Salmorejo Cordobés

Print Friendly, PDF & Email

Salmorejo Cordobés. Con esta entrada de Salmorejo Cordobés a mi manera abro la veda en este blog, es una receta que viene de mi familia ya que por sus raíces forma parte de nuestra dieta. No hay verano en el que este plato no pase por la mesa, aunque no hace falta que llegue el verano para hacerlo ya que siempre que tengo unos tomates maduros y un poco de pan duro tengo una comida solucionada. Cada uno tiene una forma de hacerlo pero yo he encontrado la manera que más me gusta.

El salmorejo cordobés es una receta sencilla que cualquiera puede hacer, muy fresquita para los días de calor y que combina bien con casi cualquier cosa además de que se invierte muy poquito tiempo en hacerla, pero no todo el mundo sabe hacerla así que aquí teneis una muy facilita.

Ponte el delantal y a la cocina!

Ingredientes para la receta de Salmorejo

  • 600 gr. de tomates maduros
  • 170 gr. de pan de pueblo duro
  • Un (1) diente de ajo
  • 150 ml de aceite de oliva virgen extra
  • Una cucharadita de vinagre de Jerez
  • Media (1/2) cucharadita de sal

Para la guarnición del Salmorejo

  • 150 gr. de jamón serrano
  • 150 gr. de queso curado (puedes utilizar el queso que mas te guste)
  • Una (1) Berenjena  (unos 200 gr.)
  • Tres (3) huevos (dos para cocer y uno para el empanado)
  • Pan rallado (para empanar la berenjena)

Elaboración de la receta de Salmorejo

1.- Lava muy bien los tomates, quítale el pedúnculo central y trocéalos. No suelo quitarles la piel ya que, si la batidora es potente, se muele bien y en el color final se nota el resultado. De todos modos si te gusta más puedes pelarlo.

2.- Pelamos el ajo y le quitamos la semilla interior, que según dicen es lo que hace que se repita. Yo le echo sólo uno puesto que en casa nos gusta suave, pero si te gusta un sabor más potente échale otro.

3.- Corta el pan duro a trocitos pequeños, quitándole la corteza y resérvalo.

4.- Echa el aceite de oliva en la batidora de vaso, el vinagre, la sal, el ajo y los tomates, por este orden. Pon a funcionar la batidora a máxima potencia. Cuando esté bien triturado añade el pan que se mojará con esta mezcla. Deja reposar unos minutos a fin de que el pan se ablande. Hay quien remoja el pan antes de meterlo en la batidora pero a mí no me gusta ya que queda muy aguado. De nuevo pon en funcionamiento la batidora hasta que veas que se ha formado una papilla suave, sin grumos, que haya emulsionado bien con el aceite. Prueba la textura y si hace falta rectifica con la sal y el vinagre, eso es un poco a gusto del comensal.

5.- Vacía el salmorejo en un bol y mételo en el frigorífico a enfriar.

6.- Vamos preparando la guarnición. En un cazo con agua hirviendo, cuece dos huevos, medio para cada persona. Enfría los huevos con agua y quítales la piel. Corta el Jamón y el queso a daditos de un centímetro más o menos, y reserva todo en un platito para servirlo más tarde acompañando el salmorejo.

7.- Corta la berenjena a cubitos de unos dos centímetros, pásala por el pan rallado. Con el huevo que nos queda, lo bates en un bol como para hacer una tortilla francesa y pasa la berenjena por él. De nuevo la pasas por pan rallado. Fríela en aceite bien caliente, a unos 180º y retírala a un plato con un papel de cocina absorbente para eliminar el exceso de aceite.

8.- Es el momento de montar el plato. Coge un bol o plato hondo, llénalo con el salmorejo y dispón sobre él el jamón, el queso, el medio huevo cocido a trocitos o rodajas y la berenjena frita. Echa un hilo de aceite de oliva virgen extra por encima y unas gotas de vinagre. Sírvelo a la mesa.

