Carne al toro

Print Friendly, PDF & Email

Carne al toro. Ternera guisada en salsa. Esta receta es de un guiso de ternera, receta típica gaditana, no hay venta que se precie sin un buen plato de este tradicional estofado de carne que tanto se ha extendido por la provincia de Cádiz.

La denominación de esta receta tiene su origen en la carne de los toros de lidia provenientes de las corridas, que al ser una carne muy dura necesitaba una cocción prolongada, hoy día se suele hacer con ternera y su nombre se utiliza como una forma de cocinar la carne, con verduras, especias y vino.

En cada casa se hace de forma diferente, con más o menos especias, con vino fino o con tinto, así es como yo siempre la he hecho. Atiende bien y no te pierdas las curiosidades donde te doy los todos los detalles de la receta y sus trucos.

 ¡Ponte el delantal!

Ingredientes para la receta de carne “al toro”

  • Un (1) kg. de carne de ternera
  • Una (1) cebolla
  • Un (1) pimiento rojo
  • Un (1) pimiento verde
  • Dos (2) dientes de ajo
  • Dos (2) zanahorias
  • Tres (3) tomates (o un bote de tomate triturado)
  • 250 ml. de vino tinto
  • 100 ml. de aceite de oliva virgen extra Gil-Luna
  • Sal

Especies reunidas para carne al toro o especias de caracoles*

  • Una hoja de laurel 
  • Una (1) cucharada pequeña de pimentón dulce
  • La punta de la cuchara de pimentón picante
  • Una (1) guindilla
  • La punta de la cuchara de comino
  • Media (1/2) cucharada pequeña de orégano seco
  • Unos granos de pimienta negra
  • Un (1) clavo de olor

Elaboración de la receta de carne al toro

  1. Lava muy bien la verdura, pela la cebolla, la zanahoria y los ajos. Ralla los tomates y resérvalos en un bol.
  2. Pica los ajos, la cebolla, los pimientos rojo y verde, y las zanahorias, a mi me gusta en trocitos muy pequeños para que la salsa quede bien espesa y a la vez suave sin tener que triturar.
  3. Trocea la carne de ternera si el carnicero no lo ha hecho por ti  límpiala bien de nervios, grasas y telillas.
  4. Pon una olla a fuego medio cubriendo el fondo con aceite de oliva virgen extra, cuando el aceite esté caliente añade la carne y dórala por todos los lados. Sería conveniente que la fueses haciendo en pequeñas tandas para que se dore y no se cueza. Si ves que empieza a soltar agua o tienes el fuego muy bajo o demasiada cantidad de carne. Retira la carne de la olla una vez dorada y resérvala.
  5. En la misma olla echa otro poco de aceite de oliva, añade el ajo picado y sofríelo un minuto, antes de que empiece a dorar incorpora la cebolla, póchala bien bajando un poco el fuego. Cuando empiece a ablandar añade el pimiento y la zanahoria. Deja cocinar hasta que esté bien pochada la verdura.
  6. Añade de nuevo la carne de ternera junto con un poco de sal y todas las especias: la hoja de laurel, el pimentón dulce y picante, la guindilla, el comino, el orégano, la pimienta negra y el clavo de olor. Remueve bien para que se mezcle todo.
  7. Incorpora el vino tinto y deja reducir a fuego bajo. Cuando reduzca añade el tomate rallado, cocina unos minutos y cubre la carne con agua.
  8. Deja cocinar al menos una hora u hora y media a fuego bajo con la tapa puesta, removiendo de vez en cuando para que no se te pegue. Si ves que se queda sin líquidos puedes añadir un poco más de agua. Puede que tengas que corregir de sal.

¡ Fríe unas patatas y a comer!

Curiosidades de la receta de carne al toro

La carne de novillo o de jarrete de ternera es ideal para hacer esta receta pero cualquier otra parte te puede servir para hacer este guiso. Yo compro la carne en la Carnicería de mi amigo Paco Melero, en Vejer de la frontera, que me aconseja y me busca la mejor pieza para cada receta. Si quieres puedes hacer esta receta con carrillada, cerdo o costilla, también saldrá muy buena.
 
*Las especias reunidas para carne al toro o especias de caracoles suelen venderlas ya hechas en muchos mercados o tiendas de especias. Si quieres puedes añadir una cucharada colmada de esta mezcla de especias y evitarte el tener todas las especias que nombro en casa. A mí me gusta echar las especias enteras pero puedes molerlas en el mortero o almirez para no encontrártelas en el guiso.

Suelo usar verdura fresca pero reconozco que no todo el mundo tiene tiempo para cocinar por ello si quieres puedes usar en vez de tomates, un bote de tomate triturado o si vas mas allá un bote de tomate frito, siempre que sea de muy buena calidad, no un brick barato.

Si quieres puedes usar una olla exprés u olla rápida, cerrarla cuando añadas el agua unos cuarenta (40′) minutos y tendrás lista tu carne al toro y no te llevará tanto tiempo la elaboración de la receta.

El vino debería de ser un buen tinto con el que te tomases una copa después saboreando el plato. Yo he usado uno de aquí de Chiclana, Un Tinto de Roble de Miguel Aragón, de la Bodega Sanatorio.

Esta receta es 100% sin gluten y por lo tanto apta para Celíacos, de todos modos nunca está de más el comprobar los envases de los productos que utilices y cerciorarte que están libres de gluten, aunque la mayoría de fabricantes ya se van concienciando y se preocupan de informarnos.

¡Espero que os guste amig@s!

Ralu

PD: Todo el contenido y fotografías están bajo una licencia.

Arroz al horno

Print Friendly, PDF & Email

Arroz al horno. Arròs al forn. Ya sabéis de mi afición a los arroces y este no puede faltar, además me viene a colación del la anterior receta de Puchero, y de mi amigo Ximo que buena falta le hace un arroz para recuperarse y volver a dar guerra por este mundo.

El arroz al horno es una receta tradicional valenciana, menos conocido que la paella, aunque me atrevería a decir que mas apreciado por los valencianos. Se elabora en cazuela de barro por ello recibe también el nombre de arroz a la cazuela (arròs a la cassola) o arroz paseado (Arros Passejat) por tener que llevarlo al horno más cercano. Es una receta de aprovechamiento -con esto de la crisis y la cuesta de enero qué mejor que aprovecharlo todo- donde el puchero (cocido) adquiere, o mas bien adquiría un papel importante.

Antiguamente se elaboraba con los restos de un cocido, pero hoy día, lo que se suele aprovechar mas que nada son los garbanzos y el caldo del puchero, el resto de ingredientes pueden o no proceder del mismo. Así es como me enseñaron  y con alguna variación es como yo lo hago.

¡Ponte el delantal y enciende el horno!

