguntas porqué el calabacín, te diré que es muy poco calórico, contiene muchas vitaminas y minerales. No se nota su textura y su sabor es dulce.

Esta receta pertenecerá a la publicación “El ático de los gatitos”, una revista infantil literaria y cultural, promovida por mi amiga Rosario Troncoso, escritora y directora de El Ático de los Gatos, revista literaria y cultural.

¡Poned el delantal a los peques de la casa!

Ingredientes para la receta de muffins de calabacín y chocolate

  • 200 gr. de calabacín
  • 100 gr. de zanahoria
  • 175 gr. de pepitas de chocolate
  • 160 gr. de harina de trigo
  • 170 gr. de azúcar
  • Dos (2) cucharadas de cacao en polvo
  • Una pizca de canela en polvo (la punta de la cucharilla pequeña)
  • Levadura en polvo ¼ cucharilla pequeña
  • Bicarbonato sódico ½ cucharilla pequeña
  • Sal ¼ cucharilla pequeña
  • Un (1) huevo grande (a temperatura ambiente)
  • 120 ml. de aceite de girasol
  • Extracto de vainilla una cucharadita pequeña

Elaboración de la receta de muffins de calabacín y chocolate

  1. Comienza encendiendo el horno para que caliente. Arriba y abajo a 180º.
  2. Prepara dos boles grandes. Uno para los ingredientes secos y otro para los húmedos.
  3. En un bol tamiza la harina, la canela y el cacao. Añade el azúcar, la levadura, el bicarbonato sódico y la sal. Mezcla hasta obtener un polvo homogéneo. Incorpora las pepitas de chocolate.
  4. Ralla el calabacín y la zanahoria. Resérvalo.
  5. En el otro bol cascamos el huevo a temperatura ambiente y lo batimos bien con la cucharadita de extracto de vainilla. Vamos añadiendo el aceite de girasol poco a poco mientras vamos mezclando con la varilla. Termina incorporando el calabacín y la zanahoria rallada y mezcla suavemente con una cuchara de madera para no oxidarlos.
  6. Vierte este último bol sobre el bol de los ingredientes secos. Remueve suavemente con la cuchara de madera hasta que quede todo integrado. Si bates demasiado corres el riesgo de que queden apelmazados los muffins.
  7. Reparte la masa en 12 moldes de papel para muffins o magdalenas.
  8. Hornea unos treinta (30′) minutos, hasta que al pincharlos con un palillo salga seco y cuando los presiones, notes su esponjosidad y cedan levemente volviendo a su posición inicial.
  9. Enfría sobre una rejilla antes de disfrutralos.
¡Cuidado, son adictivos!

Curiosidades de la receta de muffins de calabacín y chocolate

Yo le he puesto cacao en polvo, que es amargo, pero si quieres lo puedes sustituir por cacao el polvo tipo colacao o nesquik, a los niños les gustará más.

Puedes añadirle unas nueces troceadas, le viene genial, a mi me encantan así. Cuidado si lo comen niños pequeños. Los anacardos también le van estupendamente.

Si te gusta más el azúcar moreno, adelante, sustitúyelo.

Puedes conservarlos perfectamente unos días en un recipiente hermético.

Si quieres ver la receta original de muffins de chocolate con pepitas pincha en el enlace.

¡Espero que os guste amig@s!

Ralu

PD: Todo el contenido y fotografías están bajo una licencia.

Mousse de limón

Print Friendly

 

Mousse de limón. Ya tocaba publicar un postre y  aprovechando que este fin de semana han estado unos amigos en casa, hemos hecho un postre súper fácil y rápido, para no complicarte. Se hace en muy poco tiempo y con muy pocos ingredientes. Si lo decoras con gusto queda un postre de ocasión especial, un original postre para los niños, para sorprender a tus suegros, o quedar como un auténtico maestro cocinillas ante tus amigos, sin apenas ensuciar la cocina.

El postre que preparamos (porque fue un postre a tres, ya que nos repartimos la elaboración entre Valle, Carmen y yo; Mi mujer, Valle, hizo la mousse;  Mi socia, Carmen @bateymonta tuvo el detalle de traernos un bizcocho y el caramelo; y yo lo monté delante de los amigos para que no hubiese dudas de que era casero) constaba de una copa de mousse de limón con bizcocho, caramelo casero y frutas del bosque para decorar.

Las cantidades de la receta están pensadas para unas seis u ocho copas.

¡Ponte el delantal!

Ingredientes para la receta de mousse de limón

  • 500 ml. de nata para montar (35% materia grasa)
  • 250 gr. de leche condensada
  • Dos (2) limones

Elaboración de la receta de mousse de limón

  1. Mete la nata en el congelador para ponerla muy, muy fría. Pero no congelada. Si puedes meter el bol donde vas a montar la nata en el congelador, estupendo.
  2. Lava muy bien los limones. Ralla la cáscara de medio limón y resérvala. Exprime los limones.
  3. Pon en el bol donde vas a montar la nata 80 gr. de zumo de limón, la ralladura del medio limón, la leche condensada y la nata.
  4. Bate todos los ingredientes hasta que monte la nata.
  5. Sirve en una copa o vaso chato con bizcocho desmigado y caramelo. Decora con unas frutas del bosque y si quieres un poco de ralladura de limón.

Sírvelo rápido que fresquito es como está bueno.

Curiosidades de la receta de mousse de limón

La nata que uses en esta receta será la clave. Fíjate bien que tenga al menos un 35% de materia grasa. Las que venden para cocinar no te sirven. Y muchas de las que pone para montar no traen más de un 33%.

Lo puedes tener hecho con antelación. Yo meto la mousse un rato antes de servirla en el congelador, para que esté muy fría, que es como nos gusta.

