Albóndigas con Melocoton

Print Friendly, PDF & Email

Albóndigas con Melocotones. La mezcla de la fruta en los guisos es una cosa que siempre me ha atraído, ya sea fruta fresca o deshidratada, le da un frescor y aroma increíble, realza los sabores y los conjuga en perfección.

Ahora que hemos entrado en temporada de melocotones y por qué esperar al postre para comerlos si los puedes ir comiendo junto con el primer plato, en este caso unas albóndigas con melocoton.

Ya os había enseñado otras recetas de albóndigas como las albóndigas en salsa al estilo de mi madre o las albóndigas de choco que se hacen aquí en Cádiz, en esta ocasión son albóndigas de carne no de pescado pero con un sabor muy especial ¿Te atreves a probarlo? Pues…

¡Ponte el delantal!

Ingredientes para la receta de Albóndigas con Melocoton

Para las Albóndigas

  • 200 gr. de carne de ternera picada
  • Un (1) diente de ajo
  • Un ramillete de perejil fresco
  • Una (1) rebanada de pan blanco (que esté duro)
  • Tres (3) cucharadas de leche entera
  • Un (1) huevo
  • Harina de trigo
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Para la salsa

  • Un (1) melocotón
  • Dos (2) cucharadas de Piñones
  • Dos (2) cucharadas de azúcar
  • 20 gr. de mantequilla sin sal
  • Dos (2) cucharadas de vinagre de Jerez
  • 200 ml. de caldo de pollo
  • Una (1) cucharada de concentrado de carne Bovril
  • Una (1) ramita de canela
  • Un poco de perejil fresco picado

Elaboración de la receta de Albóndigas con Melocotones

  1. Lo primero que harás será poner en el fondo de un bol o ensaladera la rebanada de pan y añádele las tres (3) cucharadas de leche, déjalo unos minutos para que la absorba y se ablande el pan.
  2. Prepara la carne para las albóndigas para que tome el aliño, para ello tritura o pica el diente de ajo muy pequeñito y haz lo mismo con el perejil.
  3. En el mismo bol del pan incorpora la carne picada, el ajo, el perejil, el huevo y un poco de sal. Mezcla enérgicamente hasta obtener una masa homogénea, es decir, que estén todos los ingredientes bien repartidos.
  4. Para darle forma a las albóndigas pon un plato con harina y ve tomando pequeñas porciones de carne con una cuchara, con las manos ligeramente humedecidas les das forma redonda y las pasas por harina sin que tomen demasiada, resérvalas en otro plato limpio.
  5. Fríe con aceite de oliva virgen extra, en sartén o freidora, hazlo en pequeñas tandas hasta que estén doradas y resérvalas sobre papel absorbente.
  6. Pon una sartén a fuego medio y tuesta los piñones, no más de tres (3′) minutos pues se podrían quemar, los sacas de la sartén y los reservas.
  7. Pela el melocotón, quílate el hueso y córtalo en gajos finos como si se tratase de una naranja, deberían salir unos doce (12) gajos aproximadamente.
  8. En la misma sartén de los piñones también fuego medio, echa las dos cucharadas de azúcar y dóralo durante un par de minutos (2′), añade la mantequilla y cuando se funda incorpora los gajos de melocotón y dóralos unos minutos, los sacas de la sartén y los reservas.
  9. Seguidamente añade las dos cucharadas de vinagre de Jerez y una vez que reduzca a la mitad incorpora el caldo de pollo, la cucharada de concentrado Bovril, los piñones tostados y la ramita de canela.
  10. Cuando la salsa comience a espesar echa las albóndigas a la sartén y cuece durante unos cinco (5′) minutos a fuego muy bajo, removiendo de vez en cuando para que las albóndigas se impregnen con la salsa.
  11. Incorpora el melocotón para que se atempere y añade perejil picado justo antes de servir.

Puede que te haga falta pan para mojar 😛

Curiosidades de la receta de albóndiga con melocoton

Si andas mal de tiempo puedes comprarlas hechas en tu carnicería habitual. Yo, en ocasiones las hago con las albóndigas de mi Carnicero Paco Melero, que ya lo conocéis. Me aconsejó que las probase y que, al ser de ternera que no las cocinase demasiado pues se podrían quedar secas.

Si no te gusta la ternera o no quieres usarla puedes sustituirla por cualquier otra carne como cerdo, pollo o una mezcla de estas. De vez en cuando me gusta ponerle un poco de panceta ibérica, que le aporta jugosidad.

Los melocotones son frutas antioxidantes, facilitan la digestión, contribuyen a eliminar líquidos del organismo entre otras propiedades por ello son estupendos para una alimentación sana y deportiva, podrías sustituir los melocotones por albaricoques, nectarinas o si no están en temporada unos orejones secos (albaricoques deshidratados) o una conserva de melocoton en su jugo de buena calidad.

Los piñones aunque son caros la cantidad es muy pequeña pero si aún así no quieres ponérselos prescinde de ellos o añade otra cosa como uvas pasas, almendras, pistachos u otro fruto seco que te guste.

¡Espero que os guste amig@s!

Ralu

PD: Todo el contenido y fotografías están bajo una licencia.

12 pensamientos en “Albóndigas con Melocoton

  1. Me encanta Ralu, estas recetas con frutas siempre me han gustado, hacen una liga increíble. Suelo usarlas con las carnes y también quedan fantásticas con las ensaladas. Bss!!

  2. Me encana la forma de cocina que tienes, la menera en la que conjugas cada ingrediente y esta entrada me a gustado especialemente
    Un saludo

  3. Realicé esta receta hará unas semanas y aún no tenía melocotones frescos así que utilicé en almíbar…realmente nos encantó a todos.
    Fue toda una sorpresa¡!

    Petó

    • @Susana estoy seguro de lo bien que sale con unos melocotones en conserva, le da una melosidad estupenda. Gracias por comentarlo. Bezitos.

  4. La verdad que nunca me doy animado a meter frutas en guisos, no lo entiendo porque me gusta todo y con esta pintaza creo que es un error de los grandes..como debían de oler esas albódigas!!que delicia..un besiño

    • @Alba, animate a probar introducir frutas en tus elaboraciones seguro que te engancha. Gracias por el comentario. Bezitos.

  5. Me pasa lo que a ti, me encanta el toque de la fruta en platos salados. Me estás haciendo disfrutar con este recorrido por tu cocina. Muchas gracias

Los comentarios están cerrados.