Ensaladilla de pulpo a la gallega

Ensaladilla de pulpo a la gallega. Como no podía ser de otra manera en verano no puede faltar una buena ensaladilla, decidme que bar, por lo menos aquí en Andalucía, no tiene una ensaladilla en su carta, ya sea ensaladilla rusa, ensaladilla de gambas, salpicón u otras, la que traigo hoy es una receta de veranola ensaladilla de pulpo casera, mas de otras tierras que de esta pero que curiosamente se ha establecido desde hace mas de una década en tierras gaditanas, por lo tanto ya se le puede considerar de la cocina de Cádiz.

Una de las primeras y la más famosa ensaladilla de pulpo es la del mítico Restaurante gaditano “El Balandro” donde es una de las estrellas de la carta, aunque no sólo en Cádiz se elabora, aquí en Chiclana de la Frontera hay una venta que también “lo clava”, la clásica “Venta La Alegría” donde la especialidad es la cocina Asturiana pero que también puedes tomarte una buena parrillada o tapear alzando un culín de sidra, lo mejor de esta venta amén de los platos es el servicio, la amabilidad y simpatía del personal hacen que te sientas en casa, cosa que últimamente brilla por su ausencia en algunos establecimientos, parece que les debas algo por cómo te tratan, con lo fácil que es esbozar una sonrisa.

La ensaladilla no tiene misterio ninguno, no sé porqué hay sitios donde está incomestible ya sea porque la ponen muy salada, con poca o mucha mahonesa, con ingredientes de una pésima calidad o preparados para ensaladilla congelada, con lo rápido y fácil que es hacer una ensaladilla casera buena no deberíamos escatimar en el poco tiempo y coste de esta, pues en función de los ingredientes será más o menos barata, a gusto de nuestro bolsillo o del comensal. Así es como hago yo esta ensaladilla casera.

Ingredientes para la receta de ensaladilla de pulpo a la gallega

Elaboración de la receta de ensaladilla de pulpo a la gallega

  1. Pela las patatas, lávalas bien y trocéalas en dados pequeños mas o menos iguales para que todos se cuezan igual.
  2. Pon una cacerola con abundante agua y un puñado de sal, llévala a ebullición y cuando esté hirviendo echa las patatas hasta que estén tiernas, deberás ir vigilandolas cada diez (10′) minutos para que no se te pasen pero que tampoco te queden duras. Cuando estén listas, las escurres y esperas a que se enfríen.
  3. Corta el pulpo en trozos pequeños y similares, mézclalo con las patatas, una cucharada de aceite de oliva y un poco de flor de sal (o sal marina).
  4. Mezcla en un bol media (1/2) cucharada de pimentón y media (1/2) de pimentón picante con la mahonesa e incorpóralo a las patatas. Mueve todo muy bien pero con cuidado de no desmenuzar las patatas en exceso.
  5. Mete la ensaladilla en el frigorífico para que se enfríe.
  6. Para hacer el aceite de pimentón, echa en un bol pequeño dos (2) cucharadas de aceite de oliva y el resto de pimentón dulce y picante, mezcla bien y resérvalo. Puedes guardarlo en un bote e ir usando cuando te haga falta pues se conserva bien.
  7. Sirve la ensaladilla en un molde redondo o simplemente en un plato y vierte  el aceite de pimentón por encima en cantidad a tu gusto y un poco de flor de sal.
¡Prepara picos para comerla y si son pulgarcitos yeyé mejor que mejor!
 
 

Curiosidades de la receta de ensaladilla de pulpo a la gallega

Esta receta de ensaladilla de pulpo está pensada para cuatro (4) raciones bien servidas, plato único por supuesto o varias tapas según la cantidad que pongas en cada tapa.

Para degustar esta ensaladilla sería conveniente sacarla del frigorífico al menos media (1/2 h) hora antes de consumirla para que no esté excesivamente fría y puedas apreciar bien el sabor. Si la comes de un día para otro todavía estará mas fresquita y buena pues se habrán integrado bien todos los sabores.

El pulpo de esta receta ya lo tenía cocido, no se tarda mucho en cocerlo, lo puedes encontrar fresco o congelado pero si no quieres cocerlo también lo venden  ya cocido y te ahorrarás ese paso. También puedes aprovechar un pulpo que hayas cocido para otra receta como pulpo a feira con cachelos, salpicón o ensalada de pulpo.

La mahonesa me gusta usarla casera, a no ser que de antemano sepa que no se va a consumir en su totalidad al día siguiente, por tanto si haces mahonesa casera ten  cuidado con romper la cadena de frío y conservarla adecuadamente. Si te da pereza hacerla o sabes que no la vas a consumir de inmediato utiliza una mahonesa envasada de calidad comprobando que no contiene gluten si eres intolerante.

La cantidad de salsa mahonesa es un poco al gusto, hay a quien le gusta mas jugosa y a quien le gusta con poca de modo que te aconsejo que le vayas añadiendo cucharadas hasta que adquiera la consistencia que a ti te gusta.

Esta receta es 100% sin gluten y por lo tanto apta par Celíacos, de todos modos nunca está de más el comprobar que los productos envasados están libres de gluten aunque la mayoría de las marcas ya se van preocupando de informarnos.

¡Espero que os guste amig@s!

Ralu

PD: Todo el contenido y fotografías están bajo una licencia.

Boquerones fritos

Boquerones fritos. Pescaito frito. A ver, a quién no viene a la cabeza el verano cuando ve unos boquerones fritos, quién no piensa en un chiringuito de playa gaditana, u otra playa claro, con un buen tinto de verano? Pues nada, aunque sea una receta muy sencilla y se trate sólo de rebozar pescado aquí te la explico para que puedas disfrutar de un buen pescaito frito gaditano estés donde estés y seas de donde seas.

Los boquerones son apreciados, baratos y sanos por contener ácidos grasos omega 3, las grasas buenas para el organismo y ayudan a reducir los niveles de colesterol malo. El boquerón también llamado anchoa, antxoa o bocarte es un pescado azul que está en temporada así que aprovecha las bondades de este pequeño, primo hermano de atún que tiene más propiedades buenas de las que crees.

Así es como hago yo en casa el pescadito frito y como se suele hacer por aquí por el sur, tanto en Cádiz como en Málaga o Huelva donde el pescaito frito es toda una tradición que curiosamente la trajeron los gallegos, que fueron los que pusieron las primeras freidurias en Cádiz. El éxito de la receta radica como bien díce Juan Ramón Gónzalez Higuero en la calidad de la materia prima.

¡Ponte el delantal!