Yo lo he presentado con bizcocho, porque mi socia Carmen tiene mucho arte con los dulces y tuvo el detalle de traérmelo para que lo desmigase en la copa. También le puse caramelo casero que me trajo y le va genial. Si tu no tienes la misma suerte que yo, puedes ponerle unas galletas abizcochadas y caramelo líquido. El chocolate también le viene genial a esta mousse, ya sea líquido o  en pepitas.

Si te gusta como a mí que tenga un punto crujiente puedes añadirle cereales. Yo le puse unos pocos copos de maíz tostados y azucardos, los trituré y se los zampé por encima. Y si le pones un poco de Peta Zetas triunfas como la Coca Cola en lata.

La presentación puede ser en una copa cóctel como la que veis en la foto, un vaso chato (como los de vino) o en un cuenco. Pero lo bonito es pintar la copa con el caramelo o chocolate líquido e ir viendo los ingredientes por capas desde fuera.

Las frutas del bosque con las que decoré la copa las venden en la zona de congelados de cualquier supermercado. Están buenas y le aportan vistosidad al postre. Merece la pena hacerse con una bolsa, y si te sobra puedes hacer un coulis o salsa con ellos y ya tienes otra cosa con la que presentar el postre.

¡Espero que os guste amig@s!

Ralu

PD: Todo el contenido y fotografías están bajo una licencia.

Tarta Comadre

Print Friendly

 

Tarta Comadre. Como sabéis suelo publicar pocos dulces y postres, pero esta receta es muy sencilla, y fresquita. Un final estupendo para una comida ligera. Aunque estemos en la operación bikini no hay que quitarse todos los dulces de un plumazo, vaya que nos dé un bajón de azúcar, y eso no queremos ¿verdad?

Mi cuñada Silvia es la culpable de que yo conociese este postre. Ella lo suele hacer desde hace mucho tiempo y aprendió a elaborarlo en el Hotel Restaurante Ciudad del Sol, de Écija (Sevilla), al que todo el mundo conoce con el nombre de “Pirula“, de donde creemos que es la receta original.

La receta, mejorada por ella bajo mi punto de vista, se trata de un postre más que de una tarta, con la textura de mousse. Yo le he puesto algo de mi cosecha, presentándola en forma de tarta en vez de en moldes o cuencos y añadiéndole una capa de ganaché de chocolate -que me ha enseñado a hacer mi socia Carmen– y que le aporta la parte crujiente.

¡Ponte el delantal!

Ingredientes para la receta de tarta comadre

  • Un (1) litro de nata para montar (35% materia grasa)
  • Una (1) lata pequeña de leche condensada (370 gr.)
  • Nueve (9) hojas de gelatina neutra
  • Un (1) paquete de galletas maría (200 gr.)
  • 100 gr. de mantequilla (cuatro cucharadas)
  • Canela en polvo

Para el ganaché de chocolate

  • 128 gr. de chocolate negro (minimo 50% cacao)
  • 100 gr. de nata para montar (35% materia grasa)

Elaboración de la receta de tarta comadre

  1. Comienza metiendo el brick de nata en el congelador, para que se enfríe bastante. Con 30 minutos será suficiente, no dejes que se congele.
  2. Tritura las galletas hasta dejarlas hechas polvo, ayúdate de un robot de cocina, Thermomix o similar. Si no tienes, mira en curiosidades, que te digo como triturarlas fácilmente.  Reserva unas pocas cucharadas de este polvo de galletas para decorar.
  3. Derrite la mantequilla y mezclala en un bol con las galletas. No tienen que formar una pasta, quedarán con una textura suelta. Cuando enfríe se endurecerá.
  4. Forra el fondo de una fuente con las galletas, apretando bien para que se compacte. Yo usé un molde desmontable para que quedase con forma de tarta.
  5. Prepara la ganaché de chocolate, para ello trocea los 100 gr. de chocolate negro. Pon a hervir la nata y en cuanto rompa a hervir la retiras y viertes sobre el chocolate. Mezcla bien con unas varillas manuales hasta que forme una pasta homogénea y deja enfriar a temperatura ambiente antes de meter en la nevera para obtener la textura deseada. Vigilar de vez en cuando la consistencia.
  6. Pon las hojas de gelatina en agua fría para hidratarlas. Mientras tanto calienta la leche condensada. Silvia me dice que la caliente hasta que tenga una temperatura tal que te temes las yemas de los dedos. Yo lo hago en el microondas a baja temperatura y la voy poniendo poco tiempo, removiendo y comprobando la temperatura.
  7. Escurre muy bien las hojas de gelatina. Ayúdate de papel de cocina para eliminar todo el agua que puedas. Incorpora las hojas a la leche condensada y mezcla muy bien para que se deshaga.
  8. Es el momento de montar la nata. Sácala del congelador, si no lo habías hecho con anterioridad, y móntala con ayuda de una batidora o robot de cocina.
  9. Cuando tengas montada la nata, añade poco a poco, sin dejar de batir la mezcla de leche condensada y gelatina.
  10. Cubre el fondo de la fuente donde pusiste las galletas con una fina capa del ganaché de chocolate y sobre este la nata montada. Tapa la tarta con papel film transparente y métela en el frigorífico durante unas horas. Yo la suelo dejar hasta el siguiente día para que enfríe, cuaje bien y tenga consistencia.
  11. Mezcla el polvo de galletas que tenias reservado con un par de cucharadas de canela. Espolvorea con un colador sobre la tarta una vez la saques del frigorífico para consumirla.

¡Que la disfruteís!

Curiosidades la receta de tarta comadre

Si no tienes robot de cocina para triturar las galletas, mételas en una bolsa de plástico (yo uso las típicas para congelar, que tienen cierre hermético, así si sobra se puede conservar algún tiempo) y sobre la encimera de la cocina, golpéalas con la mano del mortero hasta que tengan el tamaño que quieras. A mi me gustan que sean los trozos tan pequeños como el polvo, que puedan pasar por un colador.

