Ensalada de Pimientos del Piquillo Gaditanos

Ensalada de pimientos de piquillo con mandarina y aguacate. Qué sí, que estamos en unas fechas complicadas, lo sé, que hay que cortarse un poquito para la operación bikini, no te preocupes, yo te ayudo. Esta ensalada no te defraudará, eso sí, la salsa que resulta no la vayas a mojar con pan, que nos conocemos…

Te cuento cómo surgió la idea de esta ensalada: Hace poco, estaba comprando en mi frutería habitual “Manuel Flores”, y escuchando a Maru, una de mis encantadoras fruteras, la oí explicar una ensalada que me resultó cuanto menos curiosa. No me lo pensé y me metí de lleno en la conversación para sacar los ingredientes, que con gusto me dieron, y he aquí la versión de esta rica y fresca ensalada.

La principal característica de esta ensalada son los Pimientos del Piquillo Gaditanos, plantados en Paterna (Cádiz) por la empresa Conservas Cantizano. Son totalmente naturales, conservados en aceite de oliva virgen extra de la serranía gaditana.

¡Ponte el delantal!

Ingredientes para la ensalada de pimientos del piquillo con mandarina y aguacate

  • Un (1) bote de pimientos del piquillo asados
  • Un (1) aguacate
  • Dos (2) mandarinas
  • Una (1) lata pequeña de maíz
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Vinagre de Jerez a la Tintilla de Rota (u otro vinagre de Jerez)
  • Un (1) diente de ajo
  • Sal
  • Pimienta

Elaboración de la receta de Pimientos de piquillo con mandarina y aguacate

  1. Abre el bote de pimientos del piquillo, escúrrelos y reserva el aceite de oliva virgen extra de la conserva. Córtalos en tiras.
  2. Pela las mandarinas y déjalas sin piel. Aprovecha todo el zumo que puede resultar al pelar, escurriendo las pieles. Resérvalo.
  3. Pela el aguacate y córtalo en dados.
  4. En un bote pequeño con tapa, añade el aceite de conserva de los pimientos que tenías reservado, el zumo de mandarina, una cucharada de vinagre de Tintilla de Rota, una pizca de pimienta recién molida, sal, un diente de ajo pelado y partido en tres trozos y media cucharada de aceite de oliva virgen extra. Cierra el bote y agita enérgicamente para emulsionar el aliño.
  5. Dispón en un bol los pimientos, la mandarina pelada, el aguacate y un par de cucharadas de maíz dulce.
  6. Retira los trozos de ajo y rocía con el aliño la ensalada al gusto.

¡Buen provecho!

Curiosidades de la receta de ensalada de pimientos del piquillo con mandarina y aguacate

Si no encuentras los pimientos del piquillo asados gaditanos, usa unos de buena calidad, merece la pena una buena conserva. Fíjate bien en la procedencia de la conserva, algunos productores etiquetan como producto Navarro y luego resulta que los pimientos son de Chile, que no digo que sean malos, pero no me gusta nada que no sean honestos y engañen al consumidor.

Prueba a ponerle unos dados de mango a la ensalada, además de combinar muy bien por su sabor ácido y dulce, le dará color y otra textura más.

Para la vinagreta he usado un vinagre de Jerez a la Tintilla de Rota de Bodegas “El gato” pero si no lo encuentra usa cualquier otro vinagre de Jerez y si te gusta más fuerte añade más vinagre. Si quieres que la vinagreta sea más suave no le pongas ajo, aunque es casi testimonial.

Si te ha gustado el plato de gres donde he presentado la ensalada, puedes encontrarlo en “Gressierra“, en Chiclana de la Frontera.

PD: Todo el contenido y fotografías están bajo una licencia.

Berberechos con naranja

Berberechos con naranja. La receta de hoy es bien sencilla, rápida de preparar y rica en hierro, el responsable de la producción de la hemoglobina en tu cuerpo, que más adelante sabrás el porqué de esto. Es tan fácil de hacerla que hasta un niño podría hacerla, o porqué no, hacerla con tu hijo.

