Panellets

Panellets de almendra. Los panellets son dulces tradicionales en Cataluña principalmente, sin embargo actualmente podemos encontrarlos en casi todas las provincias, es más, yo que soy gaditano ¡¿Qué hago hablando de estos dulces?! Pues bien, mis primas son catalanas, de sangre caliente Andaluza y son las que me han enseñado a hacer esta receta, hasta me enviaron los ingredientes para que no dudase en hacerla, y he aquí los resultados.

Estos dulces parecidos a los mazapanes suelen hacerse en la víspera de tosantos, es decir, el día de todos los santos (1 de noviembre), que coincide con la noche de Halloween, que nada tiene que ver con los panellets a no ser que los decores tenebrosamente, pero este no es el caso.

No tienes porqué limitarte a esos días, yo mismo los preparo cuando nos apetecen y hasta la navidad es buen momento para elaborar estos exquisitos dulces parecidos a los mazapanes. Si te animas aquí tienes la receta.

¡Ponte el delantal!

Ingredientes para la receta de Panellets

Para los panellets

  • Un (1) kg. de almendra molida
  • 800 gr. de azúcar blanca
  • 200 gr. de patata (peso ya cocida y limpia)
  • 200 gr. de boniato (peso ya cocido y limpio)
  • Un (1) huevo
  • Esencia de limón (opcional)

Para decorar

  • Piñones
  • Cerezas confitadas
  • Almendra en trocitos
  • Carne de membrillo

Elaboración de la receta de Panellets

  1. Cuece la patata y el boniato enteros y con la piel hasta que estén tiernos.
  2. Una vez cocidos pélalos cuando aún están calientes ¡Cuidado con quemarte!
  3. Sobre una encimera de mármol (o similar) chafa o aplasta ayudado con un tenedor la patata y el boniato.
  4. Añade el azúcar y mezcla con la patata y el boniato, incorpora la almendra molida y amasa unos diez (10′) minutos hasta que la masa sea homogénea.
  5. Deja reposar unas horas (una noche sería estupendo) y ponle unas gotas de esencia de limón.
  6. Mientras tanto separa la yema y la clara del huevo. Disponlas cada una en un cuenco (bol). Bate la clara (no hace falta ponerla a punto de nieve) y la yema.
  7. Prepara un cuenco con piñones para “empiñonar” las bolas.
  8. Ayúdate de una cuchara para coger porciones mas o menos iguales y dar forma de bolas a la masa.
  9. Pasa las bolas de una a una por la clara de huevo batida y seguidamente por los piñones haciendo una leve presión con la palma de la mano para que se queden incrustado en la bola de masa.
  10. Ve colocando las bolas, que ya son panellets, sobre un papel encerado que habrás colocado en una bandeja de horno.
  11. Con un pincel de cocina mojado en la yema pinta por encima de los panellets.
  12. Precalienta el horno a 180º y cuando esté caliente mete la bandeja con los panellets. Hornéalos sólo un poco, hasta que estén ligeramente dorados.
¡Compártelos, es la mejor forma de disfrutarlos!

Curiosidades de la receta de panellets

Para hacer los panellets de almendra sigue los mismos pasos que con los piñones.
Un truco para “empiñonar” bien las bolas es ponerte los piñones (o almendra) en la palma de la mano y cerrarla presionando lo justo para que se queden bien pegados, es más fácil que pasarlos rodando por un plato.
Puedes hacer los panellets de membrillo y/o de guindas confitadas, sólo tendrás que pasar la bola por la clara, hacer un pequeño hueco con el dedo y presionar sobre él con un trocito de membrillo o media guinda.

Otra versión son los Panellets de coco o bolitas de coco que se hacen mezclando 250 gr. de coco, 125 gr. de azúcar y 2 claras de huevo a punto de nieve, se mezcla todo, se forman bolas y se hornean del mismo modo que los otros panellets.

La almendra tiene que ser en polvo, harina de almendra la suelen denominar, la puedes encontrar en supermercados, pero mi consejo es que te acerques al mercado de tu localidad y preguntes en el puesto de las especias.

Si eres de los que no se conforma con lo tradicional prueba a ponerle a la masa un poco cacao en polvo, canela o café, verás cómo te sorprende el sabor. Los de cacao los puedes “rebozar” con fideos de chocolate, seguro que triunfan.

Si no tienes o no encuentras esencia de limón puedes ponerle un poco de la ralladura de la cáscara de un limón, hará las veces de la esencia pero de la forma más natural posible, eso sí, asegúrate de que son trocitos muy pequeños para que no se hagan desagradables al comerlos.

Si usas azúcar glass en vez del azúcar normal la masa quedará más suave y homogénea, y cuando los comas no te encontrarás los granitos de azúcar al masticar pues perduran aún horneandolos, sin embargo el resultado es similar.