Ingredientes para la receta de boquerones fritos

Elaboración de la receta de boquerones fritos

  1. Limpia y lava muy bien los boquerones en agua fría, quítale la cabeza, las vísceras y la espina central dejando los lomos unidos por la cola.
  2. La técnica para limpiar boquerones es bien fácil: Presiona a la altura de las agallas con ambos dedos y tira de la cabeza en dirección a la cola sujetando el cuerpo con la otra mano, saldrán prácticamente todas las vísceras. Introduce el dedo pulgar en el vientre y deslízalo suavemente en dirección a la cola y paralelo a la espina central, con este movimiento conseguirás separar los lomos y eliminar las vísceras que hayan podido quedar. Tira de la espina central y rómpela al llegar a la cola para que así se queden unidos los lomos por esta. Ten cuidado de no pincharte con las espinas.
  3. Lávalos muy bien bajo el grifo de agua fría y escúrrelos. Si es necesario sécalos con papel de cocina.
  4. Sala ligeramente los boquerones y pásalos por harina de freír pescados. Agítalos para eliminar el exceso de harina. Un truco para enharinarlos y no manchar toda la cocina es poner la harina en una bolsa limpia, meter dentro los boquerones y agitar la bolsa, sólo cogerán la harina que les haga falta.
  5. Fríe los boquerones en abundante aceite de oliva virgen extra bien caliente y ponlos en una bandeja con papel de cocina para eliminar el exceso de aceite. En mi casa mi madre a veces los hace uniendo las colas de varios boquerones y los fríe juntos en forma de abanico. Fríelos en pequeñas tandas para que el aceite no se enfríe y los boquerones no se peguen entre si.
  6. Sírvelos calentitos con una ensalada de pimentos asados por ejemplo y un poco de flor de sal por encima que no le viene nada mal.

¡Éxito asegurado!

Curiosidades de la receta de boquerones fritos

Hay quien los marina una media (1/2) hora en zumo de limón antes de enharinarlos, les da un toque fresco  o simplemente acompaña con limón para exprimirlo sobre el pescado. No soy 100% partidario de esto pues pienso que el limón se hace protagonista y en parte oculta el sabor del buen pescado fresco, si bien unas gotas lo realza, mucho me es desagradable. Dicen las malas lenguas que cuando se acompaña el pescado con limón es para ocultar los olores de un pescado que no está todo lo fresco que debería, aunque no siempre es así.

Puedes utilizar esta misma técnica para freír otro tipo de pescado como sardinas, salmonetes, zapatillas (dorada pequeña), pijota (pescadilla), acedías, choco, calamares, puntillitas, gambas u otros mas grandes previamente troceados y a veces marinados o en adobo como el cazón que aquí en Cádiz se le llama Bienmesabe o el atún, ya que aquí el pescaito frito es todo pescado que puedas encontrar en la plaza (mercado) sin importar la forma o el tamaño.

Con estos ingredientes tienes una receta para dos (2) personas de buen comer con plato único o un entrante para cuatro (4) personas. Acompaña los boquerones con una ensalada de pimientos asados o un buen salmorejo y si te los llevas a la playa mejor que mejor.

Para los intolerantes al gluten puedes utilizar harina de garbanzo u otra harina sin gluten y así convertir esta receta 100% sin gluten y así apta para celíacos.

El maridaje de esta receta bien puede ser una buena cerveza bien fresquita o un buen vino blanco de la tierra, dicese de un Barbadillo, un Tierra Blanca o una Manzanilla de Sanlucar.

¡Espero que os guste amig@s!

Ralu

PD: Todo el contenido y fotografías están bajo una licencia.

Albóndigas de choco en salsa

Albóndigas de choco en salsa. Como ya te comenté en la receta de Menudo de choco, este molusco cefalópodo es lo mismo que la sepia o la jibia, sólo que aquí en el sur se le llama así, hay quien lo confunde con el calamar cuando no tiene nada que ver uno con el otro, quizás cortado y frito puede tener un aspecto similar pero nada más lejos de la realidad son “bichos” distintos.

Esta es una popular receta Gaditana, aunque es típica de Huelva, en fin, digamos que es una receta de aquí del Sur… pues la procedencia de esta no está determinada, pero a lo que vamos es que está rica y que así la hago yo, y como entramos en cuaresma pues toma receta de cuaresma para celebrarla o no, una opción al tradicional potaje.

¡Ponte el delantal!

Ingredientes para la receta de Albóndigas de Choco

Para hacer las albóndigas:

  • Un (1) choco de unos 400 gr.
  • Dos (2) dientes de ajo
  • Un manojito de perejil (unas ramitas)
  • Un (1) huevo
  • 200 gr. de pan duro
  • Harina
  • Aceite de oliva virgen extra

Para la salsa:

  • Una (1) cebolla
  • Un (1) puerro
  • Una (1) zanahoria grande
  • Medio (1/2) litro de caldo de pescado
  • Un vaso de vino blanco (125 ml)
  • Una (1) hoja de laurel
  • Una (1) guindilla (opcional)
  • Unas hebras de azafrán
  • Cuatro (4) cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • Un poco de Pimienta
  • Sal

Elaboración de la receta de Albóndigas de Choco

  1. Limpia muy bien el choco, puedes pedirle a tu pescadero que  te lo deje limpio, aún así lávalo y córtalo en trozos grandes. Trocea también el pan y échalo junto con el choco en la picadora o batidora. Si tienes Thermomix puedes utilizarla para picarlo, yo lo hice así.
  2. Añade en el vaso el huevo, con cuidado que no caigan cáscaras, un manojo de perejil, los ajos pelados, una pizca de sal y pimienta blanca.
  3. Tritura todo pero no hace falta que quede una pasta fina, sino que queden trocitos, que sea un triturado basto.
  4.  Forma las bolas de albóndigas con las manos humedecidas en agua para que no se te pegue la masa y rebózalas en harina. 
  5. Fríelas por tandas en abundante aceite de oliva hasta que estén doradas. Resérvalas sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.
  6. Para hacer la salsa pica la cebolla y el puerro muy fino (brunoise), pela y corta la zanahoria en daditos.
  7. Pon una cazuela a fuego bajo con las cuatro cucharadas de aceite de oliva. Pocha la cebolla y el puerro junto con la guindilla (si quieres echársela, a mi me gusta un puntito picante, sino no se la pongas) y un poco de sal. Deja que se ablande, no hace falta que se dore.
  8. Mientras tanto lleva a ebullición el caldo de pescado (fumet) en un cazo donde echarás la zanahoria troceada, la hoja de laurel, unas hebras de azafrán y unos granos de pimienta negra. Deja cocer tapado hasta que esté la zanahoria tierna pero no excesivamente pues terminará de hacerse junto con el guiso.
  9. Cuando la cebolla y el puerro esté bien pochado agrega el vaso de vino, sube el fuego y déjalo reducir un par de minutos. Añade el contenido del cazo y cuando comience a hervir incorporamos las albóndigas y comprobamos de sal y pimienta. Deja cocer unos diez (10′) minutos, verás que las albóndigas crecerán al absorber parte de la salsa. 
  10. Espolvorea con un poco de perejil picado y… !A comer! Acompaña el guiso con una buena fritada de patatas o un arroz cocido.