Para hacer la ganaché de chocolate puedes usar cualquier tableta de chocolate para postres y triturarlo o, comprar pepitas de chocolate. Así te será mas fácil, no las tienes que trocear y derriten todas por igual. No pongas demasiado ganaché, sólo una fina capa.

Para montar la nata es recomendable tener muy fríos todos los utensilios, desde el vaso de la batidora hasta las varillas de montar. Puedes meterlos en el congelador un rato antes de montarla. Si no tienes robot de cocina o varillas eléctricas para montar la nata, no te eches las manos a la cabeza. Puedes montarla con unas varillas de mano y armándote de paciencia. Ayúdate para estabilizar la nata montada de un poco de azúcar glas.

¡Espero que os guste amig@s!

Ralu

PD: Todo el contenido y fotografías están bajo una licencia.

 

Tarta de zanahoria y crema de queso (carrot cake)

Print Friendly

Desde que publicara la receta de Brownie de manzana y dulce de leche en colaboración con mi socia Carmen (@bate&monta) han ocurrido muchas cosas, una de ellas es que por fin se decidiera a escribir en un blog “Bate & Monta” y con él nos endulzase los días, pero no deja de lado las colaboraciones por eso publicamos nueva receta. Aquí debajo os dejo el enlace a su página de facebook.

Como ya os he contado en alguna ocasión, soy algo perezoso para hacer dulces y para eso ya está mi socia que se encarga de la parte dulce y en esta ocasión hemos decidido publicar la Tarta de Zanahoria y crema de queso o Carrot Cake, porque es una de las tartas que más nos gustan y, aunque me pese decirlo, casi más que cualquiera otra de chocolate, bueno, son diferentes, no se pueden comparar, dejémoslo así.

La receta de Carrot Cake es de Meg Ray, dueña de una de las pastelerías más bonitas del mundo. Se llama Miette, y tiene sus dos tiendas en San Francisco, pero no tiene nada que envidiarle a mi socia 😉

Para esta receta necesitarás un molde de 15 cm, aunque lo ideal sería que tuvieras tres y así te evitarías que repetir tres veces el bizcocho. También puedes ayudarte de la Thermomix (TMX) con la mariposa, la Kitchen Aid (KA) con la pala, o cualquier otro robot de cocina que tengas para que te facilite la mezcla de los ingredientes. Si no tienes no pasa nada, no es muy tedioso el trabajo viendo el resultado, pero puede facilitarte las cosas enormemente…

¡Ponte el delantal, manos a la harina!

Ingredientes para la receta de tarta de zanahoria y crema de queso

Para los bizcochos

  • 120 gr de harina normal de trigo
  • 5 gr de bicarbonato
  • 5 gr. de levadura química
  • 5 gr. de canela en polvo
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 2 huevos tamaño “L” a temperatura ambiente
  • 225 gr. de azúcar blanquilla
  • 120 ml. de aceite de girasol
  • 65 gr. de zanahorias ralladas finamente (suelen ser 2 zanahorias grandotas)
  • 115 gr de pasas
  • 115 gr. de nueces en trozos gordos
  • 115 gr. de coco rallado

Para la crema de queso

  • 468 gr. de queso de untar a temperatura ambiente (nada de light, con su grasita)
  • 136 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 120 gr de azúcar super glass (icing sugar a ser posible y si no, la nueva de Azucarera. Se llama Azúcar Glacé Seda)

Elaboración de la receta de tarta de zanahoria y crema de queso

  1. Precalienta el horno a 180º, arriba y abajo.
  2. Engrasa 3 moldes de 15 cm. (si solo tienes uno tendrás que repetir la operación tres veces).
  3. En un bol mediano tamiza la harina, el bicarbonato, la levadura, la canela y la sal. Reserva estos ingredientes.
  4. Con unas varillas eléctricas (o los forzudos con unas manuales), bate a velocidad media durante dos (2′) minutos el azúcar y los huevos. Debe quedar una mezcla ligera y más clara de color.
  5. Reduce la velocidad al mínimo e incorpora lentamente el aceite de girasol. Sube la potencia y bate durante un minuto.
  6. En este punto deja las varillas y comienza a mezclar con una lengua o pala (si tienes KA con pala, TMX con mariposa o robot de cocina puedes ayudarte de él).
  7. Añade la harina en tres veces, removiendo un poco tras cada incorporación. Remueve constantemente unos dos (2′) minutos  (Si usas robot a velocidad media).
  8. Añade las zanahorias, pasas, nueces y coco y remueve sólo hasta mezclar bien, no más (Si usas máquina dale una vuelta o dos pero manualmente, para que las pasas no se nos escondan).
  9. Divide la masa entre los moldes (si sólo tienes uno tendrás que hacerlo tres veces) y hornea entre 20-25 minutos. Estate atento unos minutillos antes por eso de que el horno de cada uno es un mundo. Aún así, hacer la prueba del palillo por si las moscas.
  10. Sacar pasado el tiempo, y déjalos reposar en sus moldes durante 20 minutos. Después, sobre una rejilla enfriadora unos 20 minutos más.
  11. Envuelve individualmente los bizcochos en papel film y mételos en la nevera para que la miga se asiente. Mínimo 1 hora (hasta 3 días). Yo suelo hacerlos por la noche, y lo relleno por la mañana.
  12. Para hacer la crema de queso, bate la mantequilla y el azúcar (tamizado por favor!) varios minutos hasta que quede suave y brillante.
  13. Añade el queso y bate, si es con maquina, a velocidad baja hasta que se mezcle bien (este punto es delicado porque el queso suele soltar su suero y se puede liar parda). Bate con mucho amor y calma.
  14. Es el momento de montar la tarta. Coloca capas de bizcocho y crema alternativamente hasta terminar y decora a tu gusto.