Ingredientes para la receta de arroz al horno

  • 200 gr. de arroz bomba
  • 250 gr. garbanzos cocidos
  • 600 ml. de caldo de puchero
  • 200 gr. de costillas de cerdo
  • 100 gr. de panceta fresca
  • Dos (2) morcillas de cebolla
  • Dos (2) tomates maduros
  • Una (1) cabeza de ajos
  • Una (1) cucharada de pimentón molido
  • Unas hebras de azafrán
  • Aceite de oliva virgen extra Gil-Luna
  • Sal

Elaboración de la receta de arroz al horno

  1. Primero de todo enciende el horno a máxima potencia, puedes meter dentro la cazuela de barro para que vaya tomando temperatura y el caldo en un cazo a calentar.
  2. Pon una olla o sartén a fuego medio-fuerte y sofríe con un poco de aceite de oliva la costilla, añade una pizca de sal. Cuando esté dorada la reservas. Haz lo mismo con la panceta y con la morcilla a la que le darás unos pinchazos con un tenedor o cuchillo para que no reviente y de desmorone.
  3. Mientras puedes ir rallando uno de los dos tomates.
  4. En la misma olla sofríe la cabeza de ajos. Yo la pongo entera para que no predomine demasiado el sabor, hay quien la parte por la mitad y sofríe las dos mitades.
  5. Cuando se dore el ajo baja el fuego, añade el pimentón y justo después el tomate rallado, así no se quemará el pimentón que le puede dar un desagradable amargor. Sofríe unos minutos.
  6. Seguidamente incorpora los garbanzos, después el arroz y la mitad de las hebras de azafrán, deja al fuego unos minutos más.
  7. Con cuidado de no quemarte, pasa el sofrito a la cazuela de barro, extiende por el fondo y coloca la carne encima, la cabeza de ajos en el medio de la cazuela y a los lados una mitad de tomate y la morcilla de cebolla.
  8. Añade el caldo bien caliente y menea un poco la cazuela para repartir bien y asentar los ingredientes.
  9. Mete la cazuela en el horno dieciocho (18′) minutos con la temperatura al máximo y sin abrir la puerta.
  10. Pasado ese tiempo deja reposar cinco (5′) minutos tapado con un papel de horno o trapo límpio y lo tienes listo para comer.

“Bon profit”

Curiosidades de la receta de arroz al horno

La receta está pensada para dos (2) personas aunque con estas cantidades bien podrían comer cuatro.

La proporción de caldo con respecto al arroz bomba es de un poco mas de dos partes y media (2’5) de caldo por una (1)  de arroz aproximadamente. Como el arroz lo suelo medir con cazos, le echo por cada cazo de arroz, dos y medio de caldo. Puede que te sobre un poco de caldo.

Como siempre digo si queréis y encontráis costillas y panceta ibérica mejor que mejor, os saldrá un arroz de primera.

La panceta la puedes sustituir por tocino o papada de cerdo o incluso añadirlo sin sustituir, eso si, ten en cuenta que añades grasa en cantidades industriales y se trata de comer bien no de cebarnos, por tanto si le echas de todo controla las cantidades. Si te apetece hacerlo porque quieres “arroz de dieta”, puedes sustituir la costilla y panceta por lomo de cerdo limpio de grasas.

Te habrás percatado de que apenas uso la sal en la elaboración de este arroz al horno y es porque el caldo del puchero puede que esté sabroso de por sí, pruébalo de todos modos y añade sal si lo crees conveniente.

Los garbanzos pueden ser de un puchero que hayas hecho y puedas tener congelado, o que los hayas cocido aparte. También puedes usar un bote de garbanzos cocidos de buena calidad.

El arroz al horno tiene una ventaja con respecto a otros, que se mantiene muy bien una vez hecho, e incluso se mejora después de un largo reposo por ello es ideal para reuniones en las que no se sabe exactamente a qué hora se comerá. Si te sobra puedes volver a saltearlo un poco en una sartén para calentarlo, al ser un arroz seco no quedará apelmazado.

¡Espero que os guste amig@s!

Ralu

PD: Todo el contenido y fotografías están bajo una licencia.

Puchero Gaditano. Caldo de puchero.

Print Friendly, PDF & Email

Puchero Gaditano o Puchero Andalúz. Caldo de Puchero. Para comenzar bien el año que menos que hacerlo comiendo bien y con una comida tan típica en Cádiz, “El Puchero”, que en otros lugares se les llama Cocido, como el tradicional Cocido Madrileño, haciendo referencia en todos al recipiente donde se cuece.

Esta receta es la base de otras muchas, si sabes hacer un buen puchero tendrás  un buen trecho ganado en la cocina, así es como yo la suelo hacer, casi siempre la hago igual pero a veces cambio o modifico algún ingrediente según el mercado o capricho, pero en líneas generales mantengo la base que es la que os voy a enseñar.

Hace ya mucho tiempo que tenía ganas de publicar esta receta junto con otras muchas recetas de aprovechamiento como la ropavieja, las croquetas de puchero, el cuscús de pringá, el sándwich de pollo (chanwi en Cádiz) que iré publicando y podréis aprovechar al máximo este cocido ya que la economía no está para chistes.

Aquí en Cádiz se suele comer el caldo con las verduras y garbanzos y después las carnes a las que se les llama “Pringá del cocido” y se comen pringando pan en ellas.

El puchero tiene poco misterio así que ¡Ponte el delantal!

Ingredientes para la receta de puchero gaditano

  • Un (1) buen trozo de Jarrete de ternera (morcillo) 
  • Medio (1/2) pollo o gallina
  • 400 gr. de garbanzos
  • Un (1) trozo de tocino
  • Un (1) trozo de papada de cerdo
  • Un (1) trozo de tocino “añejo”
  • Un (1) hueso de espinazo
  • Un (1) trozo de costilla salada
  • Un (1) hueso blanco salado (hueso de pata de ternera)
  • Un (1) hueso de jamón serrano
  • Un (1) puerro
  • Dos (2) zanahorias
  • Dos (2) pencas de apio
  • Dos (2) patatas
  • Un (1) nabo (yo no suelo echárselo)
Para el caldo de puchero
  • arroz o fideos
  • unas hojas de hierbabuena
  • huevo cocido (opcional)
  • taquitos de jamón serrano