Los mas tradicionales dirán que el verdadero panellet no lleva patata y/o boniato, sin embargo está muy extendido este uso, pues abarata mucho el coste ya que la almendra y los piñones no son muy baratos que digamos.

Si dejas reposar los panellets una vez horneado y los comes al día siguiente estarán todavía mas ricos pues los sabores se habrán asentado.¡Espero que os guste amig@s!

Ralu

PD: Todo el contenido y fotografías están bajo una licencia.

Bizcocho de calabaza.

Bizcocho de Calabaza. Hace ya unos días que ando perdido y es que hay un nuevo miembro en mi cocina que es el que me absorbe ahora el tiempo, pero como se acerca Halloween y aunque no tengo costumbre de celebrarlo, he aprovechado que mi gran amigo Maikel (Javier Mota) me regaló una estupenda calabaza, de las que cultiva su padre, y  he decidido hacer un típico bizcocho de calabaza rápido y casero, qué mejor para la Noche de Halloween.

Como ya os he comentado, no dispongo de mucho tiempo de modo que he ido sobre seguro y me he tomado la libertad de hacer el Bizcocho de calabaza de mi amigo Javi Recetas, ya que haciendo cualquiera de sus recetas tienes la garantía de no fallar, siempre salen bien, sin complicaciones.

La Fiesta de Halloween o noche de difuntos es una celebración anglosajona hoy día muy extendida, donde chicos y mayores disfrutan juntos de los dulces, fiestas y disfraces. Como ya he dicho no suelo celebrarla, pero alguna vez que otra lo he hecho y lo hemos pasado en grande, es una oportunidad estupenda para reunirte con la gente a la que quieres y pasar una noche estupenda. Si te apetece puedes cenar algo ligero como una Crema de Calabaza para después atiborrarte a dulces.

-¿Trato o truco?

-¿Qué?

-¡Ponte el delantal y prepara molde redondo de unos 23 cm, desmontable mejor!

Ingredientes para la Receta de Bizcocho de Calabaza

  • 300 gr. de calabaza
  • 100 gr. de mantequilla (sin sal)
  • Cuatro (4) huevos grandes
  • 300 gr. de azúcar
  • 300 gr. de harina de trigo
  • 12 gr. de levadura química (tipo Royal) (dos cucharadas pequeñas rasas)
  • Una (1) cucharada pequeña rasa de canela en polvo

Elaboración de la Receta del Bizcocho de Calabaza

  1. Pon la mantequilla a fundir, con unos segundos en el microondas será suficiente  y reserva a la espera de que se enfríe.
  2. Prepara la calabaza, para ello córtala y pélala, la pesas y compruebas que son 300 gr. pues sólo necesitas eso.
  3. Ralla la calabaza con un rallador de verduras y cuando la tengas rallada triturala en la batidora o Thermomix hasta que forme una pasta o puré, debe de quedar mas bien basto.
  4. Bate durante un par de (2′)  minutos los cuatro huevos en un bol, añade los 300 gr. de azúcar y sigue batiendo otros dos (2′) minutos o hasta que blanquee la mezcla.
  5. Pon el horno a calentar arriba y abajo a unos 170º.
  6. En otro bol tamiza los 300 gr. de harina, añade las dos cucharadas de levadura (12 gr.) y la cucharada de canela. Sigue con la mantequilla que tenías reservada, la calabaza y la mezcla de huevos y azúcar. Bate todo muy bien hasta que tengas una mezcla homogénea.
  7. Prepara  el molde, para ello pinta el interior con mantequilla y espolvorea con harina, lo que llamamos encamisar un molde para que no se nos pegue el bizcocho.
  8. Echa la masa del bizcocho en el molde e introducelo en el horno que ya tendrás caliente. En unos 50 minutos tendrás tu bizcocho listo.
  9. Pasado ese tiempo pincha el bizcocho con un palillo para comprobar que está hecho, si sale seco, está hecho, si sale húmedo mételo de nuevo de 5 en 5 minutos hasta que salga el palillo seco.

¡Deja enfriar el bizcocho antes de hincarle el diente!

Curiosidades del bizcocho de calabaza

Como comprar 300 gr. de calabaza limpia es complicado (aunque ya la venden limpia y envasada en grandes almacenes), necesitarás aproximadamente unos 450 gramos de calabaza con piel, por si tienes dudas.

Si usas más o menos cantidad de calabaza el bizcocho puede quedar muy húmedo o demasiado seco y no crecerá correctamente por tanto comprueba bien el peso.

Si no tienes rallador o te da pereza rallar la calabaza puedes hacerlo en la batidora o Thermomix pero con cuidado de no pasarte batiendo, tiene que tener una consistencia grumosa, no líquida sino corres el riesgo de que el bizcocho no salga como deseas.

