Carrillada al Oporto

Print Friendly, PDF & Email

Carrillada al  Oporto. La carrillada es una carne muy agradecida si se hace bien,  tierna y gelatinosa en casa nos encanta y la hago de varias formas. En otra ocasión os he enseñado como hago la carrillada ibérica en salsa de vino tinto, hoy voy a cambiar de vino, utilizaré un Oporto y así internacionalizar un poco  mas esta carne jugosa, aunque es una receta típica extreñeña, que por cercanía con el país vecino suelen utilizan el buen vino de Oporto y de alguna forma lo han dado un poco más a conocer por los guisos.

La idea de preparar la carrillada de esta forma viene de  haber escuchado mucho lo bien que salían los guisos con el vino de oporto y casualmente lo encontré hace poco en un supermercado, por supuesto se vino conmigo. Buceando entre mis libros y por la web encontré una rica receta de Alfonso del Blog “Recetas de Rechupete“, estupendo bloguero con magníficas recetas tanto de su tierra, Galicia, como otras de diverso índole y que siempre salen bien. Esta es una versión de su receta Carrilladas ibéricas al Oporto con miel y os puedo asegurar que sale estupenda, mis cuñados que fueron los que se la comieron pueden dar fe de ello que no dejaron ni la salsa…

¡Ponte el delantal!

 Ingredientes para la receta de carrillada al oporto

  • Un (1) Kg de carrillada de cerdo
  • Una (1) cebolla grande
  • Un (1) pimiento
  • Dos (2) zanahorias
  • Una (1) manzana dulce (golden, reineta)
  • Seis u ocho (6-8) patatas pequeñas de guarnición.
  • Un (1) diente de ajo
  • Dos (2) ramitas de tomillo fresco
  • Dos (2) cucharadas de miel (yo utilizé luna de miel de romero)
  • 250 ml. de vino oporto dulce
  • 250 ml. de caldo de carne
  • Una (1) cucharada de concentrado de carne Bovril
  • Una (1) hoja de laurel
  • Harina de trigo
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Pimienta negra
  • Sal

Elaboración de la receta de carrillada al oporto

  1. Limpia muy bien los trozos de carrillada de nervios y grasas.
  2. Maja en un mortero el diente de ajo pelado, unos granos de pimienta, algo de sal, las dos cucharadas de miel, el tomillo y un par de cucharadas de agua.
  3. Mezcla este majado con las piezas de carrillada para  adobarlas y resérvalas al menos una hora en el frigorífico.
  4. Trocea la cebolla y el pimiento muy pequeñito (brunoise) y la zanahoria en daditos un poco mas grandes. Reserva.
  5. Reboza las carrilleras en harina, sólo superficialmente. Puedes ayudarte de una bolsa como te comenté en la anterior receta de carrillada al vino tinto, así no mancharás mas que lo justo.
  6. Pon una olla o cazuela a fuego medio-alto con el fondo cubierto de aceite de oliva. Una vez esté caliente dora las carrilladas por tandas, y resérvalas. Cuanto mas doradas esté la carne, más oscura te saldrá la salsa, y el sabor será mas intenso al reducirla.
  7. En la misma olla donde has dorado la carne añade un poco mas de aceite de oliva y sofríe la verdura a fuego medio-bajo hasta que esté bien tierna, unos quince (15′) minutos.
  8. Pasado este tiempo añade la carne que tienes reservada, si ha soltado jugos, añádelos también junto con el vino de Oporto y la hoja de laurel, deja reducir a la mitad removiendo de vez en cuando para que no se pegue.
  9. Lava muy bien las patatas, pélalas y las torneas un poco para que sean todas mas o menos uniformes.
  10. Pela la manzana y trocéala en cubitos de mas o menos un centímetro.
  11. Cuando el vino haya reducido a la mitad incorpora el caldo de carne y una cucharada de concentrado de carne Bovril. En este momento puedes cerrar la olla exprés unos veinte (25′) minutos o dejar la cazuela semi tapada una hora y media (1’5h) aproximadamente hasta que la carne esté bien tierna.
  12. Si usas olla exprés una vez abras la olla incorpora las patatas y la manzana, sólo tendrás que esperar a que estén tiernas. Si optas por dejar hacer a fuego lento cuando queden unos veinte minutos para terminar la cocción incorpora las patatas y la manzana.

