Cuscús

Print Friendly, PDF & Email

De nuevo os traigo una elaboración muy básica para acompañar vuestros platos o como base de otros muchos. Lo había hecho alguna vez desde que lo comí en marruecos, sin que me saliese del todo a mi gusto, me salía apelmazado y no tenía esa textura que debe tener, hasta que mi vecino Javi Recetas publicó una receta infalible y facilísima la cual he adaptado a mi forma de hacerla, desde ese momento no hay cuscús que se me resista.

El cuscús ó cous-cous es un plato tradicional en Marruecos y Argelia, está hecho con sémola de trigo y es perfecto como acompañamiento de carnes como pollo y cordero, así como verduras y platos tradicionales árabes. Se ha extendido de tal manera que se ha convertido en el plato magrebí más conocido, adaptándose a la zona donde se cocina.

Es tan fácil y rápida que, para el que se esté iniciando en ese mundo de la cocina es perfecta, también recomendada para vegetarianos, según con que se acompañe, claro. Para prepararlo se utiliza una cacerola que se llama “cuscusera”, donde tradicionalmente se cuece al vapor, pero no es este el caso puesto que no tengo esa cacerola.

¡Ponte el delantal!

Ingredientes para cuatro (4) personas

  • 250 gr. de cuscús
  • 250 ml. de agua
  • 50 gr. de mantequilla sin sal
  • Aceite de oliva suave
  • Sal

Elaboración

1.- Coge una fuente o bol y reparte por el fondo el cuscús.

2.-Pon el agua a calentar en un cazo con media cucharadita de sal, un poquito de aceite de oliva y espera a que hierva.

3.- Cuando el agua esté hirviendo, viértela sobre el cuscús de modo que se reparta bien. Déjalo que vaya absorbiendo el líquido unos cinco (5’) minutos.

4.- Pasados los cinco minutos añádele la mantequilla y remueve muy bien con un tenedor para despegar los granos y se queden sueltos.

¡Ya tienes tu cuscús listo para utilizarlo en la receta que quieras!

¿Hás visto lo difícil que es hacer esta receta?

Curiosidades

Las cantidades suelen ser, por cada parte de cuscús la misma de agua o líquido (en caso que se le eche caldo), pero es conveniente mirar en la caja del fabricante los consejos de preparación y seguirlos. Los envases que normalmente hay en nuestros supermercados son de cuscús precocido, por eso es el que se hidrate en tan poco tiempo.

Si en vez de agua, le echas caldo (de pollo, verduras, etc.) le aporta un sabor extra y queda exquisito. Pruébalo, verás cómo cambia la historia.

Puedes comerlo recién hecho, calentito, o hacerlo con antelación y comerlo frío. Se conserva muy bien para poderlo llevar en una fiambrera al trabajo.

Para servirlo puedes meterlo en un molde circular, de estos que vienen con el hueco en medio, de forma que pongas en el medio la guarnición o plato y te quedará muy bien presentado.

Hoy en día, encontramos también un cuscús hecho de arroz, de maiz o de espelta, apto para celíacos, de modo que puedan disfrutar también de este plato las personas intolerantes al gluten. Lo puedes encontrar en tiendas de dietética, ecológicas o específicas.

¡Espero que os guste y le deis buen uso amig@s!

Ralu

Nota: El autor no tiene ninguna relación comercial o de otra índole con “Alimentos sin gluten”, este enlace es puramente informativo.

PD: Todo el contenido y fotografías están bajo una licencia.

4 pensamientos en “Cuscús

  1. El cuscus con verduras es un plato de éxito asegurado en casa… aunque siempre hay peleas para ver quien se lo acaba!!!

    • ander, a mi me gusta con casi todo, aunque no tengo esa suerte de que le guste a todo el mundo. Si te gusta esta, seguro que disfrutaras con la siguiente…
      Un saludo.

  2. hola Ralu no he probado nunca el cuscus pero voy a cocinarlo espero que en casa les guste .

    • Hola cuinetes, el cuscus es muy versatil, sabe a lo que tu le pongas y acompaña a muchísmos platos, espero que os guste. Me lo cuentas…
      Un saludo.

Los comentarios están cerrados.