Hoy 14 de junio se celebra el día mundial del Donante de sangre y para fomentarlo Benjamín Colsa (Visita Recomendada) y la Asociación de Donantes de Sangre de Cádiz han organizado unas iniciativas en la que varios restaurantes de la provincia de Cádiz tendrán en su carta un plato especial para los donantes de sangre, rico en hierro, además algunos blogueros gaditanos publicarán una receta rica en hierro.

No sólo el motivo es de celebración, sino de que nos animemos a contar historias de personas las cuales hayan salvado la vida gracias a la donación de sangre para motivar a los donantes habituales a que sigan donando y promuevan esta acción a sus amigos y familiares cercanos para que comiencen a hacerlo.

De los donantes de sangre podría contaros algo mas ya que mi padre fue durante al menos una década Presidente de la Hermandad de Donantes de Sangre de Cádiz, y que precisamente el pasado lunes le homenajearon, junto a otros catorce donantes por tener en su cartilla alrededor de 100 donaciones desinteresadas, pero esto no es lo que me trae aquí sino la receta rica en hierro…

La creencia popular es que las lentejas (7-8 mg. por cada 100 gr.) o las espinacas (3-4 mg. por cada 100 gr.) tienen un alto contenido en hierro, sin embargo, los berberechos son el alimento con más alto contenido en hierro (24 mg. por cada 100 gr.) Ten en cuenta que es necesario acompañarlo de algún ácido para que el cuerpo lo absorba mejor: limón, lima…

¡Ponte el delantal vayas a mancharte de sangre!

Ingredientes para la receta de berberechos con naranja

  • Una (1) naranja grande (naranjas ché)
  • Una (1) lata de berberechos
  • Pimienta negra
  • Un (1) limón
  • Flor de sal ( o sal común) Bártivas
  • Aceite de oliva virgen extra Gil-Luna

Elaboración de la receta de berberechos con naranja

  1. Abre con cuidado la lata de berberechos y reserva el caldo.
  2. Pela la naranja. Debes dejarla bien limpia de piel. Sácale los gajos pelados y resérvalos.
  3. Prepara una vinagreta  con la mitad del caldo de los berberechos, el zumo de medio limón y una cucharada de aceite de oliva virgen extra, mezcla para emulsionar la vinagreta.
  4. Presenta la tapa en cucharitas, cucharitas chinas o cuencos pequeños colocando en cada una un gajo o trozo de naranja, dos o tres berberechos, una cucharada de la vinagreta, una pizca de flor de sal y otra de pimienta negra.
  5. Ralla un poco de cáscara de limón o lima por encima.

Disfrútala con amigos es la mejor forma!

Curiosidades de la receta de berberechos con naranja

Puedes comprar los berberechos frescos (si están en temporada) y cocerlos tu mismo, aprovechando el jugo que sueltan al cocerlos para hacer la vinagreta. Para ello limpia muy bien los berberechos y cuécelos en agua hirviendo durante unos segundos con la tapa de la olla. Escurrir y aprovechar sólo los que se han abierto. Cuela el caldo con una gasa para poder aprovecharlo.

Si optas por comprarlos enlatados, busca unos de calidad, con un tamaño decente (20-30 piezas por lata aproximadamente), son algo caros pero merece la pena de vez en cuando y más sabiendo los beneficios que nos aportan.

Prueba a cambiar el limón por lima y la naranja por pomelo, tendrás otro sabor sorprendente y variarás en la presentación del plato combinando las cucharillas.

¡Espero que os guste amig@s! ¡Da vida, Dona Sangre!

Ralu

PD: Todo el contenido y fotografías están bajo una licencia.

Mermelada de Kumquat

Mermelada de Kumquat. Estamos en plena temporada de cítricos y aprovechando unos que me han enviado desde Valencia Naranjas Che voy a hacer una mermelada con kumquat o naranjas chinas. Son unas naranjas alargadas y pequeñas, el mas pequeño de los cítricos, con un sabor que recuerda a la naranja amarga, su piel es comestible y tiene un alto contenido de vitamina C.

Me encantan las mermeladas pero hacía tiempo que no elaboraba una pues con la última que hice me quemé y las dejé por un tiempo, por tanto procura tener cuidado cuando haces mermelada o caramelo.