Elaboración de la receta de Puchero

  1. Lo primero es poner a remojo los garbanzos el día anterior. Ponlos en un bol cubiertos con agua fría, del grifo vamos. Hay quien le echa un puñado de sal, yo no suelo hacerlo.
  2. Lava muy bien todos los ingredientes en especial los salados y así quitarles el exceso de sal pues traen bastante.
  3. Lava y pela la zanahoria, el puerro, el apio y el nabo. Trocea la zanahoria y el puerro en dos, el nabo en cuartos y el apio en trozos mas o menos grandes.
  4. Pon una olla o puchero casi lleno a fuego vivo (mas o menos 3 litros). Añade el jarrete de  ternera, el pollo, el tocino, la papada, el añejo, el espinazo, el hueso jamón, la costilla salada y el hueso blanco.
  5. Cuando empiece a hervir echa los garbanzos y las verduras.
  6. Mientras hierve puede que salga espuma, que deberás retirar con un cazo o espumadera.
  7. Cuando no salga espuma, deja cocer semi tapado a fuego medio unas dos (2h.) o dos horas y media (2h30′). Vigila de vez en cuando y retira las verduras una vez veas que están tiernas. Sigue cociendo hasta que los garbanzos estén tiernos.
  8. Una vez esté listo el puchero retira las carnes en una bandeja. Puedes desechar el hueso de espinazo, el añejo y el hueso blanco. Cuando se enfríe procede a desmenuzar el pollo, el jamón y si quieres la costilla salada. Cuidado con los huesos pequeños o punzantes.
  9. Cuela el caldo y resérvalo. Haz lo mismo con los garbanzos. Ya está listo el PucheroRectifica de sal el caldo si  ves que es necesario, pues no se añade sal al llevar los huesos salados.
  10. Para hacer el caldo de puchero: Pon caldo en un cazo (depende de los comensales) añade garbanzos si quieres y cuando empiece a hervir echa unos puñados de fideos o arroz. Cuando estén tiernos puedes poner un poco de carne del cocido y algo de verdura o unos trozos de jamón y huevo cocido.
  11. La “pringá” preséntala en una bandeja para que cada cual se sirva a su gusto.

¡Prepara pan para la pringá y unas hojas de hierbabuena!

Curiosidades de la receta de Puchero gaditano

Los ingredientes de calidad definen a esta receta por tanto no te la juegues con cualquier carne, dile a tu carnicero que te ponga jarrete de ternera, un buen trozo, así tendrás para hacer croquetas de puchero u otra receta de aprovechamiento.

El tocino, la papada y el jamón si son ibéricos mejor que mejor, esto no hay ni que decirlo, te saldrá una pringá de categoría.

El Puchero en olla exprés es lo que tienes que hacer si no tienes mucho tiempo, sólo debes seguir los pasos hasta el punto 6 y cerrar la olla unos cuarenta (40′) minutos desde el momento en que empieza a salir el vapor. Ten la precaución de no llenar la olla mas allá de los tornillos de las asas.

El caldo lo puedes congelar en pequeños botes y sacarlos cuando quieras consumirlos, para una sopa o para utilizarlo como ingrediente de otra receta.

Puedes también hacer con el caldo del puchero un consomé al Jerez añadiendo un poco de fino, añadirle unos picatostes (pan frito) o cuajarle un huevo en el caldo.

Los garbanzos puedes remojarlos y congelarlos, de esta forma no se te olvidará nunca ponerlos en remojo y los tendrás listos para usar, no tendrás ni que descongelarlos.

Con las carnes del puchero ya he comentado que se pueden aprovechar para hacer ropavieja, que se hace añadiendo patatas fritas y un sofrito, Croquetas de puchero, cuscús de pringá, sándwich de pollo, tostadas de pringá, canelones de pringá y otras muchas recetas de aprovechamiento, estad atentos que iré publicándolas.

El hueso de jamón puede dar un color y sabor excesivo a veces, puedes hacer dos cosas, una meterlo en agua la vispera anterior como los garbanzos o quitarle la piel antes de cocinarlo, así suavizará un poco ese fuerte sabor que a veces ocasiona.

Esta receta es 100% sin gluten y por lo tanto apta para Celíacos, de todos modos nunca está de más el comprobar los envases de los productos que vayas a usar y cerciorarte que están libres de gluten, aunque la mayoría de fabricantes ya se van concienciando y se preocupan de informarnos.

Espero que os guste amig@s y Feliz año nuevo!

Si tienes interés en la historia y procedencia del puchero puedes mirar estos artículos: “Del puchero con tos sus avíos” de Julio de la Torre y “Berzas, cocidos y pucheros de Cádiz” de Manuel Ruiz Torres.

Ralu

PD: Todo el contenido y fotografías están bajo una licencia.

Foie caramelizado al Pedro Ximénez

Print Friendly, PDF & Email

Foie Gras caramelizado. Esta es un buen entrante para cualquier comida o cena en la que quieras sorprender a familiares o amigos pero no dispones de mucho tiempo para cocinar, como últimamente me ocurre a mí, pero no quería dejaros sin publicar alguna receta para estas Navidades.

La idea salió de mi última visita al restaurante “Los Sentidos” de Linares (Jaén) donde su cocinero Juan Pablo Gámez lo prepara acompañado de una confitura de violetas el cual crea un equilibrio perfecto con el foie, no obstante yo me he decantado por el tradicional Pedro Ximénez que parece que está hecho para él.

Como ya he dicho es una receta fácil, rápida y vistosa. El precio del foie suele ser elevado pero merece la pena para una ocasión especial darse el capricho. A día de hoy en casi todos los supermercados puedes encontrar un foie gras decente a un precio aceptable, también tienes la opción de comprar bloque de foie con trozos que sale mas económico.

¡Ponte el delantal!

Ingredientes para el Foie gras caramelizado al Pedro Ximénez

  • Un (1) foie micuit de unos 100 gr. (una rodaja de unos 2 cm)
  • Una (1)  cucharada de postre de azúcar blanco
  • 100 ml Vino dulce Pedro Ximénez
  • Una (1) manzana verde (Granny Smith)
  • Brotes frescos o flores comestibles para decorar

Elaboración de la receta de Foie caramelizado al PX

  1. Pon a fuego medio un cazo con el vino dulce Pedro Ximénez.
  2. Deja reducir unos veinte (20′) minutos, deberá de reducir algo mas de la mitad y tener una textura más densa, aunque cuando enfríe lo será todavía más.
  3. Deja enfriar y reserva la reducción en un biberón de cocina o bote de cristal. Cuidado con quemarte!
  4. Calienta la hoja de un cuchillo bien afilado, para ello puedes poner un cazo con algua al fuego y sobre este el cuchillo que se calentará por acción del vapor o ponerlo bajo el grifo de agua caliente y secarlo.
  5. Corta la rodaja de foie con cuidado que no se desborone.
  6. En el plato donde lo vayas a servir pinta con el biberón el fondo del plato o con una cuchara de postre y coloca el foie.
  7. Sobre el foie espolvorea la cucharada de azúcar y con el quemador o soplete caramelízalo.
  8. Corta la manzana verde en tiras finas y ponlas sobre el foie caramelizado.
  9. Decora con algunos brotes o flores comestibles.

¡No te olvides las tostas!

Curiosidades de la receta de Foie caramelizado al PX

Para esta receta, si quieres caramelizarlo, necesitarás un quemador o soplete de cocina. Si no lo tienes siempre puedes saltarte este paso pero te perderás la sensación crujiente del plato. Un quemador no es muy caro y te vendrá bien para muchas recetas y elaboraciones en la cocina.