Curiosidades de la tarta de zanahoria con crema de queso

Usa una harina de calidad, mi socia siempre usa Gallo, que sabe que le dá buen resultado.

Los frutos secos conviene comprarlos a granel en el mercado, que tienen más salida y suelen estar más frescos que los que vienen envasados.

El aceite que uso es de girasol. Nada de aceites de semillas ni especiales para freír…

Es conveniente tener un termómetro de horno (los hay desde 3€). Te dan la temperatura real y así nos explicamos muchos fracasos reposteros

Si te sobra crema de queso métela en la nevera. Tendrás que batirla de nuevo antes de usarla en la tarta o en otra receta.

La tarta puede conservarse en algo hermético a temperatura ambiente. En verano mejor a la nevera pero sácala un rato antes de consumirla. Los bizcochos fríos aparte de que no me gustan, pierden sabor y textura.

Espero que os guste amig@s!

Ralu & Carmen

PD: Todo el contenido y fotografías están bajo una licencia.

Panellets

Print Friendly

Panellets de almendra. Los panellets son dulces tradicionales en Cataluña principalmente, sin embargo actualmente podemos encontrarlos en casi todas las provincias, es más, yo que soy gaditano ¡¿Qué hago hablando de estos dulces?! Pues bien, mis primas son catalanas, de sangre caliente Andaluza y son las que me han enseñado a hacer esta receta, hasta me enviaron los ingredientes para que no dudase en hacerla, y he aquí los resultados.

Estos dulces parecidos a los mazapanes suelen hacerse en la víspera de tosantos, es decir, el día de todos los santos (1 de noviembre), que coincide con la noche de Halloween, que nada tiene que ver con los panellets a no ser que los decores tenebrosamente, pero este no es el caso.

No tienes porqué limitarte a esos días, yo mismo los preparo cuando nos apetecen y hasta la navidad es buen momento para elaborar estos exquisitos dulces parecidos a los mazapanes. Si te animas aquí tienes la receta.

¡Ponte el delantal!

Ingredientes para la receta de Panellets

Para los panellets

  • Un (1) kg. de almendra molida
  • 800 gr. de azúcar blanca
  • 200 gr. de patata (peso ya cocida y limpia)
  • 200 gr. de boniato (peso ya cocido y limpio)
  • Un (1) huevo
  • Esencia de limón (opcional)

Para decorar

  • Piñones
  • Cerezas confitadas
  • Almendra en trocitos
  • Carne de membrillo

Elaboración de la receta de Panellets

  1. Cuece la patata y el boniato enteros y con la piel hasta que estén tiernos.
  2. Una vez cocidos pélalos cuando aún están calientes ¡Cuidado con quemarte!
  3. Sobre una encimera de mármol (o similar) chafa o aplasta ayudado con un tenedor la patata y el boniato.
  4. Añade el azúcar y mezcla con la patata y el boniato, incorpora la almendra molida y amasa unos diez (10′) minutos hasta que la masa sea homogénea.
  5. Deja reposar unas horas (una noche sería estupendo) y ponle unas gotas de esencia de limón.
  6. Mientras tanto separa la yema y la clara del huevo. Disponlas cada una en un cuenco (bol). Bate la clara (no hace falta ponerla a punto de nieve) y la yema.
  7. Prepara un cuenco con piñones para “empiñonar” las bolas.
  8. Ayúdate de una cuchara para coger porciones mas o menos iguales y dar forma de bolas a la masa.
  9. Pasa las bolas de una a una por la clara de huevo batida y seguidamente por los piñones haciendo una leve presión con la palma de la mano para que se queden incrustado en la bola de masa.
  10. Ve colocando las bolas, que ya son panellets, sobre un papel encerado que habrás colocado en una bandeja de horno.
  11. Con un pincel de cocina mojado en la yema pinta por encima de los panellets.
  12. Precalienta el horno a 180º y cuando esté caliente mete la bandeja con los panellets. Hornéalos sólo un poco, hasta que estén ligeramente dorados.
¡Compártelos, es la mejor forma de disfrutarlos!

Curiosidades de la receta de panellets

Para hacer los panellets de almendra sigue los mismos pasos que con los piñones.
Un truco para “empiñonar” bien las bolas es ponerte los piñones (o almendra) en la palma de la mano y cerrarla presionando lo justo para que se queden bien pegados, es más fácil que pasarlos rodando por un plato.
Puedes hacer los panellets de membrillo y/o de guindas confitadas, sólo tendrás que pasar la bola por la clara, hacer un pequeño hueco con el dedo y presionar sobre él con un trocito de membrillo o media guinda.

Otra versión son los Panellets de coco o bolitas de coco que se hacen mezclando 250 gr. de coco, 125 gr. de azúcar y 2 claras de huevo a punto de nieve, se mezcla todo, se forman bolas y se hornean del mismo modo que los otros panellets.

La almendra tiene que ser en polvo, harina de almendra la suelen denominar, la puedes encontrar en supermercados, pero mi consejo es que te acerques al mercado de tu localidad y preguntes en el puesto de las especias.

Si eres de los que no se conforma con lo tradicional prueba a ponerle a la masa un poco cacao en polvo, canela o café, verás cómo te sorprende el sabor. Los de cacao los puedes “rebozar” con fideos de chocolate, seguro que triunfan.

Si no tienes o no encuentras esencia de limón puedes ponerle un poco de la ralladura de la cáscara de un limón, hará las veces de la esencia pero de la forma más natural posible, eso sí, asegúrate de que son trocitos muy pequeños para que no se hagan desagradables al comerlos.

Si usas azúcar glass en vez del azúcar normal la masa quedará más suave y homogénea, y cuando los comas no te encontrarás los granitos de azúcar al masticar pues perduran aún horneandolos, sin embargo el resultado es similar.

Los mas tradicionales dirán que el verdadero panellet no lleva patata y/o boniato, sin embargo está muy extendido este uso, pues abarata mucho el coste ya que la almendra y los piñones no son muy baratos que digamos.