¡Qué aproveche!

Curiosidades de la receta de Albóndigas de Choco

Hay quien a la masa de las albóndigas le añade un huevo cocido y/o un poco de leche para que queden mas jugosas pero yo no suelo echárselo a no ser que vea que la masa está un poco seca. Si ves que la masa te ha quedado poco consistente o muy líquida puedes añadir algo de pan rallado, pero no abuses de él o secará demasiado las albóndigas.

También hay quien mezcla choco con gambas o langostinos lo que le da muy buen sabor y jugosidad a la albóndiga, echando también algunas a la salsa, y con las cabezas y pieles hace el caldo.

Haz el fumé o caldo de pescado con pescados de roca, “descartes” que se suelen llamar aquí en Cádiz, cabezas o espinas de algún pescado que hayas utilizado para otra receta o vayas a utilizar y algo de verdura. Si no tienes caldo o no quieres hacerlo puedes utilizar un envase de caldo de pescado pero no será lo mismo que un buen fumé casero. Como he comentado alguna vez no me suelen gustar las pastillas de caldo, aunque nuestras madres siempre las han utilizado y utilizan pero también es una opción, aunque… yo no te la he dicho 😛

Si al guiso le echas unos guisantes, que por cierto ahora estamos en temporada, quedará una salsa de lujo. Sólo tendrás que cocerlos junto con las zanahorias.

Si ves que la salsa te ha quedado un poco “caldosa” y te gusta mas ligada y espesa puedes añadirle un poco de harina o maicena. Yo suelo diluir en medio vaso de agua fría una cucharada de harina de maíz (maicena) y añadirlo al guiso, espesa la salsa sin formar grumos como puede ocurrir con la harina.

De vez en cuando, sobre todo en fin de semana, me gusta tomar una copa de vino con el guiso o plato que preparo, esta vez he maridado el plato con un vino blanco con Denominación geográfica Tierra de Cádiz “Estero Blanco” de las bodegas William Humbert. Es un vino joven y fresco de uva palomino de los viñedos de la campiña de Jerez que marida a la perfección con primeros platos, guisos, potajes y sobre todo pescados y mariscos. Este mismo vino es el que he utilizado para hacer el guiso ya que como siempre digo y no me canso de decir, no cocines con un vino que no seas capaz de beberte, si los ingredientes son buenos porqué “matarlos” con un mal vino…

Espero que os guste amig@s y en especial a ti Graci (pinchos y canapés) que tenías ganas de que publicase esta receta 😉

Ralu

Nota: El autor no tiene ninguna relación comercial o de otra índole con “Bodegas William humbert”, este enlace es puramente informativo.

PD: Todo el contenido y fotografías están bajo una licencia.

Bocadillo de huevas de atún de almadraba con pimientos del piquillo #diadelsuperbocata

Bocadillo de huevas de atún rojo de almadaba con pimientos del piquillo. En este mundillo de bloggers y twitteros ando todavía muy verde, aún así estoy encantado con toda la “buena gente” que llegas a encontrarte. Hoy os traigo mi propuesta para el #diadelsuperbocata un evento del que me enteré casualmente gracias a @Malenasintango del blog ¿A qué huele mi cocina? ya que andaba un poco perdido por el twitter y no lo vi, gracias Elena.

Logo diseñado por Javier del blog Pasar del aire

Estos últimos días he estado un poco liado pero no quería perderme este evento. Los bocatas siempre están presentes en diferentes etapas de nuestras vidas…cuando somos pequeños, los bocadillos de nuestras mamás para ir al cole (y no los dulces que hoy en día reparten a destajo como si fuesen buenos…), mas mayorcitos los bocatas para ir al campo o a la playa…qué buenos recuerdos. Cuando ya estamos en edad adulta, aparecen siempre para solucionarnos alguna comida. La cuestión es que están buenos con todo lo que los rellenes y puedes rellenarlos de lo que quieras, todo es válido.

Me gustaría haber hecho el pan pero por falta de tiempo me ha sido imposible, así que dejo pendiente ese detalle, bueno, detallazo y os prometo que publicaré el pan en cuanto tenga un ratito.

¡Ponte el delantal! Aunque hoy poca falta te hace…

Ingredientes para la receta del Bocadillo de atún de almadraba con piquillos

  • Un (1) pan que te guste, si es casero mejor. Yo utilicé un pan de campo de trigo y centeno.
  • Un (1) bote de huevas de atún de almadraba en aceite de oliva
  • Una (1) lata o bote de pimientos del piquillo
  • Un (1) tomate de ensalada (Raf, Kumato…)
  • Una (1) bolsa de canónigos o brotes frescos de ensalada

Para la salsa

  • Una (1) cucharada de mostaza de Dijon
  • Una (1) cucharada pequeña de aceite de oliva virgen extra
  • Una (1) cucharada de vinagre de Jerez
  • Una pizca de pimienta blanca

Elaboración de la receta del Bocadillo de atún de almadraba con piquillos

  1. Abre el pan por la mitad.
  2. Para hacer la salsa. En un bol pequeño echamos la mostaza de Dijón, el  aceite de oliva, un par de vueltas del molinillo de pimienta blanca y el vinagre de Jerez, mezcla enérgicamene para que emulsione y liguen bien los ingredientes.
  3. Unta con la salsa las dos caras internas del pan. Lava el tomate y córtalo en rodajas.
  4. Sobre la parte inferior del pan coloca dos rodajas de tomate.
  5. Las huevas las escurres de aceite y la pones encima del tomate y sobre estas los pimentos del piquillo abiertos. Puedes secar un poco los pimientos del piquillo con papel absorbente así no soltarán líquido.
  6. Sólo tendrás que coronar con los canónigos encima y poner la tapa al bocadillo. 

¡Prepárate para comerlo!

Curiosidades de la Receta del Bocadillo de atún de almadraba con piquillos

La Hueva de Atún Rojo de Almadraba es una de las piezas más valoradas del atún. Se extrae de los atunes que se capturan con el arte de la almadraba en el litoral gaditano. Se elabora cociendo la hueva y conservándola en aceite de oliva, esta elaboración es relativamente nueva puesto que tradicionalmente sólo se consumía en salazón como la mojama. Tiene un sabor muy peculiar, un poco más fuerte que la hueva de merluza.