El Foie gras micuit es un hígado de pato semi cocido o semi conservado, puedes utilizar también un bloque de foie gras con trozos o un parfait de foie que también estará muy bueno.

Si no tienes tiempo y vas con prisas puedes echar azúcar moreno al vino y caramelizará antes o  comprar una reducción de PX que la encontrarás en grandes supermercados o tiendas gourmet.

Prueba acompañar el foie con una mermelada de tomate o cualquier otra confitura que te guste, le va muy bien la de cebolla.

Espero que os guste amig@s, Felices Fiestas!

Ralu

PD: Todo el contenido y fotografías están bajo una licencia.

Receta de callos paso a paso

Print Friendly, PDF & Email

Receta casera de callos paso a paso.  Esta receta debería de llamarse Callos Rafaela, en honor a mi tía Rafi que fue la que me enseño a hacer este guiso tradicional, tal y como ella lo hace, como se suelen hacer en Écija, con sus medidas, aunque yo lo he adaptado un poco, sólo en las cantidades para que no haya error posible, por lo demás está tal y como ella me lo explicó.

Esta es una receta fácil de callos, muy parecidos a la Receta de Callos a la Madrileña sólo que no suele llevar chorizo y morcilla, aunque reconozco que normalmente se los echo y se convierten en un espectáculo de guiso superlativo.

Los callos son toda una receta casera de casquería, que o te gustan mucho o los detestas como ya dije de las carrilladas, por su textura gelatinosa que se acentúa con las manitas de cerdo, pero quien los prueba y le gustan, vuelven, siempre vuelven…

¿Qué mejor que este tiempo frío y lluvioso para hacer este guiso de callos?

¡Ponte el delantal!

Ingredientes para la receta de callos ¿Qué llevan los callos?

  • Un (1) kg. de Callos de ternera
  • Una (1) manita de cerdo (cortada en cuatro trozos)
  • Una (1) cebolla
  • Medio (1/2) pimiento rojo
  • Una (1) cabeza de ajos
  • Un (1) tomate
  • Pimienta negra en grano (Media cucharadita)
  • Dos (2) guindillas
  • Chile o cayena molida (la punta de una cucharada pequeña)
  • Una (1) cucharada pequeña y rasa de pimentón dulce
  • 100 ml. de vino blanco o fino
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Vinagre para lavar los callos
  • Chorizo y Morcilla (opcional)

Elaboración de la receta de callos ¿Cómo se hacen los callos?

  1. Lava muy bien los callos y las manitas con agua limpia. Déjalos con agua y un chorrito de vinagre durante al menos media hora y repite la operación de lavarlos con agua limpia bajo el grifo, aún habiéndolos comprado ya limpios.
  2. Corta la cebolla y el tomate por la mitad, el medio pimiento rojo en trozos y pela la cabeza de ajos, pero sólo las capas exteriores para limpiarla bien, debes dejar la cabeza de ajos entera.
  3. En una cazuela echa los callos y las manitas junto con la cebolla, el tomate, el pimiento, la cabeza de ajos, las especias (pimienta negra, guindillas, chile molido y pimentón dulce), un poco de sal, tres cucharadas de aceite de oliva virgen extra y 100 ml. de vino blanco
  4. Pon a fuego medio la cazuela y espera a que se consuman los líquidos. Los callos soltarán liquido por tanto se irán haciendo sin que se peguen, sin embargo no debes de dejar de vigilarlos y moverlos de vez en cuando.
  5. Una vez se hayan consumido los líquidos cubre los callos con agua y tapa la cazuela. Deberás dejarlos una media (1/2) hora.
  6. Muele o tritura la cebolla y el tomate para añadirlos al guiso. Deshecha la cabeza de ajos. Deja al fuego quince (15′) minutos mas y aparta.

Prepara una buena hogaza de pan.

Curiosidades de la receta de callos

Asegúrate de limpiar muy bien los callos, yo lo suelo hacer con vinagre pero hay quien lo hace con limón. No compres callos en sitios que no sean de tu confianza o callos que tengan mal color y olor fuerte y desagradable.

Si te gustan mas los callos de cerdo que los de ternera puedes usarlos tranquilamente, pero no uses callos de los que vienen envasados ya guisados.

A mi me gusta que tenga el punto de picante que se note, si te gusta más suave quita una guindilla y el chile o cayena molida, suavizará un poco el guiso.

Si quieres puedes ponerle como ya te he comentado chorizo y morcilla, hasta panceta o tocino si te gusta será algo parecido a unos callos a la madrileña. No uses chorizo picante pues con las especias ya lleva bastante pique.

Estos callos, mi tia y allí en Écija los suelen acompañar con patatas fritas aunque yo no suelo hacerlo, aquí en Cádiz se le suelen echar garbanzos, pero no como Menudo gaditano que esa es otra receta, sino como Callos a la Andaluza.

El maridaje de este plato sería con un buen vino tinto, uno intenso y perfumado, con gran potencia en boca… ¿Qué os parece un Samaruco? De las Bodegas Luis Pérez.

¡Espero que os guste amig@s! ¡Gracias tita por esta magnifica receta!

Ralu

PD: Todo el contenido y fotografías están bajo una licencia.

Carrillada al Oporto

Print Friendly, PDF & Email

Carrillada al  Oporto. La carrillada es una carne muy agradecida si se hace bien,  tierna y gelatinosa en casa nos encanta y la hago de varias formas. En otra ocasión os he enseñado como hago la carrillada ibérica en salsa de vino tinto, hoy voy a cambiar de vino, utilizaré un Oporto y así internacionalizar un poco  mas esta carne jugosa, aunque es una receta típica extreñeña, que por cercanía con el país vecino suelen utilizan el buen vino de Oporto y de alguna forma lo han dado un poco más a conocer por los guisos.

La idea de preparar la carrillada de esta forma viene de  haber escuchado mucho lo bien que salían los guisos con el vino de oporto y casualmente lo encontré hace poco en un supermercado, por supuesto se vino conmigo. Buceando entre mis libros y por la web encontré una rica receta de Alfonso del Blog “Recetas de Rechupete“, estupendo bloguero con magníficas recetas tanto de su tierra, Galicia, como otras de diverso índole y que siempre salen bien. Esta es una versión de su receta Carrilladas ibéricas al Oporto con miel y os puedo asegurar que sale estupenda, mis cuñados que fueron los que se la comieron pueden dar fe de ello que no dejaron ni la salsa…

¡Ponte el delantal!