Si dejas reposar los panellets una vez horneado y los comes al día siguiente estarán todavía mas ricos pues los sabores se habrán asentado.¡Espero que os guste amig@s!

Ralu

PD: Todo el contenido y fotografías están bajo una licencia.

Tarta de Santiago

Print Friendly

Tarta de Santiago. Tarta de almendra. Hoy día en el que se celebra la festividad de Santiago apóstol os traigo como no, la Tarta de Santiago y no cualquier receta sino la autentica receta de tarta de Santiago y que ahora os cuento por qué motivos:

Como estamos de celebraciones pues aprovecho para celebrar los dos años cumple el blog ya que nació precisamente tal día como hoy en la festividad de Santiago. En estos dos años y habiendo alcanzado mas de un millón de visitas sólo tengo cosas que agradecer, en primer lugar a mi amigo Javi Recetas, sin él esto no hubiese sido posible, a mis fieles seguidores que les debo cada respuesta a cada comentario, ya sea en el blog o en las redes sociales y por supuesto a mis familiares y amigos que siempre confían y prueban todo lo que cocino, y parece ser que les gusta…

Y a lo que vamos, que es la receta de la tarta de Santiago, que no es otra cosa que una tarta de almendra, y que siendo el Camino de Santiago inspiración para mi camino culinario y jugando con el nombre de este blog no podía faltar en mi recetario.

¡Ponte el delantal, de gala por favor!

Ingredientes para la receta de tarta de Santiago

  • 250 gr. de almendra molida cruda
  • 250 gr. de azúcar
  • Cinco (5) huevos grandes
  • Un (1) limón
  • Media (½) cucharada pequeña de canela en polvo
  • Azúcar glass (glacé)
  • Una (1) nuez de mantequilla sin sal

Elaboración de la receta original de tarta de Santiago

  1. Lo primero enciende el horno arriba y abajo a 180º para que vaya calentando.
  2. Ralla la cáscara de medio limón y casca en un bol pequeño los cinco huevos.
  3. Mezcla en un bol grande o ensaladera la almendra, el azúcar, la ralladura  de limón y media cucharada pequeña de canela en polvo.
  4. Cuando estén bien integrados estos ingredientes añade los huevos y sigue mezclando, que no batiendo. Te puedes ayudar con una lengua de cocina (cuchara de silicona).
  5. Unta con mantequilla un molde desmontable (preferiblemente) de unos 22 cm. para que no se pegue la tarta al molde.
  6. Vierte la masa bien mezclada en el molde y mete en el horno una vez esté caliente unos cincuenta (50′) minutos, hasta que esté bien dorada la tarta.
  7. Saca la tarta del horno y déjala enfriar.
  8. Cuando esté fría espolvorea por encima con azúcar glass.

Curiosidades de la receta de tarta de Santiago

Utiliza una almendra molida cruda y no una troceada, cualquier variedad te servirá y puedes encontrarla en cualquier supermercado en la zona de dulces y especias o en los mercados en los puestos de especias.

La tarta de Santiago no lleva harina, a no ser que la lleve en un forro que puedes hacerle que si podría llevarla, la auténtica tarta de Santiago sólo lleva almendra molida.

Si quieres que te quede la tarta más auténtica imprime un molde de la cruz de santiago pinchando aquí o cualquier otro molde como el que yo he usado te vendrá bien. Ten en cuenta que lo ideal es hacer el molde en cartón o cartulina para que cuando espolvorees con el azúcar glass no se te caiga del molde y te arruine la presentación. Espolvorea el azúcar glas con un colador y no eches demasiado azúcar.

La receta para ir sobre seguro es de Javi Recetas y como curiosidad os comento que es la auténtica porque es la que se publicó en el Boletín Oficial del Estado (B.O.E.) en el que se explican las cantidades que tienen que tener de cada ingrediente y las distintas formas de prepararla para que sea una Auténtica tarta de Santiago.

¡Espero que os guste amig@s, Feliz día de Santiago y Buen camino!

Ralu

PD: Todo el contenido y fotografías están bajo una licencia.

Mermelada de Kumquat

Print Friendly

Mermelada de Kumquat. Estamos en plena temporada de cítricos y aprovechando unos que me han enviado desde Valencia Naranjas Che voy a hacer una mermelada con kumquat o naranjas chinas. Son unas naranjas alargadas y pequeñas, el mas pequeño de los cítricos, con un sabor que recuerda a la naranja amarga, su piel es comestible y tiene un alto contenido de vitamina C.

Me encantan las mermeladas pero hacía tiempo que no elaboraba una pues con la última que hice me quemé y las dejé por un tiempo, por tanto procura tener cuidado cuando haces mermelada o caramelo.

Naranjas che es una pequeña empresa familiar de valencia que cultiva naranjas y otros cítricos ecológicos con mimo y los comercializa por Internet a unos precios muy competitivos, con un servicio de entrega muy efectivo, para que el producto te llegue a casa en el menor tiempo posible, con la calidad que tienen sus productos y todas sus propiedades.

¡Ponte el delantal!

Ingredientes para la receta de mermelada de Kumquat

  • 300 gr. de kumquats (naranjas ché)
  • 1 naranja
  • 150 gr. de azúcar
  • 40 ml. de ron añejo

Elaboración de la receta de mermelada de naranjas chinas

  1. Lava muy bien la fruta, a ser posible con un cepillo para así eliminar todo el polvo y suciedad que pueda tener la cáscara. Quita el rabo si lo tuviese.
  2. Pela la naranja y córtala a trozos pequeños.
  3. Corta los kumquat a rodajas y quítate las semillas.
  4. Pon en una cacerola la naranja troceada, los kumquat a rodajas, el azúcar y el ron añejo. Mezcla y deja macerar unas horas (yo lo dejé al menos cuatro).
  5. Pasadas unas horas las naranjas habrán soltado jugo. Pon la cacerola al fuego y cuando comience a hervir baja el fuego a mínimo y cocina durante unos cuarenta (40′) minutos removiendo de vez en cuando y vigilando la consistencia.
  6. Cuando esté lista la retiras del fuego y la trituras en caliente (si es que la quieres triturar), seguidamente la envasas en un bote.
  7. Al enfriar la tendrás lista para comer.