Los pimientos del piquillo puedes encontrarlos en cualquier tienda o supermercado, eso si, si quieres un producto de calidad mira bien la etiqueta pues a día de hoy muchos de ellos los venden como producto Navarros habiendo sido envasados en Chile, no quiere decir que estos sean malos, simplemente no son los pimientos del piquillo con denominación de origen. La diferencia normalmente está en el precio, son una opción económica.

La salsa si te resulta un poco fuerte, puedes aligerarla un poco con mahonesa, también estará exquisita.

Aquí os dejo todos los que han participado en este evento del #DiaDelSuperBocata: la lista la he cogido prestada de @comoju, no creo que le importe 😉


1 @DELANTALOMANDIL Bocata fondue #diadelsuperbocata
2 @sweetnoelia1 La ballena
3 @PatrixDQV Bocadillo campero, en pan de chapata rustica aromatica 
4 @galletanas Bocata de queso #díadelsuperbocata
5 @Magdalenaschoco Bocadillo vegetal con pan de remolacha
6 @pasardelaire Bocadillo mediterráneo definitivo
7 @pasardelaire Ximos
8 @pasardelaire Highway to hell
9 @Malenasintango bocadillo de jamón york, queso de cabra, y huevo escalfado sobre lecho de rúcula, para el día del #súperbocata
10 @espe180 Solomillo con foie y boletus
11 @FacilRapidoSano Bocadillos especiales para el #diadelsuperbocata
12 @lostragaldabas Bocata Dulce {Brioche de Chocolate con Mantequilla de Fresa}
13 @vero_lai beicon con queso…en pan con tomate
14 @78marijose Hoy es el………. #DiaDelSuperBocata !!!!!!
15 @JotaJetaSantos #diadelsuperbocata Vaya fiesta ¿eh?
16 @blogpimiverdes Bocadillo de trucha con verduras escabechadas y salsa agridulce
17 @Cuisine4you #diadelsuperbocata
18 @nesi76 #diadelsuperbocata Rosca
19 @diegonj1 #diadelsuperbocata Pues toma este !!
20 @rubenf7 #diadelsuperbocata
21 @manpalomares carne se caballo con ajos tiernos
22 @rafaprades Mini bocata de anchoas con caviar de pimientos #diadelsuperbocata
23 @maryadrisc Minichapatitas de pechuga de pavo braseada, manzana caramelizada y queso de cabra
24 @Fentdetutto Bagels con crema de chocolate blanco y negro
25 @helenadelvalle Revuelto de setas y ajetes #Díadelsuperbocata o esto es twitter
26 @nomastuppers Súper bocata de ternera a la cerveza
27 @ManuCatMan Manzano #diadelsuperbocata
28 @guiacocinillas Feliz #díadelsúperbocata con este “pequeño señor” del desayuno
29 @losblogsdemaria Rosas de Cartujano
30 @losblogsdemaria Cartujano con aguacate
31 @Annquelosepas Bocadillo de bacalao con chorizo frito al aceite de albahaca
32 @Comerdetodo Sandwich de aguacate y #díadelsúperbocata
33 @carlosmorett Aficionados, alabar a vuestro Dios! #diadelsuperbocata
34 @torrenillo Bocata de Torrenillos sorianos …torreniburguesa jejeje #diadelsuperbocata
35 @Jose_Pitito_5  #diadelsuperbocata y aqui teneis uno mmm!!!!Made in Granada
36 @AnaCorralesYerp mmmmm que os parece uno así hoy? ñamñaaaaaaam
37 @LydiaEpunto Llonguet de atún y piparras
38 @webosfritos Buen pan, calamares andaluza, pelín falso alioli, patatas fritas, caña
39 @SandeeA Panes rellenos: una idea para picnic
40 @noeliasuarezf No és el #diadelsuperbocata si no està fet amb PA AMB TOMÀQUET!!
41 @JaviCordBuiza #diadelsuperbocata ahí lo llevas hijo
42 @comoju Irish Shepherd´s Pie para #DiaDelSuperBocata
43 @EriSofi El #díadelsuperbocata en Twitter, la fuerza de los bloggers gastronómicos!
44 @truquets_bego Bocata de Detective
45 @Maite_maicarai Chapata Chupadedos para #eldiadelsuperbocata
46 @IFeelCook #diadelsuperbocata (¡y la BSO del pan!)
47 @SuOrMur Bocadillo de jamón de pato y manzana verde y #diadelsuperbocata
48 @FALKO1983 el mio es obrero, humilde y me deja el pelo brillante y sedoso
49 @peluchito_7 Lo q peta es un bocadillo de anca pinto de lomo en manteca!!!
50 @comerycantar Reivindicación del bocata – #diadelsuperbocata
51 @PinchosyCanapes Bocadillo de mi vida
52 @ainaralo Bocadillo Caprese
53 @Rafang82 Homenaje al #diadelsuperbocata
54 @nalocre Bocata de pollo, bacon y huevo
55 @Coke_Cella calamares mayonesa y huevo frito…Tetita de monjaaa
56 @elenargm El Día del Súper Bocata
57 @luislismo arepa, rellena de revuelto de queso cremoso y acompañado con una copa
58 @josekikeki Feliz #diadelsuperbocata
59 @Tomajamon para el #díadelsuperbocata. Rosca Gallega
60 @denapm yo me quedo con el bocata madrileño por excelencia y una cañita para acompañar!
61 @UTcocina Bocata de tortilla y butifarra negra
62 @berachan mini catalanas de soja con serrano y rúcula
63 @nereachocolate “Superbocata” con chocolate
64 @Cocina_Monstruo St Patrick´s Day Sandwich
65 @Nubkor #diadelsuperbocata Unos rotos por favor
66 @Ana_Partimecook Día del bocata
67 @NoemiAbellan Bocata Murciano
68 @CarlosArias24 Toma bocata de tortilla !!!
69 @AgueDdR Bocata delicatesen 
70 @Roseta_bcn Pan de calçots a la brasa. Dentro, ¡PARRILLADA!
71 @albaromero Nosotros nos unimos al #diadelsuperbocata!
72 @VicMHC87 Estoy pensando que el aberroncho me queda a contra mano, pero el melos no, y tb se las trae!
73 @Trevelez Que no falte jamón 2.0 con un rico #aove ñam, ñam…
74 @hogaradas Súper Bocadillo Fina
75 @chanyfic este si que es un superbocata!
76 @xeviramon Homenaje a una cultura
77 @rafaprades Mi súper bocata soñado de lentejas con calamares
78 @sabores_com Bocadillo de jamón, pimiento y tortilla
79 @enekosukaldari Superbocata de pollo marinado al horno con queso feta
80 @DavidMonaguillo kebab del cochinillo asado
81 @megacampiona Bun Kebab para el #DiaDelSuperBocata
82 @xeviramon Mi propuesta energética
83 @rafaprades Mi súper bocata de infancia #diadelsuperbocata pan, ajo, tomate, sal, AOVE y pimentón de La Vera
84 @tonirecetas Bocata Campeón
85 @anpue11 Ochio con york
86 @CurroLucas Mi bocata de salmón y almejas marinadas y aguacate
87 @despensamalaga Hoy en megaconstrucciones: el campero malagueño @Zaasx
88 @quemellevohoy Hincandole el diente a una hamburguesa de ternera con salsa de tomate agridulce
89 @Lorentzero Día del SúperBocata.
90 @aliment_ARTE Chapata de morcilla, huevo frito y patatas fritas
91 @pantumaca biquini trufado
92 @darknesshu yo voy a lo seguro pal
93 @ViviMartnez Hamburguesa de lentejas masala y “La receta del 15”
94 @Maleka_mlk Bocata de queso tierno y mermelada #diadelsuperbocata
95 @judith_rivero En mi casa, los bocatas son así, de pan con tomate y cuanto más embutidos y quesos mejor
96 @LaLataOnline http://www.latasdeconserva.es/?p=786
97 @J_Morera Super Bocata
98 @Pobyms Tanto #diadelsuperbocata, no me he podido resistir
99 @eltesogourmet un super BOLLU PREÑAO no puede faltar en el #diadelsuperbocata
100 @TheSpanishFood  pues 5 bagels rellenos diferentes, para elegir
101 @RaluDeCamino Bocadillo de huevas de atún de almadraba con pimientos del piquillo
102 @KittysCuquis Sandwich Mar y Tierra Kittys Cuquis. Nuestro primer evento twitter
103 @lothishalott baguette rellena de brie, bacon y champiñones
104 @Sartpo Chapatas de pollo al pesto con brie
105 @MrPINTXO #DiadelsuperBocata 1 #DiadelsuperBocata 2 #DiadelsuperBocata 3
106 @MariaP24111995 no sabia que era #diadelsuperbocata pero @ManolooMartin y yo hemos hecho un bocatòn
107 @chefjoseandres Futbol club de barcelona… mmmm
108 @DietaDePanda #diadelsuperbocata : Pesto, tomates secos y mozzarela
109 @BlanchCristian #diadelsuperentrepa
110 @Mayffins calabaza asada cn shichimi-comino-maple syrup, torti claras-espinacas, tomate, ceb morada y pesto!
111 @DarioGBautista focaccia rolls rellenos de jamón Serrano tomate y mozzarella
112 @comoju Para cerrar el #DiaDelSuperBocata