Naranjas che es una pequeña empresa familiar de valencia que cultiva naranjas y otros cítricos ecológicos con mimo y los comercializa por Internet a unos precios muy competitivos, con un servicio de entrega muy efectivo, para que el producto te llegue a casa en el menor tiempo posible, con la calidad que tienen sus productos y todas sus propiedades.

¡Ponte el delantal!

Ingredientes para la receta de mermelada de Kumquat

  • 300 gr. de kumquats (naranjas ché)
  • 1 naranja
  • 150 gr. de azúcar
  • 40 ml. de ron añejo

Elaboración de la receta de mermelada de naranjas chinas

  1. Lava muy bien la fruta, a ser posible con un cepillo para así eliminar todo el polvo y suciedad que pueda tener la cáscara. Quita el rabo si lo tuviese.
  2. Pela la naranja y córtala a trozos pequeños.
  3. Corta los kumquat a rodajas y quítate las semillas.
  4. Pon en una cacerola la naranja troceada, los kumquat a rodajas, el azúcar y el ron añejo. Mezcla y deja macerar unas horas (yo lo dejé al menos cuatro).
  5. Pasadas unas horas las naranjas habrán soltado jugo. Pon la cacerola al fuego y cuando comience a hervir baja el fuego a mínimo y cocina durante unos cuarenta (40′) minutos removiendo de vez en cuando y vigilando la consistencia.
  6. Cuando esté lista la retiras del fuego y la trituras en caliente (si es que la quieres triturar), seguidamente la envasas en un bote.
  7. Al enfriar la tendrás lista para comer.

¡Prepara unas tostadas!

Curiosidades de la receta de mermelada de kumquat

Si frotas las naranjas con la mano sobre una superficie dura sacarás mas aroma de la piel de la naranja de este modo quedará todavía mas aromática la mermelada.

Es conveniente que los botes estén esterilizados, así evitaras que la mermelada pueda contaminarse. Para ello sólo tienes que hervir tanto el bote como la tapa en agua unos cinco minutos.

Al envasar la mermelada y cerrar el bote puedes darle la vuelta hasta que enfríe, de este modo se hará un vacío que conservará mas tiempo la mermelada. También puedes poner los botes al baño maría para envasarlos al vacío.

La mermelada la puedes acompañar con lo que quieras. Tostadas en el desayuno, con un yogur, con queso de untar o fresco, o en canapés combinando salado.

¡Espero que os guste amig@s!

Ralu

PD: Todo el contenido y fotografías están bajo una licencia.

Milhojas de atún ahumado y mango

Milhojas de atún ahumado y mango. Uno de los productos estrella de la provincia de Cádiz, además de sus famosos Vinos de Jerez, son las conservas de pescado, de entre ellas el atún de almadraba y sus derivados como el atún ahumado y la mojama. El atún suele compararse con el buen jamón, lo han llegado a bautizar como el “Jamón del Mar”.

Existen muchas y muy buenas empresas conserveras en Cádiz, sobre todo el la localidad de Barbate, donde se encuentran la mayoría de ellas, que no todas. Empresas con gran tradición y prestigio en el elaborado tradicional de los productos capturados en el litoral gaditano, muy apreciados por su gran calidad certificada por la Junta de Andalucía.

La entrada de hoy es una ensalada de atún ahumado presentada en capas, con un producto que compré de una de estas empresas “La Chanca“, que tiene un despacho en la localidad donde resido . Al pasar por esa tienda, de la cual ya conocía bien sus productos me maravillé de otros tantos que desconocía y alguno que otro se vino conmigo. Esta receta en cuestión es una adaptación de una ensalada que tenían en carta del encantador restaurante gaditano “Ventorrillo el Chato” donde lo tradicional encaja a la perfección con lo innovador.

¡Ponte el delantal!