¡Prepara unas tostadas!

Curiosidades de la receta de mermelada de kumquat

Si frotas las naranjas con la mano sobre una superficie dura sacarás mas aroma de la piel de la naranja de este modo quedará todavía mas aromática la mermelada.

Es conveniente que los botes estén esterilizados, así evitaras que la mermelada pueda contaminarse. Para ello sólo tienes que hervir tanto el bote como la tapa en agua unos cinco minutos.

Al envasar la mermelada y cerrar el bote puedes darle la vuelta hasta que enfríe, de este modo se hará un vacío que conservará mas tiempo la mermelada. También puedes poner los botes al baño maría para envasarlos al vacío.

La mermelada la puedes acompañar con lo que quieras. Tostadas en el desayuno, con un yogur, con queso de untar o fresco, o en canapés combinando salado.

¡Espero que os guste amig@s!

Ralu

PD: Todo el contenido y fotografías están bajo una licencia.

Brownie de manzana y dulce de leche

Print Friendly

Brownie de manzana y dulce de leche. Esta aunque parezca una entrada normal lleva en su interior algo especial, os cuento.Ya sabeis lo perezoso que soy para hacer dulces, aunque cuando me meto en harina me encanta, pues tengo una amiga que es la “diosa de los dulces” da igual si son unos cupcakes, una tarta, unas galletas o unos muffins, esta mujer lo que toca lo convierte en dulce, todo lo dulce que es ella. Carmen, que así se llama, impregna los dulces con su cariño y le da una clase sin igual, si, clase porque eso es lo que ella tiene, y eso se tiene o no se tiene.

Pues bien Carmen (Bate y Monta), muy humilde ella, parece ser que no se arranca en esto de los blogs y por ello le ofrecí hacer un “cameo”, y le hizo ilusión tanto como a mí, así que ni corta ni perezosa se puso manos a la harina y esto es lo que creó…a ver si con este empujón, despega de una vez y se da cuenta de todo que vale, pero de momento dice que es mi socia y sin mas historias pasamos a la receta en cuestión que es lo que aquí os trae.

Esta es la adaptación de una receta de Gloria (Glorious Treats) La receta original es un pastel de manzana con caramelo (Caramel apple tooffe cake) pero Carmen le ha dado su toque personal, además de traducir los ingredientes a cristiano de a pié, para que todos sepamos de qué estamos hablando, por ello no os asustéis de las cantidades un tanto “raras”, los ingredientes vienen en medidas estadounidenses, que también las reseño, y al convertirlas pues no suelen ser números redondos, pero con estos números es como sale bien este Brownie de manzana y dulce de leche.

Para esta receta puedes ayudarte de la Thermomix, la Kitchen Aid, o cualquier otro robot de cocina que tengas para que te facilite la elaboración de la receta. Si no tienes no pasa nada, no es muy tedioso el trabajo viendo el resultado, pero puede facilitarte las cosas enormemente…

¡Ponte el delantal, manos a la harina!

Ingredientes para la receta de brownie de manzana y dulce de leche

Para el brownie

  • 255 gr. (2 cups) de harina de trigo
  • 57 gr. (1/2 cup) de mantequilla sin sal (a temperatura ambiente)
  • 275 gr. (1 1/2 cups) de azúcar moreno
  • Dos (2) huevos medianos (L)
  • 6 gr. de (1 teaspoon) bicarbonato
  • 6 gr. (1 teaspoon) de canela en polvo
  • 3 gr. (1/2 teaspoon) de sal
  • 240 ml. (1 cup) de creme fraiche (crema fresca)
  • 5 ml. (1 teaspoon) de extracto de vainilla
  • Dos (2 cup) manzanas pequeñas peladas y cortadas en trozos pequeños

Para la cubierta

  • 92 gr. (1/2 cup) de azúcar moreno
  • 64 gr. (1/2 cup) de harina de trigo
  • 3 gr. (1/2 teaspoon) de canela en polvo
  • 19 gr. (4 tablespoon) de mantequilla sin sal (a temperatura ambiente)
  • Dulce de leche para decorar

Elaboracion de la receta de brownie de manzana y dulce de leche

  1. Enciende el horno entre 175º y 180º.
  2. Encamisa un molde de 23 x 33 cm.* es decir, engrasa o píntalo con mantequilla y después lo espolvoreas con harina dándole unos golpes para que cubra por completo y desechando la harina sobrante, todo esto es para que no se pegue el pastel al molde.
  3. Harás como te dije en la receta de la Tarta de Chocolate Guinness, por una parte los ingredientes líquidos y por otra los sólidos
  4. Pon los 57 gr. de mantequilla a temperatura ambiente y bátela con unas varillas eléctricas (robot, TMX, etc) hasta que este muy suave, añade los 275 gr. de azúcar moreno y sigue batiendo hasta que esté esponjoso.
  5. Añade los huevos, uno a uno batiendo brevemente tras cada adición. Reserva los ingredientes líquidos mezclados.
  6. En otro bol echa los ingredientes secos: Los 255 gr. de harina (tamizada preferiblemente), los 6 gr. de bicarbonato, los 6 gr. de canela en polvo y los 3 gr. de sal, mezcla todo muy bien y lo reservas.
  7. Pon el contenido del primer bol (ingredientes líquidos) en el vaso del robot (Thermomix, Kitchen Aid, etc) programa a baja potencia y añade la mitad de otro bol (los ingredientes secos), cuando esté bien mezclado incorpora la mitad de la creme fraiche. Vuelve a repetir este paso hasta que esté todo bien integrado. Añade el extracto de vainilla y mezcla bien.
  8. Vierte los trocitos de manzana y mezcla a mano con una pala o lengua de goma, cuando esté todo bien mezclado echa el contenido del vaso en el molde que tienes engrasado.
  9. Para hacer la cobertura, en un bol pequeño mezcla la harina, el azúcar y la canela con un tenedor, a continuación vierte la mantequilla derretida y mezcla hasta que consigas una textura similar a las migas, grumosa, a trocitos. Extiende esta cobertura en el molde por encima de la masa.
  10. Mete el molde en el horno unos 35 ó 40 minutos. Pasado ese tiempo comprobar con una brocheta pinchando en el centro que está hecho, la brocheta tiene que salir seca. Si está húmedo déjalo unos minutos mas. La cubierta tiene que tener un bonito color marrón-dorado.
  11. Saca del horno y deja enfriar el molde sobre una rejilla.

