Ensalada de Pimientos del Piquillo Gaditanos

Ensalada de pimientos de piquillo con mandarina y aguacate. Qué sí, que estamos en unas fechas complicadas, lo sé, que hay que cortarse un poquito para la operación bikini, no te preocupes, yo te ayudo. Esta ensalada no te defraudará, eso sí, la salsa que resulta no la vayas a mojar con pan, que nos conocemos…

Te cuento cómo surgió la idea de esta ensalada: Hace poco, estaba comprando en mi frutería habitual “Manuel Flores”, y escuchando a Maru, una de mis encantadoras fruteras, la oí explicar una ensalada que me resultó cuanto menos curiosa. No me lo pensé y me metí de lleno en la conversación para sacar los ingredientes, que con gusto me dieron, y he aquí la versión de esta rica y fresca ensalada.

La principal característica de esta ensalada son los Pimientos del Piquillo Gaditanos, plantados en Paterna (Cádiz) por la empresa Conservas Cantizano. Son totalmente naturales, conservados en aceite de oliva virgen extra de la serranía gaditana.

¡Ponte el delantal!

Ingredientes para la ensalada de pimientos del piquillo con mandarina y aguacate

  • Un (1) bote de pimientos del piquillo asados
  • Un (1) aguacate
  • Dos (2) mandarinas
  • Una (1) lata pequeña de maíz
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Vinagre de Jerez a la Tintilla de Rota (u otro vinagre de Jerez)
  • Un (1) diente de ajo
  • Sal
  • Pimienta

Elaboración de la receta de Pimientos de piquillo con mandarina y aguacate

  1. Abre el bote de pimientos del piquillo, escúrrelos y reserva el aceite de oliva virgen extra de la conserva. Córtalos en tiras.
  2. Pela las mandarinas y déjalas sin piel. Aprovecha todo el zumo que puede resultar al pelar, escurriendo las pieles. Resérvalo.
  3. Pela el aguacate y córtalo en dados.
  4. En un bote pequeño con tapa, añade el aceite de conserva de los pimientos que tenías reservado, el zumo de mandarina, una cucharada de vinagre de Tintilla de Rota, una pizca de pimienta recién molida, sal, un diente de ajo pelado y partido en tres trozos y media cucharada de aceite de oliva virgen extra. Cierra el bote y agita enérgicamente para emulsionar el aliño.
  5. Dispón en un bol los pimientos, la mandarina pelada, el aguacate y un par de cucharadas de maíz dulce.
  6. Retira los trozos de ajo y rocía con el aliño la ensalada al gusto.

¡Buen provecho!

Curiosidades de la receta de ensalada de pimientos del piquillo con mandarina y aguacate

Si no encuentras los pimientos del piquillo asados gaditanos, usa unos de buena calidad, merece la pena una buena conserva. Fíjate bien en la procedencia de la conserva, algunos productores etiquetan como producto Navarro y luego resulta que los pimientos son de Chile, que no digo que sean malos, pero no me gusta nada que no sean honestos y engañen al consumidor.

Prueba a ponerle unos dados de mango a la ensalada, además de combinar muy bien por su sabor ácido y dulce, le dará color y otra textura más.

Para la vinagreta he usado un vinagre de Jerez a la Tintilla de Rota de Bodegas “El gato” pero si no lo encuentra usa cualquier otro vinagre de Jerez y si te gusta más fuerte añade más vinagre. Si quieres que la vinagreta sea más suave no le pongas ajo, aunque es casi testimonial.

Si te ha gustado el plato de gres donde he presentado la ensalada, puedes encontrarlo en “Gressierra“, en Chiclana de la Frontera.

PD: Todo el contenido y fotografías están bajo una licencia.

Pimientos asados

Pimientos asados al horno. Hoy te traigo una Receta Básica, de las que hay que saber como fondo de cocina. Es súper fácil de hacer, con ingredientes baratos y asequibles. Los pimientos asados te servirán como base para muchas recetas como acompañamiento o en ensalada.

Cuando hago los pimientos asados los olores me trasladan a otro lugar, el aroma que desprenden es tan peculiar que siempre me recuerda algo… Recuerdos de pequeño cuando mi madre los asaba, antes no había esas bandejas que venden ya asados, pelados y cortados, que tan fácil nos lo ponen. Recuerdos del Camino de Santiago a su paso por Navarra donde el olor que desprendían los hogares a nuestro paso nos obligaban hacer un pequeño alto en el camino y observar los pimientos secar en los balcones y suelos, esos colores rojo intenso que tanto llaman la atención del peregrino…

Para hacer esta receta sólo te hará falta un horno y algo de paciencia ¿Te atreves?

¡Ponte el delantal!

Ingredientes para la receta de pimientos asados al horno

Elaboración de la receta de pimientos asados al horno

  1. Enciende el horno arriba y abajo a 200º.
  2. Lava muy bien los pimientos y sécalos con un paño de cocina limpio. Haz lo mismo con el tomate y la cebolla caso de que la uses.
  3. Pinta levemente el fondo de una fuente para el horno y coloca sobre esta los pimientos. Y los tomates, la cebolla y los dientes de ajo con un golpe en cada uno si decides usarlos, en este caso yo si los puse. 
  4. Echa un chorrito de aceite de oliva encima de cada pimiento y una pizca de sal.
  5. Mete la fuente en el horno con la bandeja a media altura y baja la temperatura a 180º.
  6. Tardarán en hacerse unos cincuenta (50′) minutos.
  7. Saca la fuente del horno y tápala con papel de aluminio para que los pimientos “suden” y sea más fácil pelarlos. 
  8. Cuando estén fríos pélalos y quítales las semillas. Córtalos a tu gusto según para que los vayas a utilizar.

¡Fuera de la cocina que por hoy has terminado!

Curiosidades de la receta de pimientos asados al horno

No tires el caldo que han soltado los pimientos al asarlos, en él se conservan muy bien además de servirte para algunas elaboraciones posteriores. Si quieres puedes meterlos en un bote y ponerlos al baño maría, se conservarán toda una temporada.

También puedes cocerlos unos quince (15′) minutos con unas láminas de ajo así le das mas sabor y tendrás otra opción para conservar pimientos.

Esta misma receta te sirve para asar pimientos del piquillo o tomates y cebolla para hacer alguna salsa. Yo asé un tomate y una cebolla con los pimientos y le aportan al caldo un sabor extra.

Yo no le he echado especia ninguna con lo qué me gustan pero con algo de pimenta, laurel y comino combina muy bien.

Si los dejas reposar hasta el día siguiente están todavía más rico si cabe.

Esta receta es 100% Sin gluten y por lo tanto apta para Celíacos.

¡Espero que os guste amig@s y le deis buen uso!

Ralu

PD: Todo el contenido y fotografías están bajo una licencia.