Espolvorea por encima del bizcocho azúcar glas para darle un acabado de miedo y decorarlo con algún motivo terrorífico o con la típica calabaza de Halloween como nos propone Javi Recetas.

¡Espero que os guste amig@s, Feliz Halloween!

Ralu

PD: Todo el contenido y fotografías están bajo una licencia.

Crema de calabaza

Crema de calabaza. Estas noches que hace frio, después de entrenar  me comería un caballo por los pies, pero tengo que controlarme ese demonio que tengo dentro y tomar algo ligerito y calentito para descansar bien por la noche, que tan importante en el entrenamiento es el comer bien como el descansar adecuadamente. Bueno que me enrollo.

La receta de crema de calabaza que os traigo es una receta muy fácil, rápida y ligera, ¿Quién dá más? Yo había hecho algunas cremas pero aunque esta es muy típica no me había puesto hacerla nunca, lástima porque está riquísima, es muy nutritiva y tiene muy pocas grasas.

La calabaza quizás a vosotros sólo os suena a verdura o a Halloween pero yo cada vez que escucho “calabaza” se me viene a la mente la comparsa del Carnaval de Cádiz del año 1991, de un joven Antonio Martínez Ares… Por aquella época yo todavía era un chiquillo al que el carnaval comenzó a metérsele por las venas. Ya que estamos en vísperas de un nuevo carnaval y como pequeño homenaje este plato va dedicado a esa comparsa. “Calabaza muñeco tonto, andante de los harapos….”

¡Ponte el delantal!

Ingredientes para la receta de crema de calabaza

  • 500 gr. de calabaza
  • Dos (2) zanahorias
  • Un (1) puerro
  • Una (1) cebolla fresca (pequeña)
  • Una (1) patata
  • Un (1) diente de ajo
  • Una (1) cucharada pequeña de curry
  • Un vaso de caldo (125 ml.)
  • 75 ml. de nata líquida
  • 40 ml. de aceite de oliva
  • sal
  • pimienta

Elaboración de la receta de crema de calabaza

  1. Comienza preparando la verdura, limpia y pela la calabaza, las zanahorias, el puerro, la cebolla y la patata. Trocea en daditos la calabaza, la zanahoria y la patata. La cebolla, el puerro y el ajo en juliana o trocitos pequeños, no te esmeres, después irá todo triturado.
  2. Pon una cacerola al fuego y cubre el fondo con aceite de oliva (unas cuatro cucharadas), calienta a fuego medio-bajo y pocha la cebolla, el ajo y el puerro, unos diez (10′) minutos. No te pases de fuego o se te quemarán las verduras y te saldrá con sabor a quemado y amargo.
  3. Pasado ese tiempo añade la calabaza, la patata y la zanahoria, salpimenta y echa una cucharada pequeña de curry. Rehoga bien unos minutos y añade el vaso de caldo de pollo y cuece durante veinticinco (25′) minutos.
  4. Pasado ese tiempo retira del fuego y tritura todo muy bien con la batidora o pásalo por el pasapurés. Prueba de sal y rectifica.
  5. Añade la nata y vuelve a triturar para que quede muy fino y bien mezclado.

¡Qué aproveche!

Curiosidades de la receta de crema de calabaza

Puedes hacer la crema en la olla exprés y tan sólo te llevará unos minutos o si tienes thermomix también puedes hacerla ahí y triturarla una vez termine de hacerse.

El curry  no es una especia sino una mezcla de varias de ellas, hay muchas variedades y en cada lugar se hace diferente, lo que tienen en común es el color amarillento, el típico aroma y un ligero picante. Si no te gusta o no tienes a mano curry puedes sustituirlo por la especie que más te guste, un poco de comino, algo de canela, pimienta negra… o simplemente prescindir de él.

El caldo de pollo puedes sustituirlo por un vaso de agua pero el sabor será menos concentrado, también le puedes echar un cuarto (1/4) de pastilla de caldo. Si quieres que está menos cremosa puedes echarle un poco mas de caldo.

Hay quien en vez de echarle la nata, le echa unos quesitos tipo “el caserío”, le dá un sabor y una textura muy buena, a los crios les encanta.

Si tienes tiempo algún día puedes asar la calabaza antes de cocerla, le dará un sabor dulzón estupendo al haberse caramelizado los azúcares. Seguro que no te arrepientes.

Acompaña la crema con unas zamburiñas o vieiras salteadas, tendrás un plato único de categoría, yo le he puesto un trozo de bacalao confitado y lo he bordado 😉

¡Espero que os guste amig@s!

Ralu

PD: Todo el contenido y fotografías están bajo una licencia.