Sírvelo en porciones adornado con dulce de leche.

Curiosidades de la receta de brownie de manzana y dulce de leche

Utiliza una harina de calidad, una harina de calidad dudosa o barata te puede estropear un postre después de haberte dado el trabajo de hacerlo, escatimar en una harina no merece la pena pues sólo te ahorrarás unos céntimos.

Las temperaturas de los hornos  no son todas iguales por lo tanto has de tener en cuenta que si tu horno no calienta lo suficiente deberás de dejar el brownie  más tiempo cociendo, eso conlleva que puede que te salga algo seco. Es muy importante conocer bien tu horno para no llevarte sorpresas además de hacer pruebas para saber manejarlo correctamente.

*El molde deberías ajustarlo lo mas posible puesto que si lo haces en uno diferente, los tiempos de cocción podrían aumentar o disminuir.

La creme fraiche o crema fresca es un tipo de nata, mas grasa y ligeramente ácida, no la confundas con la crema agria. Puedes encontrarla junto a la nata en los grandes supermercados. Dicen que la nata para cocinar del maradona te puede hacer el apaño sino la encuentras, pero no la he probado, hazlo bajo tu responsabilidad 😛

El extracto de vainilla usado para esta receta es el de marca Nielsen-Massey, es de una calidad extraordinaria y Carmen dice que es el mejor del mundo mundial con diferencia, si tienes oportunidad cómpralo, si no lo encuentras siempre puedes usar cualquier otro.

El azúcar moreno mejor si es de caña integral, es algo mas caro que el normal pero de sabor increíble, cuanto mejor sean los ingredientes mejor será el resultado.

Espero que os guste amig@s!

Ralu

PD: Todo el contenido y fotografías están bajo una licencia. 

Bizcocho de calabaza.

Print Friendly

Bizcocho de Calabaza. Hace ya unos días que ando perdido y es que hay un nuevo miembro en mi cocina que es el que me absorbe ahora el tiempo, pero como se acerca Halloween y aunque no tengo costumbre de celebrarlo, he aprovechado que mi gran amigo Maikel (Javier Mota) me regaló una estupenda calabaza, de las que cultiva su padre, y  he decidido hacer un típico bizcocho de calabaza rápido y casero, qué mejor para la Noche de Halloween.

Como ya os he comentado, no dispongo de mucho tiempo de modo que he ido sobre seguro y me he tomado la libertad de hacer el Bizcocho de calabaza de mi amigo Javi Recetas, ya que haciendo cualquiera de sus recetas tienes la garantía de no fallar, siempre salen bien, sin complicaciones.

La Fiesta de Halloween o noche de difuntos es una celebración anglosajona hoy día muy extendida, donde chicos y mayores disfrutan juntos de los dulces, fiestas y disfraces. Como ya he dicho no suelo celebrarla, pero alguna vez que otra lo he hecho y lo hemos pasado en grande, es una oportunidad estupenda para reunirte con la gente a la que quieres y pasar una noche estupenda. Si te apetece puedes cenar algo ligero como una Crema de Calabaza para después atiborrarte a dulces.

-¿Trato o truco?

-¿Qué?

-¡Ponte el delantal y prepara molde redondo de unos 23 cm, desmontable mejor!

Ingredientes para la Receta de Bizcocho de Calabaza

  • 300 gr. de calabaza
  • 100 gr. de mantequilla (sin sal)
  • Cuatro (4) huevos grandes
  • 300 gr. de azúcar
  • 300 gr. de harina de trigo
  • 12 gr. de levadura química (tipo Royal) (dos cucharadas pequeñas rasas)
  • Una (1) cucharada pequeña rasa de canela en polvo

Elaboración de la Receta del Bizcocho de Calabaza

  1. Pon la mantequilla a fundir, con unos segundos en el microondas será suficiente  y reserva a la espera de que se enfríe.
  2. Prepara la calabaza, para ello córtala y pélala, la pesas y compruebas que son 300 gr. pues sólo necesitas eso.
  3. Ralla la calabaza con un rallador de verduras y cuando la tengas rallada triturala en la batidora o Thermomix hasta que forme una pasta o puré, debe de quedar mas bien basto.
  4. Bate durante un par de (2′)  minutos los cuatro huevos en un bol, añade los 300 gr. de azúcar y sigue batiendo otros dos (2′) minutos o hasta que blanquee la mezcla.
  5. Pon el horno a calentar arriba y abajo a unos 170º.
  6. En otro bol tamiza los 300 gr. de harina, añade las dos cucharadas de levadura (12 gr.) y la cucharada de canela. Sigue con la mantequilla que tenías reservada, la calabaza y la mezcla de huevos y azúcar. Bate todo muy bien hasta que tengas una mezcla homogénea.
  7. Prepara  el molde, para ello pinta el interior con mantequilla y espolvorea con harina, lo que llamamos encamisar un molde para que no se nos pegue el bizcocho.
  8. Echa la masa del bizcocho en el molde e introducelo en el horno que ya tendrás caliente. En unos 50 minutos tendrás tu bizcocho listo.
  9. Pasado ese tiempo pincha el bizcocho con un palillo para comprobar que está hecho, si sale seco, está hecho, si sale húmedo mételo de nuevo de 5 en 5 minutos hasta que salga el palillo seco.