Ingredientes para la receta de milhojas de atún ahumado y mango

  • Una (1) bolsa de ensalada gourmet o brotes tiernos
  • Seis (6) filetitos de atún ahumado en aceite de oliva
  • Un (1) tomate de ensalada (yo utilicé kumato)
  • Una (1) granada
  • Un (1) mango
  • Wasabi en polvo (o pasta de wasabi) (Sólo la puntita de un cuchillo)*
  • Tres (3) cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • reducción de vinagre balsámico
  • Sal de hielo (o sal común)

Elaboración de la receta de milhojas de atún ahumado y mango

  1. En un bol ponemos las tres cucharadas de aceite de oliva y lo mezclamos bien con la punta de un cuchillo de wasabi. Resérvalo.
  2. Lava bien la fruta y verdura. Pela y corta el mango en rodajas finas. Haz lo mismo con el tomate.
  3. Corta el atún si en tu caso viene en un taco, en mi caso lo compré cortado y conservado en aceite de oliva.
  4. Desgrana la granada y reserva los granos. Hay una forma de desgranar la granada sin que sea engorroso, corta la granada en dos mitades y coloca la parte cortada sobre una mano, introdúcela en un bol y con una cuchara golpea la piel, los granos saldrán solos.
  5. En un plato o bandeja con un aro de montar o emplatar (esos aros de acero que venden parecidos a los cortapastas), ve colocando capas alternando ensalada, granada, atún, mango y tomate.
  6. Rocía con el aceite de wasabi, un chorrito de la reducción de vinagre de módena y una pizca de sal de hielo (controla la cantidad de sal ya que el atún de por sí es salado).

¡Qué aproveche!

Curiosidades de la receta de milojas de atún ahumado y mango

El atún ahumado en aceite de oliva es un producto excelente que nada tiene que envidiar a el tan famoso salmón ahumado noruego, son productos totalmente diferentes pero el atún es un producto de nuestra tierra y hay que ponerlo en valor. Yo lo he comprado en cortado en filetes y en aceite de oliva pero también lo hay en un taco o pieza sin cortar, como la mojama.

*El wasabi es la raíz de un rábano picante procedente de Japón, si no te gusta el toque picante o no lo encuentras puedes sustituirlo por un poco de pimienta negra o simplemente prescinde de él. Debes tener mucho cuidado con el wasabi pues es extremadamente picante y puedes pasarte de cantidad con facilidad, para no pasarte usa el mango de una cuchara pequeña y sólo coge una pequeña cantidad.

El tomate kumato es un tomate de un color oscuro y una calidad superior, no sólo en aspecto sino también en sabor, si tienes la posibilidad, pruébalo, sino, utiliza un tomate de ensalada de toda la vida, que seguro que te quedará riquísimo.

¡Espero que os guste amig@s!

Ralu

Nota: El autor no tiene ninguna relación comercial o de otra índole con “La Chanca” y “Ventorrillo el Chato”, este enlace es puramente informativo.

PD: Todo el contenido y fotografías están bajo una licencia.

Ensalada de granadas y naranjas

Cómo este fin de semana me han regalado unas granadas preciosas, recién cogidas del árbol del campo de mis suegros, voy a darles un buen uso y hacer algunas recetas con ellas ya que estamos en temporada. La granada es el fruto del granado y su nombre que proviene del latín significa “fruta de muchas semillas”. Es una fruta muy beneficiosa para la salud, recomendada para combatir diferentes tipos de trastornos de salud.

La receta de esta ensalada es del libro de Los fogones de José Andrés, ese cocinero que tanto me ha gustado siempre y que tiene una forma muy peculiar de explicar las cosas así como de sumergirnos en el mundo de los ingredientes desde su procedencia hasta sus usos.

Esta receta es ideal por su contraste ácido y dulce, viene estupendamente para estas fechas en las que el calor va mermando pero todavía calienta lo suficiente para que nos refresquemos con esta ensalada de temporada.

¡Ponte el delantal!

