Risotto de calabacín y setas

Print Friendly

Risotto de calabacín y setas. El risotto es un plato típico italiano, me atrevería a decir que de los más consumidos. Se trata de un arroz cremoso al que se le va añadiendo poco a poco el caldo para que el arroz suelte el almidón y le dé esa textura melosa, aunque estoy seguro que ya todos conocéis este arroz tan sabroso.

En esta ocasión lo he hecho con calabacín y champiñones, tradicionalmente se suele hacer con setas cultivadas o silvestres, más concretamente, con boletus, al plato lo llaman: “risotto fungui porcini”, que si encontrase alguno por aquí lo haría, pero no es este el caso, tenía unos champiñones frescos y con eso me he apañado.

Es una receta fácil y rápida de hacer, con multitud de variantes y adaptable a todo paladar. Las cantidades son para dos comensales.

¡Ponte el delantal!

Ingredientes para la receta de risotto de setas y calabacín

  • 200 gr. de arroz (Arborio o bomba preferiblemente)
  • 100 gr. de calabacín
  • 100 gr. de champiñones
  • Una (1) cebolla pequeña
  • Un (1) diente de ajo
  • 125 ml. de vino Tintilla de Rota (u otro vino dulce)
  • 600 ml. de caldo de verduras
  • Una (1) ramita de tomillo
  • 100 gr. de queso semicurado rallado
  • 50 gr. de mantequilla
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Mezcla de pimientas
  • Sal

Elaboración de la receta de Risotto de calabacín y champiñones

  1. Pela y corta la cebolla en trocitos muy pequeños, haz lo mismo con el diente de ajo. Calienta el caldo de verduras y resérvalo.
  2. Pon una sartén a fuego medio con tres (3) cucharadas de aceite de oliva virgen extra y la mitad de la mantequilla (25 gr), cuando tome temperatura añade el ajo. Antes de que empiece a dorarse incorpora la cebolla y baja un poco el fuego para que no se queme. Echa una pizca de sal.
  3. Mientras tanto lava y corta el calabacín en dados pequeños. Trocea los champiñones. Incorpóralos a la sartén junto a la ramita de tomillo cuando la cebolla esté tierna.
  4. Saltea un poco la verdura antes de echarle el vino dulce y déjalo reducir y evaporar el alcohol.
  5. Es el momento de que eches el arroz, pon el temporizador en 18′ minutos. Remueve bien y añade un par de cazos de caldo. Ve incorporando caldo poco a poco según lo vaya necesitando el arroz, para que no se quede seco y se pegue o apelmace. No dejes de remover el arroz. Corrige el punto de sal.
  6. Una vez pasados los 18 minutos añade el queso rallado y la mantequilla. Mezcla muy bien todo y deja reposar el arroz unos cuatro o cinco minutos antes de servir.

¡Buen provecho!

Curiosidades de la receta de Risotto de calabacín y setas

Si no encuentras el arroz Arborio, usa uno tipo  bomba que absorbe mucha agua como el arborio y soporta bien el calor para que no se abra o se pase, pero merece la pena buscar estos arroces y conocer los tipos de arroz que hay, pues son muchos y cada uno tiene sus características para según qué receta.

Ni que decir tiene que, si encuentras unos boletus u otro tipo de seta, utilízalos en esta receta. No es muy difícil encontrar setas, si no las hay frescas, las hay deshidratadas, en conserva o congeladas, no tienes excusa.

El vino “Tintilla de Rota” es un vino dulce que se produce a partir de la uva del mismo nombre, una uva tinta muy delicada y de baya pequeña que por las características del clima y de la tierra solo se cultiva en la localidad en la localidad Gaditana de Rota. Es un vino muy peculiar, por no decir único, ideal para postre o aperitivo. Pincha el enlace si quieres saber más sobre este interesante vino: Ver más. Si no lo encuentras puedes comparlo on line o usar cualquier dulce tipo Moscatel o Pedro Ximenez.

Cualquier queso semicurado te viene bien para esta receta, yo he usado uno de cabra payoya de la Quesería El Gazul, que le da una potencia al risotto que levanta todos los sabores y aromas.

Si te ha gustado el plato de gres donde he presentado el risotto, puedes encontrarlo en “Gressierra“, en Chiclana de la Frontera.

Espero que os guste amig@s.

Ralu

PD: Todo el contenido y fotografías están bajo una licencia.