Pasta fresca paso a paso

¿Cómo hacer pasta fresca italiana? Si piensas que hacer pasta fresca es difícil estas totalmente equivocado, aquí te traigo la solución a la pregunta, veras lo fácil que es con este simple paso a paso para hacer pasta fresca en casa.

Por navidades me regalaron un nuevo “cacharro” para la cocina, pero no un cacharro de los que guardas en el fondo del armario sino de los que sabes que vas a darles un buen uso “una máquina para hacer pasta fresca”. Llevaba tiempo rondando comprar esa máquina pero no me paraba a comprarla aún sabiendo que no era excesivamente cara. Mi mujer tuvo el detalle de sorprenderme y me la regaló con algún que otro accesorio. Desde este momento la pasta fresca no falta en casa y es que no hay comparación con la pasta seca y si no, ya me contarás.

Para hacer pasta fresca en casa no necesitas maquina de hacer pasta, ni thermomix, ni nada parecido, eso si, si la tienes te facilitará su elaboración pero no es necesario tener ningún utensilio mas que tus manos, un rodillo y un cortapastas o un simple cuchillo, aunque te daré las fórmulas para hacerla con Thermomix y maquina de pasta o de forma tradicional.

¡Ponte el delantal y manos a la harina!

Ingredientes para la receta de pasta fresca paso a paso

Elaboración de pasta fresca paso a paso con thermomix o  de forma tradicional

  1. Pesa la harina y tamízala con un colador o tamizador.
  2. Echa en un bol la harina, los huevos a temperatura ambiente (no directamente del frigorífico), la sal y el aceite de oliva. 
  3. Mezcla los ingredientes del bol con una lengua o cuchara de madera hasta que estén bien integrados, saca la masa del bol y ponla en una encimera ligeramente enharinada, amasa unos diez (10′) minutos hasta que la masa se vuelva elástica, brillante y homogénea. No debe quedar dura y seca pero tampoco pegajosa. Si ves que está demasiado  seca añade unas gotas de agua, sería suficiente con mojarte  las manos. Si se pega mucho puedes espolvorear un poquito de harina.
  4. Si lo haces con la Thermomix echa todos los ingredientes en el vaso, programa quince (15”) segundos velocidad 6 y después dos (2′) minutos velocidad espiga. Si queda pegajosa añade un poco de harina y amasa un par (2′) de minutos con las manos sobre una mesa.
  5. Pon la masa en el bol tapada con papel film transparente y deja reposar al menos una (1) hora.
  6. Pasado el tiempo de reposo enharina una mesa donde trabajar y estirar la masa. Haz bolas de masa de unos cien (100gr.) gramos, enharina ligeramente y estírala con un rodillo hasta obtener una lámina de pasta con el grosor deseado. Deberás de dejarla bien fina.
  7. Si tienes máquina para hacer pasta pon los rodillos en la posición más abierta. Enharina ligeramente la bola y los rodillos, aplástala un poco y pásala por ellos un par de veces, cierra los rodillos y repite la operación hasta obtener el grosor de pasta adecuado.
  8. Haz lo mismo con todas las bolas de masa y corta las láminas de pasta con un corta pastas o cuchillo afilado con la forma que quieras, depende de que tipo de pasta vayas hacer, o pásala por el accesorio cortador de la máquina de hacer pasta.
  9. Para hacer los raviolis a mano sólo tienes que poner unas bolitas de relleno (queso, carne, etc.) encima de una lámina de pasta y cubrirla con otra, presionas alrededor de la bolita y corta con el corta pastas.
  10. Si tienes el accesorio para hacer raviolis en la máquina de hacer pasta tendrás que colocar las dos láminas de pasta unidas en los rodillos y accionar la manivela hasta que se quede agarrada por estos, separar las láminas de pasta a ambos lados e introducir un poco de relleno en cada vuelta de manivela, haciendo coincidir el relleno con la hendidura del rodillo para tal efecto.
  11. Para hacer unos espaguetis o tallarines a mano tienes que enrollar la lámina de pasta sobre si misma formando un cilindro y corta con un cuchillo al tamaño que quieras.
  12. También puedes hacerlo con el accesorio de cortar espaguetis o tallarines de la máquina de pasta, pasando la lámina de pasta enharinada por el rodillo correspondiente y dando vueltas a la manivela con cuidado.
  13. Una vez cortada la pasta para tallarines o espaguetis la colgarás para que seque un poco  durante media (30′) hora, aunque puedes cocerla inmediatamente. Si es pasta plana (lasaña, canelones,…) espolvoréala con harina y tapa las placas con un trapo limpio.
¡Ya no tienes excusa para no comer una buena pasta fresca!
 

Curiosidades de la receta para hacer pasta fresca

Con esta cantidad de ingredientes pueden comer cuatro (4) personas de buen comer y plato único, aunque sabiendo que la proporción es aproximadamente un huevo por cada 100 gr. de harina puedes adaptar la receta a los comensales.

Puedes hacer pasta de colores y sabores añadiendo a la masa espinacas, tomate frito, remolacha, tinta de calamar, azafrán, especias en cantidad suficiente.

Para cocer la pasta llena una olla amplia con abundante agua y sal, llévala a ebullición y cuece la pasta unos minutos (2 ó 3), observarás que la pasta sale a flote y ya  estará lista.

Al estirar y cortar la masa has de tener en cuenta que la pasta al cocerla aumenta de tamaño de modo que es aconsejable dejarla un poco mas fina y estrecha de lo que crees que es suficiente.

Con esta receta de pasta fresca puedes hacer la pasta que se te ocurra, tallarines, Tagliatelle, espaguetis, lasaña, canelones, raviolis, etc.

Existen unos accesorios para colgar y secar la pasta pero pienso que son un tiesto, yo cuelgo la pasta en una puerta del mueble de cocina sobre un trapo o en respaldo de una silla.

¡Espero que os guste amig@s!

Ralu

PD: Todo el contenido y fotografías están bajo una licencia.