Ingredientes

  • Una (1) granada
  • Dos (2) naranjas
  • Una (1) bolsa de brotes de ensalada fresca
  • Unas aceitunas negras
  • Un (1) diente de ajo
  • Dos (2) cucharadas de vinagre de Jerez
  • 125 ml. de aceite de oliva virgen extra
  • Sal de hielo
  • Pimienta recién molida

Elaboración

1.- Comienza desgranando las granadas. Para ello córtalas por la mitad, coloca la parte cortada sobre tu mano y esta a la vez sobre un bol o ensaladera. Golpea con la parte posterior de una cuchara grande la cáscara de la granada, de esta forma los granos saldrán sin problema y caerán dentro de la ensaladera. Retira los posibles pellejitos que hayan podido caer en la ensaladera y tíralos. Resérva los granos de la granada.

2.- Ahora pela la naranja. Corta la parte superior e inferior de la naranja, apoyala en una tabla de cortar sobre una de estas, corta la piel siguiendo la carne de arriba a abajo y guíate por la parte blanca de la naranja para pelarla entera.

3.- Una vez pelada la naranja saca los gajos de uno en uno. Para ello hacemos incisiones con el cuchillo bien afilado a un lado y a otro de cada gajo, por la parte interior de la piel.

4.- Cuando tengas todos los gajos sacados, estruja la piel sobre estos y saldrá zumo con el que aliñaremos la ensalada. Reserva los gajos de naranja con el zumo y desecha las pieles.

5.- Pela un diente de ajo. En un cazo pequeño calienta una cucharada de aceite de oliva virgen extra, añade el ajo y cocínalo unos tres (3′) minutos para que se ablande, sin que llegue a dorarse.

6.- Pon en el vaso de la batidora el ajo que hemos cocinado con su aceite, añade también siete cucharadas de aceite de oliva virgen extra y dos cucharadas pequeñas de vinagre de Jerez. Bátelo muy bien, échale sal y pimienta a tu gusto.

7.- En una ensaladera coloca los brotes de ensalada, los gajos de naranja y las semillas de granada. Alíñalo con el zumo de naranja y el aderezo que hemos preparado. Remuévelo cuidadosamente. Échale una aceitunas negras.

¡A la mesa!

Curiosidades

Puedes utilizar la lechuga que más te guste, lechuga iceberg, romana o brotes frescos, es cuestion de gustos o imaginación.

La granada debe de estar dulce, en este caso la granada no estaba muy roja pero el dulzor que tenía era difícilmente superable, quizás algún día mas en el árbol no le vendría mal, pero al ser totalmente natural y no tener productos químicos, los insectos le atacan muy rápido.

La naranja la puedes pelar como tu quieras, sólo te doy la forma en que yo aprendí a pelarla que resulta muy cómoda si le coges el truquillo, eso si, presenta los gajos de naranja sin la piel.

Si le pones unas nueces o unos picatostes te queda una ensalada de primera categoría, casi que la conviertes en plato único. Un queso tampoco le vendría nada mal. Puedes espolvorear por encima un poco  de cebollino fresco, le dará un aroma estupendo.

Espero que os guste amig@s!

Ralu

PD: Todo el contenido y fotografías están bajo una licencia.

Pollo a la naranja con salsa de soja

Pollo a la naranja con salsa de soja. El pollo es barato, rico y muy versátil, le viene bien casi cualquier elaboración y se le puede acompañar de casi cualquier cosa.  En casa siempre está presente de una forma u otra, esta que os traigo hoy es una forma divertida de comer el pollo en salsa con sus toques dulces y salados.

Esta receta la encontré por internet no recuerdo donde, hace muchos años buscando algo diferente, como es habitual en mi, esta no se parece a la original más que en el pollo, la naranja y la soja, lo demás lo he ido adaptando a mi gusto y a mi forma de cocinarlo. Es muy fácil de preparar, no lleva mucho tiempo el hacerla y queda muy exótica la presentación si le pones un poco de imaginación.

Si quieres que tu receta sea 100% apta para celíacos tienes que hacerle unas pequeñas modificaciones, lee en curiosidades donde te lo explico detalladamente.

¡Ponte el delantal!