 Ingredientes para la receta de carrillada al oporto

  • Un (1) Kg de carrillada de cerdo
  • Una (1) cebolla grande
  • Un (1) pimiento
  • Dos (2) zanahorias
  • Una (1) manzana dulce (golden, reineta)
  • Seis u ocho (6-8) patatas pequeñas de guarnición.
  • Un (1) diente de ajo
  • Dos (2) ramitas de tomillo fresco
  • Dos (2) cucharadas de miel (yo utilizé luna de miel de romero)
  • 250 ml. de vino oporto dulce
  • 250 ml. de caldo de carne
  • Una (1) cucharada de concentrado de carne Bovril
  • Una (1) hoja de laurel
  • Harina de trigo
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Pimienta negra
  • Sal

Elaboración de la receta de carrillada al oporto

  1. Limpia muy bien los trozos de carrillada de nervios y grasas.
  2. Maja en un mortero el diente de ajo pelado, unos granos de pimienta, algo de sal, las dos cucharadas de miel, el tomillo y un par de cucharadas de agua.
  3. Mezcla este majado con las piezas de carrillada para  adobarlas y resérvalas al menos una hora en el frigorífico.
  4. Trocea la cebolla y el pimiento muy pequeñito (brunoise) y la zanahoria en daditos un poco mas grandes. Reserva.
  5. Reboza las carrilleras en harina, sólo superficialmente. Puedes ayudarte de una bolsa como te comenté en la anterior receta de carrillada al vino tinto, así no mancharás mas que lo justo.
  6. Pon una olla o cazuela a fuego medio-alto con el fondo cubierto de aceite de oliva. Una vez esté caliente dora las carrilladas por tandas, y resérvalas. Cuanto mas doradas esté la carne, más oscura te saldrá la salsa, y el sabor será mas intenso al reducirla.
  7. En la misma olla donde has dorado la carne añade un poco mas de aceite de oliva y sofríe la verdura a fuego medio-bajo hasta que esté bien tierna, unos quince (15′) minutos.
  8. Pasado este tiempo añade la carne que tienes reservada, si ha soltado jugos, añádelos también junto con el vino de Oporto y la hoja de laurel, deja reducir a la mitad removiendo de vez en cuando para que no se pegue.
  9. Lava muy bien las patatas, pélalas y las torneas un poco para que sean todas mas o menos uniformes.
  10. Pela la manzana y trocéala en cubitos de mas o menos un centímetro.
  11. Cuando el vino haya reducido a la mitad incorpora el caldo de carne y una cucharada de concentrado de carne Bovril. En este momento puedes cerrar la olla exprés unos veinte (25′) minutos o dejar la cazuela semi tapada una hora y media (1’5h) aproximadamente hasta que la carne esté bien tierna.
  12. Si usas olla exprés una vez abras la olla incorpora las patatas y la manzana, sólo tendrás que esperar a que estén tiernas. Si optas por dejar hacer a fuego lento cuando queden unos veinte minutos para terminar la cocción incorpora las patatas y la manzana.

¡Sirve bien caliente acompañado de un buen pan para hacer barquitos y aprovecha la ocasión para abrir un buen Reserva!

Curiosidades de la receta de carrillera al Oporto

La carrillada si es ibérica mejor que mejor, asegúrate que es bien fresca, gelatinosa y de buena calidad.

La manzana debe de ser dulce, del tipo reineta o golden no uses una manzana verde que le de un sabor ácido al guiso o harinosa que se pueda desboronar.

Hay muchos tipos de vino de Oporto yo usé un vino dulce, pero si no lo encuentras o prefieres usar otro te recomiendo un Moscatel que tenga cuerpo o un Pedro Ximénez (PX) también te saldrá un guiso estupendo.

A veces a los guisos de sabores concentrados como este les pongo un poco de concentrado de carne Bovril que intensifica los sabores y le da muy buena terminación a la salsa. Prescinde de él si quieres o si no tienes.

El caldo de carne es mejor tenerlo echo casero sino es así siempre puedes ponerle una pastilla de caldo de carne, un poco mas de Bovril con el agua o un buen caldo de de calidad como los de Aneto, que en alguna ocasión ya he comentado.

Si no tienes tomillo fresco añade un par de cucharadas pequeñas de tomillo seco.

El guiso está mejor de un día para otro de modo que sino tienes prisa déjalo reposar y date el festín al día siguiente, ya no tendrás que hacer de comer y podrás dedicarle mas tiempo a los tuyos.

Si te sobra carrillada o tienes una comida especial con la familia, amigos o en alguna fiesta como la Navidad puedes sorprenderlos presentando la carne en forma de Saquitos de Carrillada (pincha sobre el nombre para ver la receta).

¡Espero que os guste amig@s!

Ralu

PD: Todo el contenido y fotografías están bajo una licencia.

Ragú de salchichas

Print Friendly, PDF & Email

Ragú de salchichas frescas al horno. A veces no comemos algunas cosas por creer que son demasiado calóricas o por su mala fama sin embargo hay productos estupendos y bajos en calorías que desmienten todo lo anterior, hablo de los productos cárnicos y los embutidos Sabrosanos de Serrano. Para solucionar esta “mala imagen” que tienen algunos productos, Cárnicas Serrano elabora productos sanos y con menos del 2% de grasas sin renunciar al buen sabor.

Aprovechando que me han enviado una serie de productos para que los pruebe, he descubierto que hay productos mas allá de la típica e insulsa pechuga  de pollo. Para llevar una vida saludable sólo hay que elegir bien lo que comes y hacer algo de deporte, Serrano sabe bien cómo hacerlo y por ello nos propone: “Pásate a Serrano”. Además de esto influye la forma de cocinar los alimentos y este guiso de salchichas al horno es una forma sana de prepararlo ya que se cuece en sus propios jugos, no incorporo mas sal de la que llevan los alimentos y apenas le hace falta grasa para su cocción, prueba a sacarle partido a tu horno y no a la freidora, saldrás ganando!!

Esta receta que os propongo es una adaptación de la receta “Ragout de salchichas y tomates” del programa “En casa de Jamie” donde cocinero Inglés Jamie Oliver nos transmite el entusiasmo que le pone a la cocina y su forma de cocinar, que a pesar de parecer un tanto anárquico y algo “cochino”, como dice mi amiga Carmen, es un estupendo cocinero.

¡Ponte el delantal!

Ingredientes para la receta de ragú de salchichas frescas al horno

  • Cinco (5) Salchichas frescas o longaniza fresca Serrano baja en grasa
  • Quince o veinte (15/20) tomates cherry
  • Media (1/2) berenjena
  • 150 gr. de bacon o panceta
  • Dos (2) hojas de laurel
  • Una (1) rama de romero fresco
  • Dos (2) dientes de ajo
  • Un poco de orégano
  • Mezcla de pimientas
  • Aceite de oliva virgen extra

Elaboración de la receta de ragú de salchichas frescas al horno

  1. Enciende el horno a 180º arriba y abajo. Cuando caliente mete una cazuela de barro dentro para que tome temperatura.
  2. Lava muy bien la verdura. Corta la berenjena y el bacon en dados.  Pincha los tomates cherry para que suelten su jugo y no revienten.
  3. Cuando esté bien caliente la cazuela echa unas dos cucharadas de aceite de oliva, déjalo calentar y añade el bacon.
  4. Una vez el bacon esté dorado añade los tomates, la berenjena, las hojas de laurel, la rama de romero fresco, un poco de orégano y pimienta. Cuece unos cinco (5′) minutos.
  5. Pincha las salchichas e incorpóralas a la cazuela untadas en aceite de oliva. Añade también un par de dientes de ajo con su piel, sólo golpéalos sobre la tabla de cortar con el cuchillo. Deja cocinar unos cuarenta y cinco (45′) minutos moviendo de vez en cuando con una cuchara y volteando las salchichas para que se doren por igual.
¡Sírvelo con un buen pan casero o de pueblo!
 
