De camino a… El Arriate

Hace unos días, un grupo de amigos blogueros visitamos el Restaurante El Arriate un lugar con personalidad propia en el centro de El Puerto de Santa María (Cádiz), bajo la batuta de David Méndez y Eva Baro quienes hacen bailar al compás todos y cada uno de los detalles de este lugar para hacernos sentir como en casa.

El restaurante El Arriate está abierto desde el año 2007, desde entonces mas que comida reparten experiencias y seducen con sus productos para hacer disfrutar al cliente en todo momento, cosa que sentimos y pudimos disfrutar. Su clave es el relacionar directamente al agricultor, pescador o ganadero directamente con el cocinero, de esta forma se apuesta por los recursos locales dando lugar a una carta elaborada con productos de primera calidad: Pescados de la Bahía de Cádiz, de Conil de la Frontera o Barbate; ganado retinto de Zahara de los Atúnes; huerta Sanluqueña y Portuense; pescados y algas de los esteros de San Fernando; Quesos, setas, tagarninas y espárragos de la Sierra Gaditana…

Lo que más me gusta es su atractiva carta con recetas autóctonas en las que usan nuevas técnicas para que experimentemos con las texturas y colores, hacer divertido el plato dándoles una vuelta de tuerca, combinando tradición y creatividad y todo con productos de temporada.

Llegamos pasadas las dos de la tarde y la primera sorpresa fue que nuestra amiga Lola (La fritada) había concretado una cita para conocer a un personaje emblemático y que nos sorprendería: el gran Falsarius Chef. Tomando la copa de entrada estuvimos charlando distendidamente con él pues es una persona muy llana y agradable además de tener una paciencia de santo al soportar todas nuestras preguntas y por supuesto la sesión de fotos… 

Una vez nos despedimos del mediático cocinero pasamos al salón donde nos tenían preparada la mesa que a continuación veréis y donde tan a gusto estuvimos….

Eligieron para el almuerzo un menú degustación compuesto por ocho platos y tres postres maridados por dos vinos, “Entrechuelos” un blanco de la Tierra de Cádiz, de uva monovarietal Chardonnay de la bodega Entrechuelos y “Garum” un tinto también de la Tierra de Cádiz con uva tinta plantada en Jerez, vino joven con 6 meses de crianza en barrica de roble francés y americano de las bodegas Luis Pérez.

Los dos primeros platos que devoramos literalmente, unos chicharrones de cazón que nos hicieron pensar en un trampaantojo, estaban deliciosos, y un carpaccio de calamar y gambas con salsa de su tinta y sus corales, casi ná…

Seguidamente sin ninguna prisa pero sin pausa fueron llegando los siguientes platos: Ensalada de raya confitada, naranjas y cebolleta; paté de perdiz y ajoblanco con quinoa; croquemoles; Raviolis de galera y alboronía; pulpo y patatas asadas al chimichurri; y Lomo alto de ternera retinta con verduras y champiñones ahumados.

Destacar sobre todo, sin desmejorar ninguno de los platos, los croquemoles de los que tanto nos había hablado Pilar (aprendiendo a cocinar), son unas croquetas de aguacate sazonado como si se tratase de guacamole y la cobertura es de tortitas de maíz, simplemente sorprendentes y deliciosas. También he de reseñar el pulpo y patatas asadas al chimichurri, de una textura tan tierna que casi se deshace en la boca, David nos comentó que lo hacía cociendolo, dejándolo marinar en la salsa chimichurri y después un toque de plancha, asi quedaba muy tierno y crujiente a la vez, me cuesta recordar un pulpo tan bueno…

Mientras llegaba la hora de los postres brindamos por nuestra amistad, por el magnifico equipo del restaurante, por nuestra pasión por la gastronomía y como no por muchos mas encuentros como este, y sin esperarlo fueron desfilando los platos de postre que compartimos entre todos. Unos churros con chocolate que eran buñuelos, un milhojas de manzana y regaliz y una quesada pasiega “El Macho” que tuvo el detalle de traer Benjamín (visita recomendada) para que probásemos.

Dimos por finalizada la comida con una visita que nos organizó Benjamín a la Bodega Destilería Cacao Pico, pero de ella os hablaré en otra ocasión…

Agradecer a Lola y Miguel, a Pilar y sus padres, a Carmen y María Luisa y a Benjamín por las gestiones para que todo saliese rodado, por ser tan agradables y por su disposición para todo, por ser tan simpáticos y buena gente, y por ser nuestros amigos…

¡Hasta pronto, El Arriate. Ha sido un placer!

Ralu

PD: Todo el contenido y fotografías están bajo una licencia.

Print Friendly, PDF & Email

8 pensamientos en “De camino a… El Arriate

  1. Enhorabuena Ralu, me ha encantado tu crónica, defines y plasmas a la perfección lo bien que lo pasamos y lo bien que comimos 🙂 Eres un artista !! Un besote y por muchas escapadas tan interesantes como estas !!

  2. Pingback: El Arriate se llena de blogueros! ‹ Restaurante El Arriate

  3. Hoy vamos hacer una cosita sencillita “Lomo a la sal”. Ya te dire que tal salió, lo acompañaremos con unas papitas a lo pobre y un vinito manchego.

Los comentarios están cerrados.