¡Sirve bien caliente acompañado de un buen pan para hacer barquitos y aprovecha la ocasión para abrir un buen Reserva!

Curiosidades de la receta de carrillera al Oporto

La carrillada si es ibérica mejor que mejor, asegúrate que es bien fresca, gelatinosa y de buena calidad.

La manzana debe de ser dulce, del tipo reineta o golden no uses una manzana verde que le de un sabor ácido al guiso o harinosa que se pueda desboronar.

Hay muchos tipos de vino de Oporto yo usé un vino dulce, pero si no lo encuentras o prefieres usar otro te recomiendo un Moscatel que tenga cuerpo o un Pedro Ximénez (PX) también te saldrá un guiso estupendo.

A veces a los guisos de sabores concentrados como este les pongo un poco de concentrado de carne Bovril que intensifica los sabores y le da muy buena terminación a la salsa. Prescinde de él si quieres o si no tienes.

El caldo de carne es mejor tenerlo echo casero sino es así siempre puedes ponerle una pastilla de caldo de carne, un poco mas de Bovril con el agua o un buen caldo de de calidad como los de Aneto, que en alguna ocasión ya he comentado.

Si no tienes tomillo fresco añade un par de cucharadas pequeñas de tomillo seco.

El guiso está mejor de un día para otro de modo que sino tienes prisa déjalo reposar y date el festín al día siguiente, ya no tendrás que hacer de comer y podrás dedicarle mas tiempo a los tuyos.

Si te sobra carrillada o tienes una comida especial con la familia, amigos o en alguna fiesta como la Navidad puedes sorprenderlos presentando la carne en forma de Saquitos de Carrillada (pincha sobre el nombre para ver la receta).

¡Espero que os guste amig@s!

Ralu

PD: Todo el contenido y fotografías están bajo una licencia.

22 pensamientos en “Carrillada al Oporto

  1. ¡Ha quedado con una pinta estupenda! Nunca las había comido, hasta hace un par de años que el señor Tartufo las cocinó para mi y desde entonces quedé prendada. Que maravilla de carne y poco aprecio se la ha tenido hasta hace nada. Ahora por fin está en el lugar que le corresponde lo que me hace sospechar que en breve su precio va a subir como la espuma. Me ha encantado! Besitos!

    • @Sra. Tartufo, cierto es que no se le ha dado el valor pero ya está mas que reconocida por suerte, no lo digas muy fuerte que todavía la podemos comprar jeje. Gracias por tus palabras. Bezitos.

  2. Magnífica receta. El otro día vi en makro carrilladas, aunque eran de ternera, estuve a punto de comprarlas. En ese momento no se me ocurrió cómo hacerlas… supuse en salsa tienen que estar buenísimas. Pues bien, ya las puedo comprar, aunque sean de ternera, creo que con tu receta estarán de diez.
    Un saludo

    • @Juan Carlos, con la ternera también tiene que estar de lujo, eso sí los tiempos de cocción puede que se alarguen. Gracias por tu comentario. Un saludo.

  3. Ummmm Ummmm, no se me ocurren más palabras, jejeje. Pero que pintaza tiene esto, madre mía, con un cachito de pan dejaba el plato más que limpio.

    Besotes!!!

  4. Qué buenas Ralu!! Te han quedado fantásticas. Yo también las preparo a menudo, las de cerdo con Oporto, como tú, que le dan un punto dulce super-rico; y las de ternera con vino tinto, pochándose hasta 3 horas para que cojan ese punto blando que tanto me gusta en la carrillera….
    Bikos!!

    • @Marta, yo siempre las preparaba con tinto pero al encontrar el Oporto probé y me encantó, tiene otro punto diferente pero delicioso. El tiempo no importa cuando sabemos el resultado verdad? Gracias por pasarte. Bezitos.

  5. Me encanta esta carne y como la has preparado, toda una delicia. Feliz fin de semana, Clara.

    • @Clara, esta carne es de las que, o te gustan mucho o no puedes con ella, me alegro que seas del exquisito grupo que la disfruta ;o) Feliz Semana. Bezitos.

Los comentarios están cerrados.