 

Curiosidades de la receta de ragout de salchichas frescas al horno

Las salchichas que he utilizado son de Cárnicas Serrano porque como ya he comentado son bajas en grasa sin perder el buen sabor pero si no tienes puedes usar las de tu carnicero de confianza o unos chorizos criollos que también salen muy buenos. Desaconsejo por completo las salchichas envasadas tipo Frankfurt.

Puedes utilizar tomates normales pero tendrás que escaldarlos en la cazuela algo mas de cinco minutos (punto 4) y retirar la piel cuando estén tiernos antes de pasar al punto 5, con cuidado de no desmenuzarlos ni aplastarlos.

Este guiso admite casi cualquier cosa, puedes echarle champiñones, setas, espárragos trigueros, calabacín deja volar tu imaginación o mira en el frigorífico a ver que tienes, no seas cuadriculado en la cocina como en el sexo casi todo vale 😉

Si te gusta puedes servirlo con un chorrito de vinagre balsámico de Módena, verás que punto mas bueno le da.

Si quieres que el ragú sea todavía mas ligero y sano prescinde del bacon que aunque le da muy buen sabor también le aporta calorías extra. Has de tener en cuenta que al no incluir el bacon, que de por sí es salado, deberás añadir algo de sal o el ragú estará soso.

Un buen puré de patatas casero para acompañar este plato sería una opción estupenda, tan rápido y fácil de preparar, pincha sobre el nombre y aparecerá la receta por si tienes dudas de cómo hacerlo.

¡Espero que os guste amig@s!

Ralu

PD: Todo el contenido y fotografías están bajo una licencia.

 

Conejo con cerezas del Jerte

Print Friendly, PDF & Email

Conejo con cerezas del Jerte. Hace poco mi amiga Lupe me trajo un conejo de campo que su madre, María Santos, le dio para que me regalara, seguramente esta señora hace un conejo guisado de muerte pero yo opté por darle el toque “Ralu” y ver que tenía en el frigo… Vaya! Unas picotas del Jerte! Seguro que casan bien con este lindo conejo.

Precisamente en un corto viaje de trabajo a Extremadura, me regalaron un libro en el que venían representados los alimentos que se producen en esta región de los cuales dí buena cuenta en esta visita, qué mejor que esta receta para rememorar esos momentos.

El conejo tiene una carne blanca, magra y baja en calorías. Es ideal para dietas de control de peso o colesterol siempre que se cocine con poca grasa. Esta carne, si se cocina guisada o estofada es tierna y fácil de masticar sobre todo para niños y adultos con dificultades, aunque has de saber que si proviene de caza suele ser mas dura y por tanto necesitará algo mas de cocción.

La receta la saqué de un libro del cocinero José Andrés, que tanto me gusta y la hace con cerezas pero como lo que yo tenía eran picotas pues eso le puse y el conejo no se quejó, así que al final queda como conejo con picotas del Jerte.

¡Ponte el delantal!

Ingredientes para la receta de conejo con cerezas del Jerte

  • Medio (1/2) conejo de campo (1/2 kg. aproximadamente)
  • Un cuarto (1/4) de cucharada pequeña de sal
  • Mezcla de pimientas o pimienta de colores
  • Dos (2) dientes de ajo
  • Tres (3) cucharadas de aceite de oliva virgen extra Gil-Luna
  • Una (1) Cebolla
  • 18 cerezas o picotas fresca
  • 125 ml. de vino dulce (yo usé moscatel de Chiclana)
  • 250 ml. de caldo de pollo (yo usé caldo de pollo Aneto)
  • Una (1) ramita de canela

Elaboración de la receta de conejo con picotas del Jerte

  1. Corta por la mitad las cerezas y las deshuesas. Resérvalas.
  2. Limpia y lava muy bien el conejo, quítale los plomos que pueda tener (si es conejo de campo) y corta en unos ocho (8) trozos. A mí como me lo limpió y peló María Santos, sólo tuve que trocearlo.
  3. Sala los trozos de conejo y le echas un par de vueltas del molinillo de pimientas.
  4. Pela y corta la cebolla en rodajas muy finas.
  5. Pon una sartén o cazuela a fuego medio-alto con un par de cucharadas de aceite de oliva virgen extra, caliéntalo y dora los trozos de conejo durante cuatro (4′) minutos por cada lado o hasta que esté dorado pero no seco por dentro. Retira el conejo de la sartén y resérvalo.
  6. Baja el fuego y añade otra cucharada de aceite de oliva. Dale un golpe a los dientes de ajo y sin pelarlos los echas en la sartén. Dora los ajos durante un minuto e incorpora la cebolla y seis (6) cerezas. Rehoga la cebolla unos veinte (20′) minutos hasta que caramelice, sin que llegue a quemarse. Si ves que se tuesta demasiado añade una cucharada de agua.
  7. Una vez la cebolla está muy tierna y dorada agrega el vino dulce, sube el fuego y deja reducir un par (2′) de minutos. A continuación incorpora la mitad del caldo de pollo.
  8. Tritura la salsa en el vaso de la batidora (retira la piel del ajo si no quieres encontrarte trocitos desagradables) y de nuevo la echas en la sartén junto con el conejo, la ramita de canela y el resto del caldo. Cuece a fuego lento unos diez (10′) o quince (15′) minutos, dependerá de la dureza de la carne. Prueba de sal y corrige si fuese necesario.
  9. Pasado ese tiempo añade las cerezas restantes y termina de cocer unos cinco (5′) minutos.

Sirve inmediatamente bien calentito junto con unas patatas fritas o un arroz cocido.

Curiosidades de la receta de conejo con picotas del Jerte

Tuve la suerte de que me regalaran este conejo pero siempre puedes hacerlo con cualquier conejo que vendan en el supermercado ya que los hay a muy buen precio. Si compras en el mercado un conejo que proviene de la caza y no de granja, para comprobar que es un conejo joven observarás que la carne es rosada y las patas son flexibles de esta forma te asegurarás de que la pieza es fresca y está en buenas condiciones.

El vino que he utilizado en la receta es un vino Moscatel de Chiclana, amparado por la denominación de origen “Vinos de Chiclana” pero puedes utilizar cualquier otro vino dulce como un moscatel de Chipiona dentro de la denominación de origen Jerez-Xerez-Sherry, un Málaga dulce y hasta un oporto le vendría bien.