Espero que os guste mi propuesta para el #DiaDelSuperBocata

Ralu.

PD: Todo el contenido y fotografías están bajo una licencia.

Bacalao confitado con algas

Bacalao confitado con algas. De nuevo os traigo una receta sacada de la mar y esta vez por partida doble, por el bacalao y por las algas. El bacalao se elabora de muchas formas, hoy lo voy hacer confitado, que es cocinado en aceite de oliva a baja temperatura y acompañado de unas algas. Esta es una receta muy sencilla pero tendrás que atender a los tiempos de desalado del bacalao si no quieres “jartarte” de agua.

La novedad de esta receta es que la voy a acompañar de un salteado de algas, en concreto lechuga de mar. Con la ayuda de algunos empresari@s emprendedores, como “Suralgae” en San Fernando (Cádiz), se está introduciendo cada vez mas las algas en nuestra gastronomía. Son plantas marinas con muchas propiedades beneficiosas y todavía desconocidas para el ciudadano de a pié. La particularidad de las algas de Suralgae es que crecen en los esteros y antiguas salinas del litoral gaditano y se recogen de forma artesanal sin invadir ni perjudicar al medio ambiente pero sin merma en la gran calidad y beneficio de sus productos.

¡Ponte el delantal!

Ingredientes para la receta de Bacalao confitado con algas

Para el bacalao confitado

  • Dos (2) trozos de bacalao en salazón
  • 1/4 L. de aceite de oliva virgen extra
  • Dos (2) dientes de ajo

Para el salteado de algas

  • lechuga de mar en salazón
  • Dos (2) dientes de ajo
  • Una (1) guindilla (opcional)

Elaboración de la receta de bacalao confitado con algas

  1. Para hacer esta receta tienes que desalar el bacalao, para ello mételo en agua al menos 24 horas, cambiándole el agua cada 8 horas, mas o menos.
  2. Pon un cazo pequeño al fuego bajo con el aceite de oliva, tiene que tener una temperatura aproximada de 70º. Mete dentro dos dientes de ajo pelados y cuando alcance la temperatura introduce el bacalao con la piel hacia arriba, debe de estar cubierto por el aceite y tardará unos veinte (20′) minutos en confitarse.
  3. Mientras confita el bacalao, mete las algas en agua unos minutos, con tres (3′) es suficiente, así las hidratas y eliminas el exceso de sal de conservación. Córtalas un poco, las escurres y reservas.
  4. Pela dos ajos y córtalos en láminas. Pon una sartén al fuego con un par de cucharadas de aceite de oliva y dora los ajos y la guindilla, los retiras antes de que se quemen.
  5. En la misma sartén, saltea las algas, echa otra cucharada de aceite si hiciese falta. Añade un poquito de pimienta, sal no le hace falta puesto que las algas de por sí ya son bastante saladas.
  6. Cuando el bacalao esté hecho -te darás cuenta que está hecho porque se separarán las lascas de pescado con facilidad- marca o dora la piel en la sartén donde has salteado las algas, le dará un bonito color dorado y estará crujiente.
  7. En el plato donde las vayas a servir coloca las algas con los ajos salteados. sobre esta cama de algas pon el bacalao con la piel hacia arriba, riega con un poco de aceite de su confitado y acompáñalo con los ajos confitados.

¡Qué lo disfrutes!

Curiosidades de la receta de bacalao confitado con algas

Te aconsejo que al desalar el bacalao pruebes un pellizquito para determinar el punto de sal puesto que depende de la pieza, será suficiente con unas horas o tendrás que dejarlo más de un día. Es importantísimo el punto de sal del bacalao así como su correcto desalado.

También puedes comprar piezas de bacalao que ya están desalados y hasta congelados en su punto de sal, te ahorrarás el planificar con tanta antelación la receta y si es de calidad tendrá muy buen resultado.

Si no tienes termómetro, para saber la temperatura del aceite sólo tienes que introducir el la yema del dedo en el aceite y cuando empieze a quemar, bajas la temperatura al mínimo y la mantienes. Debes tener cuidado si te has pasado con el calor para no quemarte.