Curiosidades

Los tomates deben de ser rojos pues, si no están maduros y rojos el color y el sabor de nuestro salmorejo se verá mermado. El hecho de pelar los tomates es aconsejable pero no necesariamente imprescindible si tienes una buena batidora o una thermomix. Eso si, deben de estar muy limpios.

El pan tiene que ser con miga, no nos sirve una baguette o una barra, aunque nos podría sacar de un apuro, no hay nada como un buen pan de pueblo para hacer esta receta.

 Cuanto mejor sea el aceite de oliva, mejor sabrá el salmorejo, sólo hay que tener en cuenta que si tiene un aroma demasiado intenso y amargo en el sabor final predominará demasiado ocultando los demás sabores. Elige un aceite de buena calidad pero con un aroma suave.

La guarnición es a gusto del comensal, puedes ponerle solamente huevo cocido, o una infinidad de ingredientes, desde patatas fritas como suelen poner mis familiares hasta melva canutera pasando por cualquier embutido o bacalao.

Cuando se sirve el salmorejo hay quien le echa un hilo de aceite por encima, que le dá un regusto estupendo. También unas gotas de vinagre de Jerez o reducción de vinagre de Pedro Ximenez es una buena opción, pero ya te digo que eso es a gusto, si te gusta adelante pero si no puedes saltarte este paso.

Chúpate los dedos!!

 Ralu

PD: Todo el contenido y fotografías están bajo una licencia.

22 pensamientos en “Salmorejo Cordobés

  1. Felicitaciones por el inicio del blog, reconozco que lo vi por las recomendaciones de javi recetas,
    El mayor de los éxitos

  2. Hola, me encanta poder aprender mas recetas, me encanta cocinar y trabajo en un restaurante bueno actualmente, mucho animo.Ya estaba viendo Javi recetas y ahora tambien te leere.Estupendas fotos y recetas enhorabuena.Un saludo.

    • eliane, bienvenida, seguramente tu tendrás mas que enseñar que aprender así que aprenderemos juntos.
      Un saludo.

  3. Hola soy de Córdoba aunque vivo en Sevilla y viendo la receta de salmorejo que es bastante parecida a la nuestra, tambien se puede combinar en lugar de echarle jamón y huevo duro ponerle unas rodajas de pepino o atun en conserva desmenuzado. Enhorabuena por tu blog.

    • Hola transi, el salmorejo admite muchísimas variantes en cuanto a la guarnición, Con eso que dices también está muy rico.
      Gracias, un saludo.

  4. Gracias amigo ; me ha venido de maravilla la receta del salmorejo ya que me han regalado unos tomates recién cogidos de la huerta y voy hacerla el sábado para invitar a un amigo..
    Un abrazo Paz

    • Gracias a ti por comentarme Paz, suerte la tuya el tener esos tomates, espero que te salga rico, rico.
      Un saludo.

  5. Felicitaciones por el blog. Lo vi a través de Javi recetas y, después de echarle un vistazo por lo alto, reitero mi enhorabuena por el trabajo. Además, como buen cordobé, este salmorejo, te ha salio de 10.
    Un abrazo

    • Bienvenido Juan Zurita, muchas gracias. Supongo que el cordobé eres tu, porque mi familia es de cerca de Córdoba pero yo soy Gaditano.
      Un saludo.

  6. Felicitaciones por el blog y que siga siempre gustando a las personas de buen comer y que les guste la cocina como a mi,me gusta el salmorejo y mas ahora en verano.un saludo.

  7. Buenísimo!!!!!!! Con sus taquitos de jamón, su huevecito, etc, Enhorabuena a la Cocinera!!!!!!

  8. Un truquillo, si queréis que vuestro salmorejo esté más refrescante aún probad a añadirle unas bolitas de sandía, yo lo probé hace poco y no pensaba que le quedaría tan bien. Probadlo es curioso!!

    • aceite valdesas, muchas gracias por el consejo, lo probaré seguro que está delicioso, lo que si suelo hacer es gazpacho de sandía que si que es refrescante y rico. Saludos!

Los comentarios están cerrados.