Si no te gustan las cerezas, no las encuentras o no están en temporada siempre puedes usar unas uvas, ciruelas o manzana también quedará un guiso estupendo.

El caldo de pollo lo puedes hacer con anterioridad o utilizar un buen caldo de calidad como son los Caldos Aneto  que son 100% naturales además de no contener gluten.

Esta receta es 100% sin gluten y por lo tanto apta para Celíacos, de todos modos nunca está de más el comprobar los envases de los productos que utilices y cerciorarte que están libres de gluten, aunque la mayoría de las marcas como Aneto ya se van preocupando de informarnos.

¡Espero que os guste amig@s!

Ralu

PD: Todo el contenido y fotografías están bajo una licencia.

Bombas de patata rellena de carne

Print Friendly, PDF & Email

Bombas de patata rellena de carne. Hacía mucho tiempo que quería publicar esta receta pero es de esas que se te atascan y te da pereza hacerlas aún sabiendo lo que gustan. Bueno, aquí pongo solución a mi pereza, no hago mas esperar y publico por fin esta receta de bomba de papa rellena que tanto gusta comer en compañía para un tapeo con amigos.

La receta es de un amigo de la familia, Fernando, este hombre tenía un bar en Cádiz, concretamente al lado de la plaza de las Flores, en pleno centro, donde las bombas de patata era una de sus tapas estrella. Un día, hace mucho tiempo se ofreció a enseñarnos su receta y se vino a casa donde nos divertimos haciéndola todos juntos así que tomé buena nota de como se hacían con sus truquitos y consejos.

Hace poco fuimos a tapear a un restaurante que siempre nos gustó mucho, y aunque es argentino, lleva tantos años en Cádiz que ya es tradicional y se le puede considerar gaditano, el “Mesón de las Américas“. Allí ponen entre otras ricas cosas, una bombitas de papa rellenas con una salsa argentina que “quita tó las penas” y comiéndolas me acordé de la receta de nuestro amigo Fernando, ni corto ni perezoso me puse manos a ello y aquí os dejo la receta.

¡Ponte el delantal!

Ingredientes para la receta de patatas rellenas de carne

  • 250 gr. de carne de cerdo
  • 250 gr. de carne de ternera
  • 80 gr. de jamón serrano
  • Una (1) cebolla
  • Un (1) pimiento verde
  • Dos (2) dientes de ajo pequeños
  • Una rama de perejil
  • 100 gr. de mantequilla
  • Media (1/2) cucharada pequeña de pimienta negra
  • Media (1/2) cucharada pequeña de nuez moscada
  • Una (1) guindilla (o una punta de cayena molida)
  • Dos (2) kg de patatas
  • Dos (2) huevos
  • 125 ml. de leche
  • Pan rallado
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Elaboración de la receta de bomba de patata rellena de carne

  1. Pica la carne de cerdo, la de ternera y el jamón junto con la cebolla, el pimiento y el perejil. Puedes pedir a tu carnicero que te lo pique todo junto.
  2. Pon una sartén a fuego medio con la mantequilla y un par de cucharadas de aceite de oliva. Sofríe la carne picada con la pimienta negra, la nuez moscada, la cayena (no se la eches si no te gusta el picante) y media cucharada pequeña de sal.
  3. Cuando la carne esté bien sofrita pero no demasiado para que no quede seca, resérvala en un colador para que suelte toda la mantequilla en la que la hemos frito. Guarda también esta mantequilla pues la utilizaremos más adelante.
  4. En una olla amplia pon a calentar agua y cuece las patatas (yo las cuezo enteras y peladas). Cuando estén tiernas escúrrelas y las echas en un bol.
  5. Tritura las patatas con un tenedor o similar, añade un huevo y la mantequilla que tienes reservada de haber sofrito la carne. Mezcla muy bien hasta que obtengas un puré fino. Has de ser rápido para que no se enfríe la patata.
  6. Prepara un bol en el que batirás un huevo con la leche (125 ml)  y otro con pan rallado.
  7. Toma con una cuchara porciones de patata y haz una bola con ella del tamaño de una pelota de ping pong aproximadamente, hazle un agujero con el dedo pulgar e introduce carne picada, cierra el orificio y dale forma a la bomba. Todo esto has de hacerlo con la patata bien caliente pues corres el riesgo de que no pegue y se desmorone. Ten cuidado de no quemarte.
  8. Para empanar las bombas pásalas por el huevo batido con la leche y después por el pan rallado con cuidado que no pierdan la forma.
  9. Fríe las bombas en aceite de oliva bien caliente hasta que estén doradas. Al tener ya cocinado el interior de la bomba sólo tendrás que freírla para que se dore por fuera, no te llevará mucho tiempo así que vigila que no se te queme.
¡No te olvides de preparar una buenas salsas para mojar*!

Curiosidades de la receta de bomba de patata rellena de carne

Si tienes Thermomix o una buena trituradora puedes triturar la carne con el jamón y la verdura en casa de lo contrario te aconsejo que te lo triture el carnicero pues te quedará más homogéneo.

Es muy importante manipular la patata cuando aún esté caliente pero con cuidado de no quemarte, si esperas a que esta se enfríe la bola de patata se deshará y no podrás darle forma.

Las bombas o bolas de patata no deben ser muy grandes, el tamaño perfecto sería el de una pelota de golf mas o menos, con una fina capa de patata pero para esto hace falta algo de pericia por lo tanto debes ir probando hasta que te salga con el tamaño deseado y no te “engollipes” al comerla.

Es aconsejable hacer las bombas y meterlas ene el frigorífico un rato para que se enfríen y compacten, así al freírlas no se abrirán.

Si haces mucha cantidad puedes congelar parte de las bombas y las tendrás preparadas siempre que te apetezcan con solo sacarlas unos minutos antes pues no hace falta que las descongeles, tendrás que tener la precaución de que el aceite no esté excesivamente caliente para que se hagan por dentro sin que se quemen por fuera.

*Para acompañar las bombas suelo hacer una salsa ali-oli, una salsa de tomate picante y una ensalada de col, lombarda y zanahoria. Para hacer la salsa ali-oli rápida o mahonesa de ajo sólo tienes que pinchar sobre el nombre y para la salsa de tomate suelo hacer una salsa de tomate frito con cebolla, pimiento rojo, pimentón picante y cayena molida. Una solución rápida es calentar una lata de tomate frito casero de calidad, echarle las especias y mover con cuidado hasta que estas se integren bien, sírvela caliente junto con la salsa alioli.

¡Espero que os guste amig@s!

Ralu

PD: Todo el contenido y fotografías están bajo una licencia.

Pinchitos Morunos. Especias para pinchitos.