Si no encuentras algas puedes utilizar hojas de espinacas o acelgas, también quedará muy rico pero si tienes la oportunidad prueba las algas, no sólo están ricas sino que tienen muchas propiedades beneficiosas. También las puedes comprar frescas o en conserva, en la página de Suralgae puedes informarte donde comprarlas y alguna información extra sobre las algas.

Puedes acompañar este plato con una crema de calabaza como yo hice o con cualquier otra que le de color y realze su sabor.

Espero que os guste amig@s!

Ralu

Nota: El autor no tiene ninguna relación comercial o de otra índole con “Suralgae”, este enlace es puramente informativo.

PD: Todo el contenido y fotografías están bajo una licencia.

Milhojas de atún ahumado y mango

Milhojas de atún ahumado y mango. Uno de los productos estrella de la provincia de Cádiz, además de sus famosos Vinos de Jerez, son las conservas de pescado, de entre ellas el atún de almadraba y sus derivados como el atún ahumado y la mojama. El atún suele compararse con el buen jamón, lo han llegado a bautizar como el “Jamón del Mar”.

Existen muchas y muy buenas empresas conserveras en Cádiz, sobre todo el la localidad de Barbate, donde se encuentran la mayoría de ellas, que no todas. Empresas con gran tradición y prestigio en el elaborado tradicional de los productos capturados en el litoral gaditano, muy apreciados por su gran calidad certificada por la Junta de Andalucía.

La entrada de hoy es una ensalada de atún ahumado presentada en capas, con un producto que compré de una de estas empresas “La Chanca“, que tiene un despacho en la localidad donde resido . Al pasar por esa tienda, de la cual ya conocía bien sus productos me maravillé de otros tantos que desconocía y alguno que otro se vino conmigo. Esta receta en cuestión es una adaptación de una ensalada que tenían en carta del encantador restaurante gaditano “Ventorrillo el Chato” donde lo tradicional encaja a la perfección con lo innovador.

¡Ponte el delantal!

Ingredientes para la receta de milhojas de atún ahumado y mango

  • Una (1) bolsa de ensalada gourmet o brotes tiernos
  • Seis (6) filetitos de atún ahumado en aceite de oliva
  • Un (1) tomate de ensalada (yo utilicé kumato)
  • Una (1) granada
  • Un (1) mango
  • Wasabi en polvo (o pasta de wasabi) (Sólo la puntita de un cuchillo)*
  • Tres (3) cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • reducción de vinagre balsámico
  • Sal de hielo (o sal común)

Elaboración de la receta de milhojas de atún ahumado y mango

  1. En un bol ponemos las tres cucharadas de aceite de oliva y lo mezclamos bien con la punta de un cuchillo de wasabi. Resérvalo.
  2. Lava bien la fruta y verdura. Pela y corta el mango en rodajas finas. Haz lo mismo con el tomate.
  3. Corta el atún si en tu caso viene en un taco, en mi caso lo compré cortado y conservado en aceite de oliva.
  4. Desgrana la granada y reserva los granos. Hay una forma de desgranar la granada sin que sea engorroso, corta la granada en dos mitades y coloca la parte cortada sobre una mano, introdúcela en un bol y con una cuchara golpea la piel, los granos saldrán solos.
  5. En un plato o bandeja con un aro de montar o emplatar (esos aros de acero que venden parecidos a los cortapastas), ve colocando capas alternando ensalada, granada, atún, mango y tomate.
  6. Rocía con el aceite de wasabi, un chorrito de la reducción de vinagre de módena y una pizca de sal de hielo (controla la cantidad de sal ya que el atún de por sí es salado).

¡Qué aproveche!

Curiosidades de la receta de milojas de atún ahumado y mango

El atún ahumado en aceite de oliva es un producto excelente que nada tiene que envidiar a el tan famoso salmón ahumado noruego, son productos totalmente diferentes pero el atún es un producto de nuestra tierra y hay que ponerlo en valor. Yo lo he comprado en cortado en filetes y en aceite de oliva pero también lo hay en un taco o pieza sin cortar, como la mojama.

*El wasabi es la raíz de un rábano picante procedente de Japón, si no te gusta el toque picante o no lo encuentras puedes sustituirlo por un poco de pimienta negra o simplemente prescinde de él. Debes tener mucho cuidado con el wasabi pues es extremadamente picante y puedes pasarte de cantidad con facilidad, para no pasarte usa el mango de una cuchara pequeña y sólo coge una pequeña cantidad.

El tomate kumato es un tomate de un color oscuro y una calidad superior, no sólo en aspecto sino también en sabor, si tienes la posibilidad, pruébalo, sino, utiliza un tomate de ensalada de toda la vida, que seguro que te quedará riquísimo.

¡Espero que os guste amig@s!

Ralu

Nota: El autor no tiene ninguna relación comercial o de otra índole con “La Chanca” y “Ventorrillo el Chato”, este enlace es puramente informativo.

PD: Todo el contenido y fotografías están bajo una licencia.

Pez de espada a la plancha

Pez de espada a la plancha. Esta receta, si se puede llamar así, no es fácil, es lo siguiente. El hecho de publicarla es mas por los recuerdos que me trae que por otra cosa. De pequeño, como supongo que a todos, es el pescado que mas me gustaba puesto que además de no tener espinas parece un filete de carne, así que os recomiendo esta receta para niños, también es ideal para dietas ya sean para perder peso como para deportistas y personas con intolerancia al gluten ya que esta receta es 100% apta para celíacos.

Hacía tiempo que no compraba filete de pez espada pero este fin de semana he estado en la plaza y había bastante pescado de calidad, se me quedó mirando un buen trozo de pez espada y se vino conmigo. Al pez espada siendo calidad no le hace falta mas que un poquito de calor en la plancha y poco mas.

El pez espada es un pescado muy apreciado, sobre todo por aquí por el sur, suele hacerse en salsa verde, con almejas y gambas como lo hace mi madre o a la cordobesa que es con tomate, pero yo simplemente lo voy hacer a la plancha, sencillo no sólo por cuidar la dieta sino también porque como dijo Laura del blog “Sano y de rechupete“: “A menudo se impone lo sencillo, lo maravillosamente saludable y lleno de sabor” y con esa frase me he quedado.

¡Ponte el delantal!

Ingredientes para receta de pez de espada a la plancha

  • Dos (2) filetes hermosos de pez de espada
  • Dos (2) dientes de ajo
  • Un limón
  • Pimienta blanca
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Elaboracion de la receta de pez espada a la plancha

  1. Calienta una plancha o sartén. Pela y corta los ajos en láminas. Cuando esté bien caliente echa unas gotas de aceite de oliva y saltea los ajos. Resérvalos.
  2. Salpimenta el pez espada y dóralo en la plancha, vuelta y vuelta, no necesita mas tiempo, aunque depende un poco del grosor.
  3. Cuando esté dorado, pero no muy hecho que te podría quedar seco, le exprimes unas gotas de zumo de limón y lo retiras del fuego.
  4. Sírvelo con los ajitos sobre el filete.