Ingredientes para la receta de pollo a la naranja para dos (2) personas

  • Medio (1/2) pollo troceado
  • Una (1) cebolla pequeña
  • Un (1) puerro
  • Dos (2) zanahorias
  • Una (1) cucharada pequeña de Bovril
  • Dos (2) cucharadas pequeñas de salsa de soja
  • El zumo de una naranja
  • 125 ml. de caldo de pollo casero
  • Un (1) diente de ajo
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Pimienta de colores
  • Sal

Elaboración del pollo a la naranja

1.- Limpia bien el pollo troceado y salpiméntalo. Le suelo dejar la piel pero le intento quitar toda la grasa que puedo, de forma que se cocine con piel que deja mucho sabor pero se la retiro al comerlo. Si quieres puedes optar por quitarle toda la piel al principio y harás la receta todavía mas ligera.

2.- Pon una cazuela con tres cucharadas de aceite de oliva, cuando esté caliente ve dorando el pollo. Dóralo en varias tandas de forma que no baje la temperatura de la cazuela y en vez de dorarse lo que hace es cocerse. Resérvalo.

3.- En la misma cazuela, echa otras dos cucharadas de aceite, mientras se va calentando a temperatura media-baja, pela, lava y trocea la cebolla y el puerro en trocitos muy pequeños (brunoise). Haz lo mismo con el diente de ajo.

4.- Echa el ajo a la cazuela, cuando tome color echa la cebolla y el puerro, déjalo pochar hasta que esté transparente la cebolla. En el fondo de la cazuela puede que hayan quedado restos de haber frito el pollo, cuando eches la cebolla, échale una pizca de sal para que vaya sudando y suelte agua, de este modo y rascando un poco con la pala de madera en el fondo de la cazuela, se irán soltando esos restos que le dan al guiso un concentrado de sabor exquisito. Si ves que no tiene líquido la cazuela y se puede pegar la cebolla, echa una cucharada de agua, verás cómo se suelta con solo pasar por encima la cuchara de madera.

5.- Cuando esté todo pochado echa el caldo de pollo, déjalo unos cinco (5′) minutos y a continuación echa el pollo que tenías reservado, la cucharada pequeña de Bovril y el zumo de la naranja. Déjalo cocer unos quince (15′) minutos.

6.- Pasado ese tiempo echa las dos cucharadas de salsa de soja, intégralo bien con la salsa y ya tienes  el pollo listo.

¡A la mesa!

Curiosidades del pollo a la naranja

Puedes acompañarlo con casi cualquier cosa, yo lo acompaño con un arroz basmati que es muy aromático y combina muy bien con esta elaboración. Si no tienes basmati, puedes usar el que tengas por casa.

El guiso apenas lleva sal, sólo la que le echamos al pollo cuando salpimentarlo al principio y la pizca que le echamos a la cebolla para que sude, ya que la salsa de soja es salada y no es conveniente echarle mucha sal por si nos queda salado el guiso.

Como ya he dicho en otras recetas, y por si no lo has leido, la pimienta de colores es una mezcla de pimientas: pimienta negra, pimienta blanca, pimienta rosa, pimienta de Jamaica y pimienta rosa. La suelen vender en molinillos para mezclarlas todas juntas, en grandes almacenes o a granel en el mercado de tu ciudad. No es necesaria pero si le da un aroma y sabor muy buenos. Puedes sustituirla por pimienta negra recién molida.

Si no tienes caldo de pollo o no tienes tiempo de hacerlo, puedes comprar uno de esos envases de caldo de pollo que son muy apañados, me gustan mas que la típica pastilla de caldo de pollo la cual tambien la puedes utilizar si no tienes ninguna de las otras dos cosas (el del mercadona no contiene gluten).

Si quieres que esta receta sea apta para celíacos, no le pongas Bovril, que el caldo de pollo sea casero y sustituye la salsa de soja por “Tamari“, que es la única salsa de soja apata para celíacos, pero no es lo mismo ya que únicamante lleva soja, agua y sal, mientras que la que la salsa de soja está hecha con soja, agua, sal y trigo. De esta forma tendrás una receta 100% sin gluten. (Información obtenida del blog “Caminar sin gluten” y “En buenas manos“). El tamari lo puedes encontrar en herbolarios y en algunos supermercados.

Espero que os guste amig@s!

Ralu

PD: Todo el contenido y fotografías están bajo una licencia.