Print Friendly, PDF & Email

Pinchitos Morunos. Especias para pinchitos. Con el verano comienza la temporada de barbacoas y… ¿En qué barbacoa no hay unos buenos pinchos morunos? Hay infinidad de formas de hacerlos, cada uno tiene su receta pero esta es la Autentica receta de pinchitos morunos o eso fue lo que quise entender cuando me la enseñaron, bueno supongo que cada uno tendrá su auténtica receta, pero esta os aseguro que es muy buena pues lo realmente auténtico es hacerlo uno mismo y no comprarlos ya aliñados.

Los pinchos morunos son pequeños trozos de carne adobada, ensartada en varillas de metal o madera y cocinados a la brasa, como su nombre indica, son una especialidad marroquí y por ello suelen ser de cordero pero los hemos adaptado a nuestra cultura y lo normal es encontrarlos de pollo, cerdo y hasta de  ternera.

“El secreto de esta receta está en el adobo”. En la antigüedad, para conservar las carnes y curarlas se hacía un adobo con especias y así no se estropeaban, de esta forma se cree que fue el inicio de esta tradicional receta tan extendida hoy en día. Este adobo es una mezcla de especias llamada Fulful-bhar, algo parecido al típico Ras-el hanout que se utiliza para los Tajine o al conocido Curry Indio. Como ya he dicho en cada casa se elabora con una mezcla de especias o fulful-bhar diferente, la clave está en la buena armonía de estas como me comentó Juan Ramón del blog “De la vista al paladar“, que fué quien me enseño esta receta en un curso del cual ya he hablado alguna vez.

Cada vez que hago esta receta los olores me transportan a un mágico viaje que hice por Marruecos. Un viaje que se convirtió en toda una aventura al no llevar nada previsto ni reservado, pero que la experiencia que viví, como nos acogieron los amigos que allí conocimos, la forma diferente de viajar y de conocer cosas jamás se me olvidará.

¡Ponte el delantal!

Ingredientes para la receta de Pinchitos Morunos

  • Un (1) kg. de carne de cerdo*
  • Una (1) cebolla
  • Un (1) manojo de perejil fresco
  • 50 ml. de aceite de oliva virgen extra Gil-Luna

    * Necesitaras pinchos, brochetas o broquetas para insertar la carne.

Especias para pinchitos (Fulful bhar)

  • 50 gr. de sal
  • 15 gr. de ajo en polvo
  • 12 gr. de cúrcuma
  • 10 gr. de orégano seco
  • 5 gr. de alcaravea
  • 5 gr. de semillas de cilantro
  • 5 gr. de comino
  • 5 gr. de pimienta negra
  • 4 clavos de olor
  • 3 guindillas o cayena
  • 2 gr. de anís

Elaboración de la receta de Pinchos Morunos

  1. Lo primero que harás será la mezcla de especias, para ello vierte todos los ingredientes en la Thermomix o la batidora y pulveriza hasta convertir en polvo. También puedes hacerlo en un mortero y será más auténtico si cabe. Reserva.
  2.  En un bol echa los 50 gr. de aceite de oliva, 15 gr. de la mezcla de especias y el manojo de perejil picado, mézclalo todo muy bien.
  3. Corta la carne a trozos de unos dos (2) cm de lado o pidele a tu carnicero que te la corte.
  4. Pela y corta la cebolla en trozos grandes, añádesela a la carne junto con el adobo que has preparado y mezcla muy bien para que se integren los ingredientes, si quieres puedes utilizar un guante de plástico para no ensuciarte demasiado las manos pues las especias pueden teñir un poco.
  5. Deja la carne bien tapada con papel film transparente y reservada en el frigorífico al menos una noche para que coja el sabor del adobo.
  6. Pincha la carne en las baquetas intercalando algunos trozos de cebolla.
  7. Enciende la barbacoa, la plancha o sartén a fuego fuerte y cocina los pinchitos hasta que estén bien hechos por dentro y dorados, unos 2 ó 3 minutos por cada lado, en total entre 8 y 12 minutos.
  8. Sírvelos inmediatamente en una fuente pero ten la precaución de no comerlos directamente de la brocheta porque podrías quemarte los labios.

Curiosidades de la receta de pinchitos morunos

*La carne que se utiliza normalmente en los pinchitos morunos es de cordero por razones obvias, pero en casa la que suelo utilizar es la de cerdo o pollo  pues el cordero no suele gustar a todo el mundo. En concreto la pieza que utilizo es aguja de cerdo que resulta muy jugosa. Hay quien utiliza paleta o pata y hasta lomo pero me parecen carnes mas magras y por tanto mas secas para la barbacoa, eso sí, tienen menos grasas y son ideales para la plancha y dietas bajas en grasas. Si utilizas carne de cordero te recomendaría la pierna de cordero que tiene un sabor intenso y es fácil de cortar o la espalda que al tener mas grasa es mas jugosa.

Esta receta es ideal para la barbacoa pero si no tienes o no puedes usarla siempre puedes utilizar una plancha o una sartén. A veces yo no pincho la carne y la salteo en la sartén, también está muy buena pero como una buena barbacoa que deja ese sabor a carbón y humo nada de nada.

Las especias es mejor utilizarlas en grano y molerlas en el momento de utilizarlas pues así desprenden más frescura y aroma. Si la tienes en polvo no pasa nada. Yo suelo moler la cantidad que te pongo que es mas de lo que vas a utilizar por lo tanto guárdala en un botecito y la tendrás lista para otras elaboraciones como un tajine, pollo asado, cuscus, falafel, arroz o cualquier receta que se te ocurra.

La clave de esta receta son las especias como ya he comentado pero si eres perezos@ o no tienes tiempo de hacerla, puedes comprar la mezcla ya hecha. Hay una mezcla muy buena de la marca Ruca que reproduce prácticamente igual a la mezcla que pongo, la puedes encontrar en “Hipercor” entre otros sitios.

La cantidad especias que debes de utilizar en la receta es de 15gr. por cada kilogramo de carne.

Un truco para que los pinchitos o brochetas no se quemen si son de madera, es meterlos en agua previamente así absorberán el agua y se mantendrán húmedos durante la cocción. Si las brochetas son planas la carne no girará al darle la vuelta y podrás voltearla con más facilidad, sino, tienes la opción de insertar un par de pinchitos para facilitarte la tarea.

Con la cebolla que me sobra suelo saltearla en una sartén y servirla como acompañamiento junto con arroz basmati o patatas fritas.

Con esta receta participo en el concurso “La vuelta al mundo” del blog de Nieves “Igloo Cooking”.

Esta receta es 100% sin gluten y por lo tanto apta para Celíacos, de todos modos nunca está de más el comprobar los envases de los productos y cerciorarse que están libres de gluten, aunque la mayoría de las marcas ya se van preocupando de informarnos.

¡Espero que os guste amig@s!

Ralu

Nota: El autor no tiene ninguna relación comercial o de otra índole con “Ruca”  y/o “Hipercor“ estos enlaces son puramente informativos.

PD: Todo el contenido y fotografías están bajo una licencia.