Viste que lo sencillo tiene poco que explicar…

Curiosidades de la receta de pez espada a la plancha

Si no encuentras pez espada también puedes comprar filetes de atún, que si son de buena calidad no se quedan secos y también es muy buena opción, y no digo nada si el atún es de la almadraba de Barbate, Atún rojo, pero para eso hay que esperar que empiece la temporada.

En mi casa el filete de pez espada suele acompañarse con patatas fritas caseras, puré de patatas o una buena ensalada, no le hace falta mucho más, acompáñala con algo ligero y que no le “mate” su exquisito sabor.

No debes de pasarte en el tiempo de cocinado del filete pues si te pasas se te puede quedar seco y no hay quien se lo coma, aunque si es de buena calidad no suele secarse demasiado.

 ¡Espero que os guste amig@s!

Ralu

PD: Todo el contenido y fotografías están bajo una licencia.

Salmón marinado

El salmón es un pescado muy apreciado tanto por su sabor, como por lo saludable que es ya que contiene ácidos grasos omega-3, proteínas y poca grasa. Hay mil y una forma de hacerlo pero las mas usuales son: El cocinarlo fresco, el marinado y el ahumado. Es muy consumido en Europa y Estados Unidos, pero tradicionalmente proviene del Norte de Europa donde mayormente se cria y produce.

En este caso os voy a enseñar cómo hago el Salmón Marinado, que consiste en una salazón de este pescado. La receta me la enseñó mi Tita Rafi que en la cocina es incansable, si por ella fuera daría de comer a todo el mundo . Su sueño es tener tiempo y aprender un poco mas de presentaciones y recetas elaboradas ya que ella controla la cocina tradicional y no tanto la innovadora.

En las Fiesta Navideñas el Salmón marinado no falta en  mi mesa, mi prima Estefanía es capaz de acabar con las existencias de salmón fresco en diciembre, así que daros prisa en comprarlo que esta receta es muy fácil, no demasiado cara y te sirve para comerlo solo, para hacer rollitos de salmón o para otras muchas elaboraciones. Es una buena opción al típico salmón ahumado que misteriosamente sube el precio en diciembre hasta ponerse casi prohibitivo.

¡Ponte el delantal!

Ingredientes

  • Un lomo o cola de salmón fresco (1kgr apróximadamente)
  • 600 gr. de sal marina
  • 400 gr. de azúcar
  • Una cucharada pequeña de eneldo (si es fresco mejor)
  • aceite de oliva suave

Elaboración

  1. Limpia muy bien el salmón de espinas, sino lo ha hecho por ti el pescadero. De todos modos si hay alguna rebelde puedes ayudarte de unas pinzas, si no tienes, las típicas que usamos para depilar pueden servirte, yo uso unas similares.
  2. En un bol mezcla la sal, el azúcar y el eneldo.
  3. Cubre la base de una fuente haciendo una cama con parte de la mezcla que has hecho. Coloca sobre esta el salmón, con la piel hacia abajo y cúbrelo con el resto.
  4. Tápalo con papel film transparente y cúbrelo con una bandeja o plato en el que pondrás algo de peso. Déjalo marinar en el frigorífico al menos 24 h ( yo lo dejo entre 24 y 36 h depende del grosor de la pieza). El pescado por acción del marinado va perdiendo agua y se transforma en una especie de almíbar que puedes ir retirando de vez en cuando.
  5. Pasado ese tiempo, lava el pescado bajo el grifo de agua fría para quitarle los restos de la marinada y lo secas bien con papel de cocina.
  6. Corta el salmón como si fuese jamón serrano, a lonchas y las vas metiendo en un recipiente con aceite de oliva para conservarlo y utilizarlo al gusto en el momento que quieras.

A disfrutarlo!

Curiosidades

Hoy día venden una sal ahumada especial para hacer este salmón y le dá un toque estupendo muy parecido al salmón ahumado. Yo personalmente prefiero utilizar sal marina natural y darle el sabor de las especias naturales que le quieras poner. Para que sepa a ahumado ya venden el salmón hecho.

Cuando cubras el salmón  y pongas algo de peso puedes utilizar unos botes de conserva o bricks de leche si no tienes otra cosa a mano.

Para servir el salmón puedes hacerlo en ensalada a taquitos, en un tartar, loncheado sobre pan tostado con aceite y limón, pinchado con queso, rollitos de queso, como ingrediente para pizza, sashimi japonés y hasta maki sushi, hay mil formas, descúbrelas tu mismo.

Debes tener la precaución de que si compras el pescado fresco, tienes que congelarlo al menos tres días (72 h.) como mínimo para no tener problemas con el “anisakis“, que es un parásito que afecta mayormente a los peces y puede transmitirnoslo si el pescado no está cocinado o congelado un tiempo mínimo. Tambíen puedes optar a comprarlo congelado, no obstante deberás preveer el tiempo para su descongelación al hacer la receta.

Utiliza este estupendo salmón marinado para hacer la Receta de Rollito de Salmón.

¡Espero que os guste amig@s!

Ralu

PD: Todo el contenido y fotografías están bajo una licencia.

Rollito de salmón

Los aperitivos y entradas de nuestras mesas en Navidad son tan importantes como el plato principal, me atrevería a decir que casi lo más importante, ya que, si te pasa como en mi casa, a veces no llegamos ni al plato principal puesto que con tanto entrante se van las ganas y la falta de costumbre de comer tanto por la noche hace que te llenes muy rápido.

Este entrante, como de costumbre, no tiene mucha complicación al hacerlo, con un precio ajustado al igual que las demás recetas navideñas y rico, rico. Me he inspirado en una receta del cocinero Sergio Fernández, Cocinamos Contigo.

¡Ponte el delantal!

Ingredientes

  • Seis (6) lonchas de salmón ahumado o salmón marinado
  • 150 gr. de crema de queso (tipo philadelphia)
  • 75 gr. de tomates secos*
  • Una (1) latita de anchoas
  • Una (1) cucharada pequeña de alcaparras
  • Una (1) cucharada pequeña de cebollino

Elaboración

  1. Para comenzar pon los tomates secos en un bol con agua tibia para hidratarlos unos quince (15′) minutos.
  2. Mientras tanto corta el cebollino, las anchoas (no he utilizado toda la lata, sólo seis) y las alcaparras en trocitos pequeños. Cuando estén hidratados los tomates pícalos también. Echa todo en un bol y mézclalo con el queso crema.
  3. Extiende las lonchas de salmón sobre papel film y pon un par de cucharaditas de la mezcla sobre estas.
  4. Enrolla ayudándote del papel film y aprieta bien para que quede prensado.
  5. Resérvalo en el frigorífico al menos dos horas.
  6. Pasado ese tiempo, quítale el papel film y corta en rodajas mas o menos gruesas, según te guste.