¡Deja enfriar el bizcocho antes de hincarle el diente!

Curiosidades del bizcocho de calabaza

Como comprar 300 gr. de calabaza limpia es complicado (aunque ya la venden limpia y envasada en grandes almacenes), necesitarás aproximadamente unos 450 gramos de calabaza con piel, por si tienes dudas.

Si usas más o menos cantidad de calabaza el bizcocho puede quedar muy húmedo o demasiado seco y no crecerá correctamente por tanto comprueba bien el peso.

Si no tienes rallador o te da pereza rallar la calabaza puedes hacerlo en la batidora o Thermomix pero con cuidado de no pasarte batiendo, tiene que tener una consistencia grumosa, no líquida sino corres el riesgo de que el bizcocho no salga como deseas.

Espolvorea por encima del bizcocho azúcar glas para darle un acabado de miedo y decorarlo con algún motivo terrorífico o con la típica calabaza de Halloween como nos propone Javi Recetas.

¡Espero que os guste amig@s, Feliz Halloween!

Ralu

PD: Todo el contenido y fotografías están bajo una licencia.

Pan de Calatrava

Print Friendly

Pan de Calatrava. Esta receta es una especie de flan o pudin típico de Murcia, aunque conocido y extendido por toda la geografía. Se le llama pan por la forma en que suele hornearse. ¡¡¿Qué os parece este postre fácil, barato y rico para este fin de semana?!!

El Pan de Calatrava es tan típico de Semana Santa como de cualquier época del año puesto que es un dulce de origen humilde para aprovechar el pan o bizcochos que están un poco pasados.

Se me antojó hacer este Pan de Calatrava al vérselo a Juan Carlos del Blog “La lengua de la Mariposa“, aunque la base la he tomado de su receta le he puesto algunas modificaciones.

¡Ponte el delantal!

Ingredientes para la receta de pan de calatrava

  • Cinco (5) huevos
  • 250 gr. de leche entera
  • 40 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
  • Dos o tres magdalenas
  • 200 gr. de azúcar
  • Un (1) limón (sólo utilizaremos la ralladura)
  • Una (1) naranja (la ralladura de media naranja)
  • Una (1) pizca de canela en polvo
  • Una (1) cucharada de Licor 43 (opcional)

Elaboración de la receta de pan de calatrava

  1. Lo primero enciende el horno a 200º así calentará mientras preparas la receta.
  2. Para preparar el caramelo pon una sartén antiadherente a fuego medio con 100 gr. de azúcar, verás como se va caramelizando poco a poco. Mientras tanto ten preparado un molde tipo plum-cake. Cuando esté totalmente caramelizado y antes de que se te queme vierte en el molde por las paredes y el fondo de este para caramelizarlo por completo. Debes de tener mucho cuidado de no quemarte, te puede salpicar. Reserva el molde.
  3. Casca los huevos de uno en uno en un bol pequeño, así te asegurarás de que no cae ningún desagradable trocito de cáscara y pásalos al vaso de la batidora o Thermomix.
  4. Agrega los 100 gr. de azúcar, los 40 gr. de mantequilla, la cucharada de Licor 43 y los 250 ml. de leche entera. Bátelo todo hasta que estén bien integrados todos los ingredientes.
  5. Ralla la cáscara del limón y la naranja con cuidado de no coger la parte blanca para que no amargue. Añade las ralladuras al vaso de la batidora.
  6. Desmenuza las magdalenas y tritura junto con la mezcla.
  7. Vierte en el molde caramelizado que tienes reservado y cúbrelo con papel de aluminio.
  8. Llena con agua la mitad de una fuente para horno de un tamaño superior al molde. Mete el molde en esta fuente para cocer el dulce al baño maría e introdúcelo en el horno unos quince minutos a 180º. Ten la precaución de que el agua ni rebose de la fuente ni pueda alcanzar el borde del molde.
  9. Pasado ese tiempo lo volveremos a poner cuarenta (40′) minutos o hasta que pinchándolo con un palillo salga limpio, bajando la temperatura a 150º.
  10. Deja enfriar el molde antes de desmoldarlo para que no se te rompa.

Curiosidades de la Receta de Pan de Calatrava

Si no tienes pericia en hacer caramelo o simplemente no quieres hacerlo puedes utilizar un caramelo líquido de los que venden (tipo Royal), yo lo uso a veces pues tengo malas experiencias haciendo caramelo además de ser un poco flojete para hacerlo, pero no se lo digáis a nadie.

Yo he utilizado magdalenas que tenía por casa pero si tienes un trozo de bizcocho que se te ha quedado un poco pasado o un trozo de pan de días atrás también puedes utilizarlo.

Me gusta darle un toque con el Licor 43 pero puedes sustituirlo por algún licor dulce que te guste o simplemente no ponerselo. Combina estupendamente con un licor de café.

Para servirlo puedes acompañarlo con una confitura o mermelada, yo usé una de fresa pero combina bien con cualquiera, también con nata montada está riquísimo. Juan Carlos del Blog “La lengua de la Mariposa” lo acompañó con arándanos rojos y le quedó de lujo, si queréis verlo sólo tenéis que pinchar el enlace.

¡Espero que os guste amig@s!

Ralu

Nota: El autor no tiene ninguna relación comercial o de otra índole con “Royal“ este enlace es puramente informativo.

PD: Todo el contenido y fotografías están bajo una licencia.