Fácil ¿no? Qué aproveche!

Curiosidades

Tanto el salmón ahumado como el salmón marinado sirven en esta receta, utiliza el que más te guste.

*Yo he utilizado tomates cherry secos, lo venden el los grandes supermercados y suelen  quedar con más sabor y más tiernos, por lo menos a mi parecer. Con seis (6) he tenído suficiente.

Las alcaparras las puedes sustituir por aceitunas si no te gustan, pero las alcaparras dan un gustito muy bueno.

Asegúrate de que esté bien frio el rollito antes de cortarlo o el corte no será límpio y se aplastará además de salirse el queso. Si lo crees necesario mételo unos minutos en el congelador antes de cortarlo.

Esta receta al ser tan fácil y no tener complicación tiene pocas curiosidades, lo único que si el relleno no te gusta, manteniendo el salmón y el queso puedes echarle el ingrediente que se te antoje.

¡Espero que os guste amig@s!

Ralu

PD: Todo el contenido y fotografías están bajo una licencia.

Pastel de Cabracho

El cabracho, también llamado escórpora,  tiñosu en Asturias o rascacio como aquí en mi tierra, Cádiz, es un pescado de roca de color rosado y cubierto de espinas, a veces confundido con la gallineta. Sus espinas son venenosas hasta que se cocinan y  los ejemplares suelen tener un peso de entre un kg y medio a dos kg., de carne blanca y grasa. Antiguamente era un pescado que se desechaba pero hoy día es  muy apreciado y considerado de altísima calidad.

Os voy a enseñar cómo hago yo este pastel de cabracho, aunque más que un pastel es una especie de pudding, también hay sitios donde lo llaman paté de cabracho. Este pastel lleva muchos años cocinándose pero desde que el cocinero Juan Marí Arzak allá por los años setenta lo puso en su carta, ha llegado todavía a más lugares y se ha hecho un plato esencial en las celebraciones de muchos hogares y aunque su nacimiento no es de esta tierra ya lo hemos adoptado como plato gaditano, así que esta es otra de mis propuestas para estas Navidades, y como ya he dicho en mi declaración de intenciones tiene que ser: barato, sencillo y resultón.

¡Ponte el delantal!

Ingredientes

Para cocer el cabracho

  • Un (1) cabracho de un kilo aproximadamente
  • Una (1) cebolla
  • Un (1) tomate
  • Un (1) puerro
  • Una (1) zanahoria
  • Unos granos de pimienta
  • Dos (2) hojas de laurel
  • 100 ml.  de vino blanco
  • Sal

Para el pastel

  • El cabracho limpio, desespinado y desmigadon (unos 400 gr. aproximadamente)
  • 200 ml. de nata
  • Cuatro (4) huevos
  • Tres (3) cucharadas de tomate frito casero
  • Un (1) pimiento de piquillo
  • Pimienta blanca
  • Sal

Para el molde

  • Mantequilla
  • Pan rallado

Elaboración

  1. Comienza poniendo una olla con agua al fuego para cocer el pescado. Pela la cebolla, la zanahoria y el puerro.
  2. Echa en la olla la zanahoria, la cebolla, el puerro en trozos grandes y el tomate sin el pedúnculo y con unos pinchazos para que no flote. Añade también la hoja de laurel, unos granos de pimienta negra (cinco o seis), el vino blanco y media cucharada pequeña de sal. Déjalo cocer unos quince (15’) minutos.
  3. Mientras va cociendo la verdura limpia el pescado de tripas y escamas (si no lo ha hecho previamente el pescadero por ti) y transcurridos los quince minutos lo metes en la olla. No lo cuezas demasiado, lo suficiente para que esté hecho y se despegue con facilidad la piel y las espinas o te quedará muy seco ya que tendrá cocción posterior en el horno.
  4. Una vez cocido el cabracho, lo limpias bien de pieles, debes tener especial cuidado con las espinas, no vayas a llevarte una desagradable sorpresa al comerte el pastel y lo desmigas.
  5. En el vaso de la batidora pon el pescado, las tres cucharadas de tomate frito, los huevos, la nata, el pimiento del piquillo, un poco de sal, un par de vueltas del molinillo de pimienta blanca y tritúralo bien.
  6. Coge uno o varios moldes aptos para el horno y píntalo con mantequilla, posteriormente lo espolvoreas con pan rallado -todo esto es para que no se peque el pastel al desmoldarlo- le das unos golpecitos para eliminar el excedente de pan.
  7. Precalienta el horno a 180º (arriba y abajo) e introduce una fuente con agua hasta aproximadamente a la mitad para cocer el pastel al baño maría.
  8. Vierte en el molde lo que has triturado, tápalo bien con un papel de aluminio para que no se nos reseque y lo pones dentro de la fuente que has puesto en el horno cuando haya tomado la temperatura. Déjalo cocer  al baño maría unos cuarenta y cinco  (45’) minutos o hasta que al pincharlo con un palillo salga limpio.

 Acompáñalo de pan tostado (tostas) para untarlo sobre él y un poquito mahonesa o salsa rosa, potenciará el sabor del pastel, delicioso!!!

Curiosidades

Este pastel sirve de base para cualquier otro pescado, de modo que si no encuentras cabracho lo puedes hacer perfectamente con merluza u otro pescado, también te saldrá riquísimo.

Hay quien lo hace sin triturar pero a mi me gusta que salga finito como un paté para untar, si quieres encontrarte los trozos simplemente no lo tritures, mézclalo.

El caldo resultante de haber cocido el pescado puedes guardarlo y tendrás un fumet o caldo de pescado estupendo para otras elaboraciones como puede ser  un buen arroz negro o una sopa de pescado o marisco. La verdura puedes desecharla ya que tiene poco valor culinario al haber dejado toda la sustancia en el caldo. También puedes aprovechar las espinas y cabezas de otros pescados y mariscos para hacer el caldo, resultará un caldo sustancioso y habrás aprovechado todo ese estupendo material que normalmente se desecha.

Cómo he comentado en otras ocasiones, si no tienes tomate frito casero puedes utilizar uno envasado de muy buena calidad y tu receta no se resentirá.

El pimiento del piquillo es conveniente estrujarlo bien para que suelte toda el agua o corres el riesgo que el pastel te quede sin demasiada consistencia.

¡Espero que os guste amig@s!

Ralu

PD: Todo el contenido y fotografías están bajo una licencia.